NUE­VA YORK: LA MAN­ZA­NA VER­DE

Car and Driver (Spain) - - USUARIO ECO -

El al­cal­de de la ciu­dad, Bill de Bla­sio, anun­ció a prin­ci­pios de es­te año que los au­to­mó­vi­les no vol­ve­rán a pi­sar el pul­món ver­de de la ciu­dad de los ras­ca­cie­los, es de­cir, Cen­tral Park. Una me­di­da que si bien en la ac­tua­li­dad ya res­trin­gía el ac­ce­so a cir­cu­lar a de­ter­mi­na­das ho­ras, los días en­tre se­ma­na y en al­gu­nos ca­rri­les, se con­vir­tió en per­ma­nen­te a par­tir del mes de ju­nio. En 2015, de Bla­sio ya im­pu­so nue­vos lí­mi­tes a los vehícu­los, im­pi­dién­do­les que cir­cu­la­ran al nor­te de la ca­lle 72, con­ti­nuan­do con la po­lí­ti­ca de res­tric­cio­nes gra­dua­les de sus an­te­ce­so­res, que po­co a po­co re­du­je­ron el lí­mi­te de ve­lo­ci­dad, el ta­ma­ño de los vehícu­los que po­dían ac­ce­der o las ho­ras en las que de­bían cir­cu­lar. Así, se­gún in­for­mó en su mo­men­to el por­tal NYCS­tree­tB­log, se con­si­guió re­du­cir no­ta­ble­men­te el trá­fi­co, pa­san­do de los 2.500 co­ches por ho­ra en 1991 a los 850 ac­tua­les. Al pa­re­cer, es­ta me­di­da lle­va­ba con­ge­la­da más de cin­co lus­tros has­ta que aho­ra, de ma­ne­ra irre­vo­ca­ble, ha aca­ba­do por pro­du­cir­se. Co­mo bien co­men­tó el pro­pio al­cal­de de Nue­va York, “es­te par­que no se di­se­ñó pa­ra que los au­to­mó­vi­les cir­cu­la­ran por él. Se cons­tru­yó por y pa­ra la gen­te, pa­ra que dis­fru­ten de una tar­de de pa­seo, de su bi­ci­cle­ta o de la com­pa­ñía. De eso va a ir es­te par­que a par­tir de aho­ra”. Una me­di­da que se ha uni­do a la to­ma­da tam­bién a prin­ci­pios de año de prohi­bir la cir­cu­la­ción de au­to­mó­vi­les por el Pros­pect Park, el ma­yor par­que de Brooklyn.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.