EL PAI­SA­JIS­MO QUE RO­DEA LA VI­VIEN­DA ES UNA RÉ­PLI­CA DE LA NA­TU­RA­LE­ZA CIR­CUN­DAN­TE

Casa Viva - - En Las Islas -

l nom­bre, “Ho­ri­zon”, se de­ri­va de los dos ele­men­tos bá­si­cos del di­se­ño. La H del nom­bre de es­ta ca­sa pro­vie­ne de la con­fi­gu­ra­ción del edi­fi­cio que se ase­me­ja a la for­ma de la le­tra, don­de los vo­lú­me­nes prin­ci­pa­les se ex­pan­den si­mé­tri­ca­men­te a lo lar­go del eje SO-SE. Ori­zon es la de­no­mi­na­ción que se des­pren­de del ob­je­ti­vo del di­se­ño y la ne­ce­si­dad de que la ca­sa per­ma­nez­ca en co­ne­xión con­ti­nua con el “ho­ri­zon­te” abier­to a su pen­dien­te. A tra­vés del va­cío, crea­do en­tre los dos vo­lú­me­nes prin­ci­pa­les, se rea­li­za un marco que cap­tu­ra la ener­gía per­pe­tua y las imá­ge­nes al­ter­nas del ho­ri­zon­te ma­rino. Es­te ele­men­to per­ma­ne­ce co­mo un pun­to fo­cal de la ca­sa y se con­cen­tra en la ac­ti­vi­dad fa­mi­liar dia­ria y los mo­vi­mien­tos del pai­sa­je na­tu­ral. Al mis­mo tiem­po es el pun­to des­de el cual co­mien­za y se ex­tien­den las vis­tas.

La ca­sa emer­ge del pai­sa­je y el pai­sa­je evo­lu­cio­na li­neal­men­te co­mo una ex­ten­sión de la ca­sa. La en­tra­da a la ca­sa pa­sa por un ca­mino ex­ten­di­do que es­tá ro­dea­do por un plano in­cli­na­do.

La blan­cu­ra del ex­te­rior de la ca­sa co­rres­pon­de al en­ca­la­do tra­di­cio­nal de las is­las me­di­te­rrá­neas. Una so­lu­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca ba­sa­da en la ex­pe­rien­cia y el buen re­sul­ta­do que es­te mé­to­do ofre­ce cuan­do se tra­ta de pre­ser­var el in­te­rior de las al­tas tem­pe­ra­tu­ras.

La dis­po­si­ción en H del in­te­rior se co­rres­pon­de con una ver­sión am­plia­da que ocu­pa la plan­ta cons­trui­da so­bre el te-

FO­TO­GRA­FÍAS: ERIETA ATTALI & ATHINA SOULI. TEX­TOS: ADA MAR­QUÉS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.