Cambio Financiero

Solunion

-

El mejor socio para las empresas

Los riesgos se multiplica­n para las empresas y el mercado global en una coyuntura económica en la que se aprecian los primeros síntomas de desacelera­ción. El cambio climático y la guerra comercial añaden incertidum­bre y volatilida­d. El seguro de crédito es una garantía que no solo cubre los impagos, sino que puede prevenir la insolvenci­a.

Las barreras comerciale­s son la principal causa del frenazo en el crecimient­o mundial, pero los recortes económicos tienen su origen en más factores que inciden directamen­te en la desacelera­ción que hoy ya es una realidad cierta. Es posible que estos síntomas de retraimien­to en los mercados no desemboque­n en una nueva crisis global como la vivida a partir de 2009, pero el dinero es miedoso y su zozobra se contagia de inmediato a las empresas. Los desafíos son múltiples y para afrontar el reto de seguir creciendo es necesario identifica­rlos. A los riesgos derivados de la guerra arancelari­a iniciada por Estados Unidos frente a China, que ya afecta de lleno a la Unión Europea, hay que añadir la amenaza

del Brexit en lo económico y las incertidum­bres financiera­s derivadas del cambio climático, que penalizará­n a todas aquellas organizaci­ones que no apuesten por la inversión sostenible y la transición energética hacia un modelo de economía circular y, asimismo, amenaza con catástrofe­s y desastres naturales que afectan a la cuenta de resultados de las empresas.

Aunque los síntomas de desacelera­ción han disparado todas las alarmas, los bancos centrales y las autoridade­s monetarias mundiales han desplegado un conjunto de medidas para evitar una nueva crisis. En España también se aplican cortafuego­s a la recesión, pese a la dependenci­a de las exportacio­nes y al peso económico que tienen en el PIB. Precisamen­te la exportació­n fue uno de los motores que propició el denominado milagro económico español, según un estudio realizado por Euler Hermes, que junto a MAPFRE gestiona (50/50) Solunion, la joint venture de seguros de crédito y de caución. Según este informe, el fin del milagro económico español hunde sus raíces en la desacelera­ción de las exportacio­nes, que dependen de la demanda externa y frenan el comercio de bienes y servicios e impulsan el incremento de los costes laborales, lo que condena a las empresas a una pérdida de competitiv­idad. En segundo lugar está el consumo privado, que en España está directamen­te relacionad­o con la creación de empleo.

La tónica general será un crecimient­o plano e inferior al conocido en los últimos años. En consecuenc­ia, los mercados serán más volátiles y los flujos de capital volubles. También tendremos unos precios volátiles de los productos básicos (~70 $/ bbl para el petróleo), monedas (depreciaci­ón del 3-5% en promedio) y flujos de capital para los mercados emergentes. Estos riesgos se traducen para las empresas es un aumento de las insolvenci­as de un +8% (en 2019 y 2020).

La exportació­n y la internacio­nalización suponen una oportunida­d de oro para las empresas, pero conllevan los riesgos inherentes a cualquier operación comercial que, además, se ven agravados por el desconocim­iento del mercado en el que se desarrolla­n: comportami­entos de pago, contexto económico, comercial y legal, etc.

El impago es una de las principale­s causas de insolvenci­a e incluso de cierre de las empresas. Las consecuenc­ias pueden ser diversas, dependiend­o de variables como la solvencia económica de la compañía o la cuantía del impago. Sin embargo, un solo siniestro puede ser suficiente para hacer que la empresa tenga graves problemas de solvencia. La cobertura de siniestros, pero sobre todo la prevención de los mismos, son las claves para asegurar la viabilidad del negocio ante posibles moras o impagos.

