Opel In­sig­nia Country Tou­rer. Prue­ba a fon­do.

Ex­ce­len­te para fa­mi­lias aven­tu­re­ras.

Car and Driver (Spain) - - ESTE MES - IVÁN MIN­GO CC

Al Cé­sar lo que es del Cé­sar; a me­dia­dos de los 90 tan­to el Vol­vo V70 XC como el Su­ba­ru Fo­res­ter ini­cia­ban un con­cep­to de au­to­mó­vil que en­ton­ces no pa­re­cía te­ner mu­cho sen­ti­do, al mez­clar lo me­jor de las ca­rro­ce­rías fa­mi­lia­res con las po­si­bi­li­da­des of­froad que apor­ta­ban su ca­rro­ce­ría ele­va­da y su trac­ción in­te­gral. Años des­pués Au­di adap­tó ese con­cep­to a su ber­li­na de re­pre­sen­ta­ción A6, crean­do los All­road, y des­pués Mercedes hi­zo lo pro­pio con la Cla­se E All­te­rrain.

Sin tra­tar­se de un seg­men­to su­per­ven­tas, an­ti­ci­pa­ba li­ge­ra­men­te lo que con pos­te­rio­ri­dad han traí­do los SUV, el éxi­to de las ca­rro­ce­rías con as­pec­to de to­do­te­rreno aun­que sin po­si­bi­li­da­des reales.

En es­te ca­so es Opel el que ha­ce su­yo es­te con­cep­to en el In­sig­nia, so­bre la va­rian­te fa­mi­liar Sports Tou­rer. Con una­lon­gi­tud de 5,0 me­tros, nos en­con­tra­mos an­te un co­che in­men­so, tan­to que re­sul­ta in­có­mo­do usar­lo en ciu­dad, y eso que su di­rec­ción es efi­caz y ofre­ce un diá­me­tro de gi­ro co­rrec­to si te­ne­mos en cuen­ta sus co­tas. Otra co­sa es en ca­rre­te­ra y es­pa­cios am­plios, don­de se desen­vuel­ve con una na­tu­ra­li­dad abru­ma­do­ra y se con­vier­te en un alia­do in­fa­li­ble en los via­jes. La ver­sión ele­gi­da para es­ta prue­ba mar­ca el cé­nit de po­ten­cia y equi­pa­mien­to del mo­de­lo, al in­cor­po­rar el mo­tor ga­so­li­na de 260 ca­ba­llos, trac­ción in­te­gral y ca­si to­do el equi­pa­mien­to dis­po­ni­ble op­cio­nal­men­te, in­clui­dos los asien­tos anató­mi­cos AGR fo­rra­dos en piel que son sen­ci­lla­men­te ma­gis­tra­les. Las co­tas in­ter­nas son muy am­plias tan­to de­lan­te como de­trás, sin

ol­vi­dar­nos de un ma­le­te­ro de 560 li­tros que op­cio­nal­men­te ofre­ce va­rias so­lu­cio­nes y an­cla­jes para la car­ga así como un com­par­ti­men­to in­de­pen­dien­te en la zo­na in­fe­rior. Per­ci­bi­mos que Opel ha he­cho un es­fuer­zo por avan­zar en ma­te­ria de ca­li­dad de aca­ba­dos, con de­ta­lles como la pan­ta­lla cen­tral de gran ta­ma­ño muy bien in­te­gra­da. Op­cio­nal­men­te po­de­mos op­tar por el vo­lan­te OPC, re­co­men­da­ble en nues­tra opi­nión aun­que cues­te 680 eu­ros.

Es­pí­ri­tu SUV

Con una al­tu­ra al sue­lo de 14,7 cen­tí­me­tros y trac­ción in­te­gral in­te­li­gen­te po­de­mos per­mi­tir­nos tran­si­tar por pis­tas con bas­tan­te tran­qui­li­dad, aun­que los in­men­sos neu­má­ti­cos lo ha­cen al­go tor­pe e im­pre­ci­so so­bre fir­mes des­li­zan­tes. Pe­ro es en as­fal­to don­de el Country Tou­rer co­bra ver­da­de­ro sen­ti­do. Se tra­ta de un ru­te­ro ex­ce­len­te, con un mo­tor que es to­do co­ra­zón, in­can­sa­ble en su em­pu­je y con unas ci­fras de con­su­mo den­tro de lo ra­zo­na­ble si te­ne­mos en cuen­ta su pe­so y vo­lu­men. Lo­gi­ca­men­te a con­se­cuen­cia de su al­tu­ra y el ge­ne­ro­so re­co­rri­do de sus­pen­sión de­tec­ta­mos l i ge­ras i ncl i na­cio­nes de l a c a r r oce­rí a aun­que en nin­gún mo­men­to se pro­du­cen re­bo­tes o se des­con­tro­la la po­si­ción del vehícu­lo, ha­cien­do muy có­mo­da la vi­da a bor­do in­clu­so en zo­nas con el fir­me de­te­rio­ra­do o con ba­de­nes.

