Fiat 500X.

Los cam­bios más im­por­tan­tes es­tán en sus nue­vos mo­to­res ga­so­li­na, pe­ro su es­ti­lo tam­bién cam­bia li­ge­ra­men­te pa­ra man­te­ner su in­con­fun­di­ble atrac­ti­vo gra­cias al ADN del 500

Car and Driver (Spain) - - ESTE MES -

Más efi­cien­te sin per­der na­da de su ca­rac­te­rís­ti­ca per­so­na­li­dad.

Es uno de los SUV com­pac­tos con más en­can­to gra­cias a su lí­nea, que re­cuer­da cla­ra­men­te al pe­que­ño e in­com­bus­ti­ble 500. En Fiat sa­ben apro­ve­char ese ti­rón y los re­to­ques es­té­ti­cos del 500X in­cor­po­ran to­dos los de­ta­lles que ya es­tre­nó el pe­que­ño ur­bano ha­ce tres años, en es­pe­cial, en to­do lo re­fe­ren­te a ilu­mi­na­ción. Por den­tro tam­bién hay mí­ni­mas va­ria­cio­nes, pe­ro no son tan apre­cia­bles a sim­ple vis­ta, co­mo los re­lo­jes, los ma­te­ria­les de tac­to más agra­da­ble o un vo­lan­te iné­di­to, ade­más de una ma­yor ofer­ta de ta­pi­za­dos y co­lo­res que in­cre­men­tan el nú­me­ro de com­bi­na­cio­nes pa­ra per­so­na­li­zar el ha­bi­tácu­lo.

Ga­ma actualizada

Si­guien­do la tra­di­ción de la mar­ca ita­lia­na, Fiat ha da­do nom­bre a sus dos nue­vos mo­to­res ga­so­li­na y los ha de­no­mi­na­do Fi­reFly –lu­ciér­na­ga en in­glés–. Es­tán ba­sa­dos en un blo­que mo­du­lar con tres o cua­tro ci­lin­dros y tur­bo­com­pre­sor. El de ac­ce­so ya ofre­ce un buen ren­di­mien­to y un ni­vel so­no­ro muy re­du­ci­do que ha­ce di­fí­cil apre­ciar que se tra­ta de un tri­ci­lín­dri­co. El de cua­tro re­sul­ta más agra­da­ble en ba­ja gra­cias a su ma­yor par y es más elás­ti­co en to­das las cir­cuns­tan­cias de uso, ade­más de ir aco­pla­do a una ca­ja au­to­má­ti­ca de do­ble em­bra­gue. Los Die­sel son los mis­mos que has­ta aho­ra, pe­ro se han re­vi­sa­do y han me­jo­ra­do su efi­cien­cia pa­ra adap­tar­se a las nue­vas nor­mas de emi­sio­nes –el 1.6 pue­de lle­var en op­ción una ca­ja au­to­má­ti­ca de do­ble em­bra­gue y seis ve­lo­ci­da­des–. El úni­co pro­pul­sor dis­po­ni­ble con trac­ción to­tal es el Die­sel más

po­ten­te que, ade­más, lle­va de se­rie la ca­ja au­to­má­ti­ca de con­ver­ti­dor y nue­ve re­la­cio­nes y es el que ofre­ce la ma­yor al­tu­ra li­bre al sue­lo, 17,4 cen­tí­me­tros fren­te a los 15,7 del res­to de la ga­ma.

El 500X, gra­cias a sus com­pac­tas di­men­sio­nes y su ajus­ta­do bas­ti­dor, re­sul­ta ágil y di­ver­ti­do de con­du­cir, pe­ro la sus­pen­sión es al­go du­ra y 'lee' de­ma­sia­do bien al­gu­nas irre­gu­la­ri­da­des del fir­me, aun­que le da un to­que de­por­ti­vo sin lle­gar a re­sul­tar in­có­mo­da.

Es­tá dis­po­ni­ble con tres es­ti­los ex­te­rio­res: Ur­ban –el de las fo­tos–, Cross City y Cross, és­te úl­ti­mo el de as­pec­to más to­do­te­rreno. El equi­pa­mien­to de se­rie in­clu­ye en to­das las ver­sio­nes el lec­tor de se­ña­les de trá­fi­co con avi­so de ve­lo­ci­dad en ca­so de su­pe­rar la li­mi­ta­ción y la aler­ta por cam­bio de ca­rril. En fun­ción de los aca­ba­dos, las ayu­das a la con­duc­ción se in­cre­men­tan has­ta in­cluir to­do lo que pue­de lle­var cual­quier mo­de­lo ac­tual.

En la par­te tra­se­ra es­tre­na pi­lo­tos con el mis­mo di­se­ño del pe­que­ño 500 y tec­no­lo­gía led pa­ra to­das las fun­cio­nes. La ter­mi­na­ción Ur­ban no tie­ne los pa­ra­gol­pes de es­ti­lo to­do­te­rreno de los Cross.

El ai­re vin­ta­ge del cui­da­do in­te­rior com­bi­na a la per­fec­ción con el re­no­va­do sis­te­ma mul­ti­me­dia Ucon­nect de sie­te pul­ga­das, que in­clu­ye com­pa­ti­bi­li­dad con los sis­te­mas An­droid y Ap­ple. El cua­dro de re­lo­jes y el vo­lan­te son nue­vos, así co­mo al­gu­nos guar­ne­ci­dos, de tac­to más sua­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.