Pla­ne­ta Mo­tor.

El re­gre­so del Se­rie 8 de BMW, 70 aniver­sa­rio de Pors­che, el or­gu­llo de Su­zu­ki con su nue­vo Jimny…

Car and Driver (Spain) - - ESTE MES -

La an­te­rior ge­ne­ra­ción del Se­rie 8 se pre­sen­ta­ba en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Frank­furt de 1989. Se tra­ta­ba de un gran tu­ris­mo con un di­se­ño es­pec­ta­cu­lar que hoy si­gue im­pac­tan­do, obra de Klaus Ka­pit­za. En el mis­mo even­to en el que de­bu­tó, se ce­rra­ron na­da más y na­da me­nos que 5.000 pe­di­dos, un ele­va­do por­cen­ta­je de las ven­tas to­ta­les, al­go más de 30.000 en los 10 años en los que se co­mer­cia­li­zó has­ta el ce­se de su pro­duc­ción en 1999. Su di­se­ño y sus pres­ta­cio­nes fue­ron sus prin­ci­pa­les atrac­ti­vos. El fron­tal re­cor­da­ba al mí­ti­co M1, pe­ro los fa­ros re­trác­ti­les rec­tan­gu­la­res fue­ron úni­cos, con unos ‘ri­ño­nes’ es­pe­cial­men­te pe­que­ños, co­mo se es­ti­la­ba por aquel en­ton­ces en los BMW más de­por­ti­vos.

Aho­ra, dos dé­ca­das des­pués, su ‘he­re­de­ro’ si­gue sien­do igual de lla­ma­ti­vo, con un es­ti­lo muy di­fe­ren­te en al­gu­nos as­pec­tos, pe­ro con la mis­ma esen­cia de un gran cu­pé de al­tas pres­ta­cio­nes pa­ra dis­fru­tar con­du­cien­do y man­te­ner un ele­va­do ni­vel de co­mo­di­dad. La nue­va si­lue­ta, crea­da ha­ce unos años ba­jo la di­rec­ción del en­ton­ces je­fe de di­se­ño de BMW Adrian van Hooy­donk, la pu­di­mos ad­mi­rar en el Se­rie 8 Con­cept de ha­ce po­co más de un año. Ese avan­ce ya de­ja­ba cla­ro có­mo iba a ser el mo­de­lo de pro­duc­ción, con el que las di­fe­ren­cias no son no­ta­bles. En el Se­rie 8 ‘de ca­lle’, los ‘ri­ño­nes’ del fron­tal son aho­ra in­fi­ni­ta­men­te más gran­des y los fa­ros es­ca­mo­tea­bles des­apa­re­cie­ron ha­ce ya años por nor­ma­ti­va de se­gu­ri­dad de pro­tec­ción de los pea­to­nes. Los fa­ros del nue­vo Se­rie 8 son igual­men­te van­guar­dis­tas, pe­ro aho­ra ha­cen vi­si­ble su

tec­no­lo­gía lá­ser y su hip­nó­ti­co sis­te­ma de ilu­mi­na­ción. En la par­te tra­se­ra su­ce­de al­go pa­re­ci­do. En 1989, los pi­lo­tos se pro­lon­ga­ban por la ta­pa del ma­le­te­ro; en la ac­tua­li­dad, son más es­ti­li­za­dos y la tec­no­lo­gía oled ha­ce que su fun­cio­na­mien­to sea efi­cien­te, es­pec­ta­cu­lar y has­ta bo­ni­to. Otro de­ta­lle es­pe­cial­men­te im­por­tan­te en un de­por­ti­vo son sus sa­li­das de es­ca­pe. El an­te­rior Se­rie 8 re­cu­rría a cua­tro sa­li­das, agru­pa­das dos a dos mien­tras que, en el nue­vo, son dos enor­mes sa­li­das tra­pe­zoi­da­les las que re­ma­tan la par­te ba­ja del pa­ra­gol­pes. Si en 1989 la mo­to­ri­za­ción más po­ten­te del Se­rie 8 era un po­de­ro­so V12, en tiem­pos del down­si­zing es un V8 bi­tur­bo el en­car­ga­do de ofre­cer la abun­dan­te ca­ba­lle­ría con que se mue­ve es­te pre­cio­so Se­rie 8 del si­glo XXI, a la es­pe­ra de la lle­ga­da de la es­tre­lla de la ga­ma, el M8, un se­cre­to a vo­ces aun­que to­da­vía no es­tá con­fir­ma­do. En su día, el pri­mer 850 no era pre­ci­sa­men­te li­ge­ro; eso no su­ce­de aho­ra a pe­sar de ser más lar­go, más an­cho e igual de al­to que su an­te­ce­sor. El pe­so se man­tie­ne ca­si idén­ti­co, ro­zan­do las dos to­ne­la­das a pe­sar de que tie­ne una ma­yor ri­gi­dez es­truc­tu­ral y el in­nu­me­ra­ble equi­pa­mien­to tec­no­ló­gi­co de con­fort y se­gu­ri­dad que cuen­ta la ver­sión mo­der­na en comparación con su an­te­ce­sor. Se­gu­ra­men­te ha­ce 30 años no ha­brían po­di­do ima­gi­nar que el su­ce­sor del Se­rie 8 ten­dría trac­ción y di­rec­ción en las cua­tro rue­das, un sis­te­ma de amor­ti­gua­do­res de du­re­za re­gu­la­ble o que se­ría ca­paz de man­te­ner­se por sí so­lo en el ca­rril.

Dos dé­ca­das se­pa­ran a es­tas dos ge­ne­ra­cio­nes del pre­cio­so e im­po­nen­te Se­rie 8

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.