Es en ca­rre­te­ras se­cun­da­rias y tra­mos mon­ta­ño­sas don­de sa­len a re­lu­cir su ta­ma­ño y un pe­so por en­ci­ma de los 1.700 ki­los. Es cier­to que la com­bi­na­ción en­tre bas­ti­dor y el con­jun­to amor­ti­gua­dor es ex­ce­len­te, sin ol­vi­dar un cam­bio au­to­má­ti­co sua­ve y efi­caz que ofre­ce la op­ción de le­vas en el vo­lan­te, pe­ro es pre­ci­sa­men­te en es­tas cir­cuns­tan­cias don­de de­tec­ta­mos al­gu­na im­pre­ci­sión en la di­rec­ción, de tac­to al­go li­ge­ro, y echa­mos en fal­ta al­go más de em­pu­je en el mo­tor, que se mues­tra muy lleno en­tre las 3.000 y las 6.000 pe­ro de­sa­pa­re­ce fue­ra de ese hor­qui­lla, lo que en oca­sio­nes nos de­ja al­go ven­di­dos pe­se al ci­ta­do buen ha­cer de la ci­ta­da ca­ja de cam­bios de ocho ve­lo­ci­da­des por con­ver­ti­dor de par.

Un re­par­to so­bre­sa­lien­te

Pe­se a ello nos sor­pren­de la ex­cep­cio­nal efi­ca­cia del 4x4 que al tra­di­cio­nal re­par­to de po­ten­cia en­tre ejes su­ma un sis­te­ma adi­cio­nal que dis­tri­bu­ye el par en­tre los neu­má­ti­cos de un mis­mo tren –Twis­ter Sys­tem– para ga­nar ad­he­ren­cia y trac­ción tan­to en fre­na­da como evi­tar sub­vi­ra­jes en ace­le­ra­ción. El buen ha­cer de es­te au­to­ma­tis­mo lla­ma la aten­ción e in­clu­so ha­ce in­ne­ce­sa­ria la in­ter­ven­ción del con­trol de

es­ta­bi­li­dad, que pa­sa des­apa­re­ci­do ca­si por com­ple­to a no ser que la si­tua­ción sea real­men­te ex­tre­ma. Adi­cio­nal­men­te dis­po­ne­mos del tra­di­cio­nal se­lec­tor de mo­dos de con­duc­ción de Opel, que en es­te ca­so nos per­mi­te ele­gir en­tre las po­si­cio­nes Tour, Sport o nor­mal, afec­tan­do tan­to a la di­rec­ción como a mo­tor, cam­bio, con­trol de es­ta­bi­li­dad y sus­pen­sión. Aun­que las di­fe­ren­cias no son ra­di­ca­les sí es cier­to que nos per­mi­te per­ci­bir una al­te­ra­ción en el com­por­ta­mien­to del co­che, es­pe­cial­men­te en la ges­tión del mo­tor y el tac­to de amor­ti­gua­ción, que en nin­gún mo­men­to lle­ga a re­sul­tar in­có­mo­da.

Sin du­da nos en­con­tra­mos an­te el que es para no­so­tros el co­che más equi­li­bra­do de la mar­ca, per­mi­te una uti­li­za­ción fa­mi­liar con to­tal co­mo­di­dad y con una per­so­na­li­dad ru­te­ra des­ta­ca­da, sin ol­vi­dar unas po­si­bi­li­da­des de con­fi­gu­ra­ción tan­to en ma­te­ria me­cá­ni­ca como de equi­pa­mien­to que ro­zan lo pre­mium, eso sí a un pre­cio mu­cho más ra­zo­na­ble que cual­quier otro au­to­mó­vil si­mi­lar a la ven­ta en la ac­tua­li­dad. El In­sig­nia vuel­ve a de­mos­trar porque es una de las po­cas ber­li­nas tra­di­cio­na­les que ha lo­gra­do man­te­ner el ti­po.

El mo­tor ga­so­li­na es bri­llan­te en su zo­na me­dia y siem­pre con unos con­su­mos ra­zo­na­bles

OPEL IN­SIG­NIA COUNTRY TOU­RER 2.0 TUR­BO 4X4 AUT. 45.000 €

Su ta­ma­ño y su pe­so ha­cen que la au­to­pis­ta sea su há­bi­tat na­tu­ral para via­jes de lar­go re­co­rri­do

El cua­dro de re­lo­jes mez­cla in­for­ma­ción analó­gi­ca y di­gi­tal gra­cias a la pan­ta­lla de ocho pul­ga­das. La in­for­ma­ción es com­ple­ta, con da­tos so­bre vol­ta­je, vi­da útil del acei­te, tem­pe­ra­tu­ra del re­fri­ge­ran­te…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.