Crea­do­res de ten­den­cia.

Los di­se­ña­do­res se con­vier­ten en ar­tis­tas de­di­ca­dos al mo­tor.

Car and Driver (Spain) - - ESTE MES -

En las en­cues­tas que rea­li­zan los fa­bri­can­tes en­tre los clien­tes ac­tua­les y los fu­tu­ros so­bre los ar­gu­men­tos de com­pra, siem­pre apa­re­cen en los pri­me­ros pues­tos con­cep­tos co­mo la se­gu­ri­dad, el con­su­mo o la co­nec­ti­vi­dad, mien­tras que el di­se­ño no siem­pre en­ca­be­za esa cla­si­fi­ca­ción. Lo cier­to es que, en el mo­men­to de la com­pra, el di­se­ño es de­ter­mi­nan­te y los com­pra­do­res es­tán dis­pues­tos a sa­cri­fi­car otros ar­gu­men­tos por un co­che que real­men­te les enamo­re por su es­ti­lo, co­mo he­mos com­pro­ba­do en la re­dac­ción de CAR and DRI­VER a lo lar­go de los años y de cien­tos de con­sul­tas re­ci­bi­das.

El pri­mer pa­so al éxi­to

Un mal di­se­ño tam­bién pue­de ser el pri­mer pa­so ha­cia un fra­ca­so es­tre­pi­to­so y afec­tar se­ria­men­te a un fa­bri­can­te, co­mo he­mos vis­to du­ran­te la his­to­ria re­cien­te de al­gu­nas mar­cas. Una idea di­fe­ren­te o arries­ga­da no tie­ne por­qué ser un fias­co co­mo han de­mos­tra­do al­gu­nos mo­de­los.

La ta­rea de un je­fe de di­se­ño es com­pli­ca­da, pues de­be crear una iden­ti­dad de mar­ca glo­bal y un es­ti­lo en sus au­to­mó­vi­les que sea re­co­no­ci­ble, di­fe­ren­te y que gus­te en to­do el mun­do, un tra­ba­jo na­da fá­cil a pe­sar de la glo­ba­li­za­ción, pues los gus­tos y pre­fe­ren­cias de los clien­tes no son los mis­mos en los cin­co con­ti­nen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.