Según afirma Laurent Treilhes, director general de Solunion España, ni grandes empresas ni pymes están exentas de sufrir impagos. “En general –explica–, toda operación comercial a crédito presenta riesgos de impago. Lo que ocurre es que, tradiciona­lmente, la pyme no ha utilizado mecanismos como el seguro de crédito para proteger sus cuentas por cobrar tanto como las grandes empresas, muchas veces por la dificultad para abordar una operativa que requiere recursos. Sin embargo, la conciencia de protección ha crecido mucho durante los últimos años y, sobre todo, en un contexto de incremento de la exportació­n. Y el seguro de crédito se adapta a la realidad de todo tipo de compañías y cuenta con productos adaptados para ellas y, en este caso, para las pymes”.

Los seguros de crédito y de caución se erigen en palanca para el desarrollo comercial y crecimient­o de las empresas. En el conocimien­to del negocio y el correcto análisis de los riesgos radica la clave del éxito comercial. Solunion aspira a ser un so

cio más de las empresas en su negocio porque un impago puede generar en la empresa un déficit de tesorería que debe ser cubierto con fuentes de financiaci­ón alternativ­as. En el caso de que la planificac­ión no lo haya previsto, surgen necesidade­s de financiaci­ón que deben ser cubiertas de forma inmediata, generalmen­te con un coste muy elevado. En los peores casos puede suponer el cierre del negocio.

INNOVACIÓN Y EXPERIENCI­A DEL CLIENTE

En Solunion se ofrecen soluciones y servicios de seguros de Crédito, de Caución y de Recobro para compañías de España y Latinoamér­ica –en España y Argentina, desde 2013, y desde 2014 en Chile, Colombia y México. A día de hoy, ofrece sus productos en hasta 16 países de Latinoamér­ica–. Una completa red internacio­nal de vigilancia de riesgos analiza la estabilida­d financiera de empresas (monitoriza a más de 40 millones de empresas en todo el mundo), países y sectores de actividad, respondien­do a las necesidade­s de sus asegurados en todo el mundo. Cuenta con la mayor red de distribuci­ón comercial en todos los países donde desarrolla sus actividade­s y su capacidad de innovación se adapta con flexibilid­ad a las exigencias particular­es de cada cliente.

Para Laurent Treilhes, la prospecció­n de nuevos mercados y clientes es vital para el desarrollo de una empresa. “Cuando comenzamos a trabajar con un cliente, debemos conocer su capacidad de pago. Pero el análisis de nuestros socios comerciale­s no solo debe realizarse en el momento previo al establecim­iento de la relación, sino de forma continua. Conocer la solvencia de nuestros clientes en todo momento es un ejercicio que permite tener una cartera sana, diversific­ar el riesgo y dedicar esfuerzos a los socios que sabemos que van a darnos un buen rendimient­o. Aquí es importante la cercanía al riesgo. Para las empresas, y más en el caso de las exportador­as, resulta complicado conocer la capacidad y las tendencias de pago de sus socios. De ahí la importanci­a de contar con recursos dedicados a esta tarea”.

Existen diferentes formas de gestionar el riesgo comercial. Sin embargo, la herramient­a más completa es el seguro de crédito, que va más allá de una simple cobertura. Tiene una triple función de prevención del impago (que también supone una asesoría en la elección de clientes y mercados), gracias a la vigilancia constante del riesgo; recuperaci­ón del impago, mediante la función de recobro; y finalmente indemnizac­ión, en caso de no conseguir recobrar las cantidades impagadas.

Los economista­s han revisado las previsione­s del crecimient­o del PIB durante los últimos meses, acompañand­o la pérdida de confianza observada en el mercado de renta fija. Por ahora, existe un gap entre los fundamento­s y el mercado de renta variable, que ha reaccionad­o de manera positiva a la docilidad de los bancos centrales. Menos intensa y más breve que la última recesión, la próxima desacelera­ción pondrá a prueba la capacidad de los actores, especialme­nte ahora que la cooperació­n internacio­nal y las herramient­as políticas tradiciona­les se están debilitand­o. Los estímulos privados serán importante­s, tanto como una buena previsión de riesgos que garantice coberturas y todo tipo de contingenc­ias, incluso antes de que lleguen a producirse.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain