A la última en tec­no­lo­gía

La au­to­ma­ti­za­ción, cla­ve de su excelencia Ber­nar­do Ece­na­rro cuen­ta des­de el año 2014 con una de las fá­bri­cas de pin­tu­ras más mo­der­nas y equi­pa­das de to­do el con­ti­nen­te. Ahora, la em­pre­sa nos ha abier­to las puer­tas de su cuar­tel ge­ne­ral para mos­trar­nos lo

Chapa y Pintura - - Fabricación - › Texto Fco. Javier Martínez › Fo­tos BESA

Mu­cho ha cam­bia­do Ber­nar­do Ece­na­rro des­de que su fun­da­dor inau­gu­ra­ra su pri­mer almacén de pintura en El­gói­bar (Gui­púz­coa) en 1963. Aque­lla pe­que­ña com­pa­ñía lo­cal, li­mi­ta­da a la dis­tri­bu­ción de pro­duc­tos en el País Vas­co, es hoy en día una em­pre­sa con pre­sen­cia en más de 50 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes y con una fac­tu­ra­ción que en 2016 su­pe­ró los 43 mi­llo­nes de eu­ros. Le­jos de con­for­mar­se con es­tos nú­me­ros, BESA afron­ta un im­por­tan­te pro­ce­so de ex­pan­sión internacional que le per­mi­ti­rá se­guir cre­cien­do en sus dos prin­ci­pa­les áreas de ne­go­cio: la fa­bri­ca­ción de pro­duc­tos para el sec­tor in­dus­trial y para el re­pin­ta­do del au­to­mó­vil. Para dar res­pues­ta a es­te in­cre­men­to de la pro­duc­ción, la com­pa­ñía ha afron­ta­do en los úl­ti­mos años su pro­yec­to más am­bi­cio­so, la construcción de sus nue­vas ins­ta­la­cio­nes en Az­koi­tia, don­de se le­van­ta una de las fá­bri­cas de pintura más mo­der­nas de nuestro país. Inau­gu­ra­da ofi­cial­men­te en 2014, ha sido ahora cuan­do la fir­ma vas­ca ha abier­to sus puer­tas a la pren­sa para mos­trar pú­bli­ca­men­te la jo­ya de la co­ro­na de su pro­yec­to em­pre­sa­rial, y has­ta allí he­mos via­ja­do para co­no­cer en pri­me­ra per­so­na el complejo in­dus­trial que im­pul­sa­rá el cre­ci­mien­to de la com­pa­ñía en las pró­xi­mas dé­ca­das.

UN PRO­YEC­TO DE FU­TU­RO

La construcción de la nue­va fá­bri­ca es pro­ba­ble­men­te la de­ci­sión más im­por­tan­te que ha to­ma­do Ber­nar­do Ece­na­rro en sus más de 50 años his­to­ria, tan­to por la com­ple­ji­dad que su­po­ne un pro­yec­to de es­ta mag­ni­tud co­mo por la in­ver­sión ne­ce­sa­ria para po­ner­lo en mar­cha. Es por ello que los res­pon­sa­bles de la com­pa­ñía han sen­ta­do las ba­ses en es­te en­cla­ve para ga­ran­ti­zar su fun­cio­na­mien­to a lar­go pla­zo con te­rreno e ins­ta­la­cio­nes su­fi­cien­tes para fu­tu­ras am­plia­cio­nes. El pro­yec­to co­men­zó a fra­guar­se en el año 2009, cuan­do tu­vo lu­gar la com­pra de los te­rre­nos. Las obras co­men­za­ron en 2012 y, en 2014, la em­pre­sa ma­te­ria­li­zó su tras­la­do des­de las an­ti­guas ins­ta­la­cio­nes de El­gói­bar has­ta la ac­tual plan­ta de Az­koi­tia,

don­de se con­cen­tra to­da la fa­bri­ca­ción de pin­tu­ras y otros pro­duc­tos para apli­ca­cio­nes in­dus­tria­les y el re­pin­ta­do del au­to­mó­vil. El nue­vo cuar­tel ge­ne­ral de la com­pa­ñía se le­van­ta so­bre una su­per­fi­cie de 110.000 me­tros cua­dra­dos, de los que 40.000 m2 es­tán cons­trui­dos. Que­da te­rreno más que su­fi­cien­te, por tan­to, para afron­tar fu­tu­ras am­plia­cio­nes con las que dar res­pues­ta al pre­vi­si­ble cre­ci­mien­to de la em­pre­sa du­ran­te las pró­xi­mas dé­ca­das. An­tes de dar es­te pa­so, BESA ya ha pre­vis­to una so­lu­ción mu­cho más efi­cien­te para dar una res­pues­ta a su plan de ex­pan­sión a cor­to y me­dio pla­zo, ya que sus al­ma­ce­nes y su zona de pro­duc­ción han sido di­men­sio­na­dos para afron­tar con ga­ran­tías el ac­tual rit­mo de cre­ci­mien­to sin ne­ce­si­dad de aco­me­ter nue­vas obras. De he­cho, sus 9.400 me­tros cua­dra­dos de almacén (7.200 m2 de pro­duc­to ter­mi­na­do y 2.200 m2 de ma­te­rias pri- mas) ape­nas ope­ran al 50% de su ca­pa­ci­dad, lle­gan­do al 60% du­ran­te los ma­yo­res pi­cos de ac­ti­vi­dad.

PRO­CE­SOS AUTOMATIZADOS

Si al­go lla­ma la aten­ción de es­ta nue­va fá­bri­ca es que to­dos los pro­ce­sos es­tán totalmente automatizados para me­jo­rar la efi­cien­cia, mi­ni­mi­zar los erro­res y, por tan­to, in­cre­men­tar el ni­vel de ser­vi­cio al clien­te. Una bue­na mues­tra de es­ta apues­ta por la tec­no­lo­gía la en­con­tra­mos en su área de pro­duc­ción, de 17.000 me­tros cua­dra­dos, don­de to­do el pro­ce­so de fa­bri­ca­ción es­tá con­tro­la­do y au­to­ma­ti- za­do para ga­ran­ti­zar la má­xi­ma ca­li­dad del pro­duc­to y op­ti­mi­zar re­cur­sos. Se­gún la pro­pia com­pa­ñía, la au­to­ma­ti­za­ción de las lí­neas de pro­duc­ción ha per­mi­ti­do mi­ni­mi­zar los erro­res has­ta el 99,9%, in­cre­men­tar la pro­duc­ción y con­se­guir una ca­li­dad óp­ti­ma de pro­duc­to. Bue­na par­te de la res­pon­sa­bi­li­dad en es­te úl­ti­mo apar­ta­do re­cae en el sis­te­ma tin­to­mé­tri­co uni­ver­sal Ur­ki-Sys­tem, crea­do por la pro­pia com­pa­ñía, que per­mi­te dar una res­pues­ta efi­caz a cual­quier de­man­da del mer­ca­do con una con­sis­ten­cia en el co­lor so­bre­sa­lien­te gra­cias a la do­si­fi­ca­ción au­to­má­ti­ca. En es­ta zona se fa­bri­can, den­tro de la lí­nea de re­pin­ta­do del au­to­mó­vil, tan­to pin­tu­ras co­mo ma­si­llas, apa­re­jos o bar­ni­ces, en­tre otros pro­duc­tos re­la­cio­na­dos con es­te sec­tor. Co­mo da­to, BESA fa­bri­ca en es­tas ins­ta­la­cio­nes un mi­llón de li­tros de bar­niz al año, es de­cir, la can­ti­dad ne­ce­sa­ria para rea­li­zar más de 1,4 mi­llo­nes de re­pa­ra­cio-

EL NUE­VO ALMACÉN AUTOMATIZADO PER­MI­TE REA­LI­ZAR LAS ENTREGAS EN UN PLA­ZO DE 24 HO­RAS

nes, equi­va­len­te a ca­si un ter­cio de to­das las que se lle­van a ca­bo en Es­pa­ña en un año (4,6 mi­llo­nes). En el área de pro­duc­ción tam­bién se ha automatizado el pro­ce­so de en­va­sa­do y pa­le­ti­za­do, así co­mo su transporte has­ta el almacén lo­gís­ti­co, tra­ba­jo que rea­li­za un AGV, es de­cir, un vehícu­lo de guia­do au­to­má­ti­co, en­car­ga­do de op­ti­mi­zar el flu­jo de mer­can­cías en­tre am­bas áreas. La apues­ta de BESA por la au­to­ma­ti­za­ción no se li­mi­ta a la zona de pro­duc­ción, ya que el pro­pio almacén, de 7.200 me­tros cua­dra­dos, ha sido equi­pa­do con la última tec­no­lo­gía para op­ti­mi­zar to­do el pro­ce­so de al­ma­ce­na­mien­to, dis­tri­bu­ción y pre­pa­ra­ción de pe­di­dos. Me­dian­te un soft­wa­re in­for­má­ti­co, el ope­ra­rio úni­ca­men­te tie­ne que se­lec­cio­nar los pro­duc­tos so­li­ci­ta­dos por un clien­te y dar la or­den al sis­te­ma de ro­bots, tran­se­le­va­do­res y ca­rre­ti­llas dis­po­ni­ble en el cen­tro lo­gís­ti­co, que se en­car­ga de re­co­pi­lar los di­fe­ren­tes pro­duc­tos, pa­le­ti­zar­los y pre­pa­rar el pa­que­te para su en­vío. Gra­cias a ello, la com­pa­ñía ha sido ca­paz de re­du­cir de ma­ne­ra drás­ti­ca los tiem­pos de dis­tri­bu­ción y me­jo­rar la ra­pi­dez y la agi­li­dad. Tan­to es así que en 2014 el pla­zo de en­tre­ga era de tres días y en la ac­tua­li­dad es de ape­nas 24 ho­ras. “So­mos co­mo Ama­zon”, bro­mea­ba Ernesto Ece­na­rro, CEO de la com­pa­ñía, du­ran­te la jor­na­da de puer­tas abier­tas con la pren­sa. “Un pe­di­do re­ci­bi­do a las 10 de la mañana se en­vía al mis­mo día y el clien­te lo re­ci­be al día si­guien­te; más rá­pi­do im­po­si­ble”. La au­to­ma­ti­za­ción del cen­tro de al­ma­ce­na­je y dis­tri­bu­ción es una preo­cu­pa­ción de la em­pre­sa gui­puz­coa­na des­de ha­ce dos dé­ca­das. No en vano, Ber­nar­do Ece­na­rro pu­so en mar­cha en 1998 el pri­mer almacén in­te­li­gen­te en una fá­bri­ca de pin­tu­ras en Es­pa­ña, una de­ci­sión que hoy en día ha sido po­ten­cia­da por los ac­tua­les res­pon­sa­bles con un almacén que es to­do un re­fe­ren­te en el sec­tor por su efi­cien­cia, ra­pi­dez y ser­vi­cio. Es­te cen­tro lo­gís­ti­co ga­ran­ti­za el su­mi­nis­tro a to­dos los clien­tes de BESA a ni­vel glo­bal a pe­sar de que ope­ra a po­co más del 50% de su ca­pa­ci­dad, lo que de­mues­tra el po­ten­cial de es­te cen­tro para ab­sor­ber con co­mo­di­dad el cre­ci­mien­to que la com­pa­ñía es­pe­ra para los pró­xi­mos años. Un cre­ci­mien­to que es­ta­rá res­pal­da­do, en au­to­mo­ción, tan­to por la mar­ca BESA co­mo por la nue­va mar­ca pre­mium Sin­nek, pre­sen­ta­da en Mo­tor­tec Au­to­me­cha­ni­ka Ma­drid en mar­zo de es­te mis­mo año.

APUES­TA POR EL I+D+i

Ber­nar­do Ece­na­rro ha sa­bi­do ga­nar­se un pues­to en el mer­ca­do del re­pin­ta­do del au­to­mó­vil gra­cias a la ca­li­dad de sus pro­duc­tos, que pue­den com­pe­tir con ga­ran­tías en un sec­tor do­mi­na­do por cua­tro grandes mul­ti­na­cio­na­les. Bue­na par­te del éxito de la com­pa­ñía re­si­de en su apues­ta por la in­ves­ti­ga­ción, el de­sa­rro­llo y la in­no­va­ción co­mo mo­tor de cre­ci­mien­to, lo que le ha per­mi­ti­do for­mu­lar pro­duc­tos de un al­to ren­di­mien­to a un pre­cio muy com­pe­ti­ti­vo. Se­gún el pro­pio Ernesto Ece­na­rro, BESA ofre­ce a los ta­lle­res pro­duc­tos de una al­ta ca­li­dad a un pre­cio que es­tá en­tre un 30 y un 40% por de­ba­jo de la me­dia. Es­to per­mi­te a los pro­fe­sio­na­les rea­li­zar re­pa­ra­cio­nes muy com­pe­ti­ti­vas y con las má­xi­mas ga­ran­tías de satisfacción. “No­so­tros ven­de­mos pro­duc­to; ellos ven­den mar­ca”, apos­ti­lla. Es­ta bús­que­da de la ca­li­dad ha­ce que el de­par­ta­men­to de I+D+i ten­ga una especial re­le­van­cia den­tro de la com­pa­ñía, y por es­te mo­ti­vo las nue­vas ins­ta­la­cio­nes de Az­koi­tia cuen­tan con un laboratorio de 1.000 me­tros cua­dra­dos con lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía para el de­sa­rro­llo y el control de los pro­duc­tos. Aquí tra­ba­jan 17 téc­ni­cos es­pe­cia­li­za­dos, que se en­car­gan de for­mu­lar nue­vos co­lo­res, me­jo­rar el ren­di­mien­to de las re­fe­ren­cias exis­ten­tes y po­ner a prue­ba su du­ra­bi­li­dad. Es­te equi­po ope­ra con una pre­mi­sa cla­ra: sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des del clien­te, cum­plir la le­gis­la­ción vi­gen­te y an­ti­ci­par­se a los cam­bios que se pro­du­cen en la in­dus­tria quí-

LA FÁ­BRI­CA CUEN­TA CON UN LABORATORIO DE I+D+i CON 1.000 M2 DE SU­PER­FI­CIE Y EM­PLEA A 17 TÉC­NI­COS

mi­ca en los dis­tin­tos cam­pos. En es­tas ins­ta­la­cio­nes en­con­tra­mos tam­bién 500 me­tros cua­dra­dos des­ti­na­dos a la for­ma­ción, don­de se rea­li­zan al­re­de­dor de 40 ac­cio­nes for­ma­ti­vas al año, así co­mo 2.000 me­tros cua­dra­dos de ofi­ci­nas.

40% DE CRE­CI­MIEN­TO DES­DE 2012

Las ci­fras de los úl­ti­mos años po­nen de ma­ni­fies­to que el plan de cre­ci­mien­to pro­yec­ta­do por la di­rec­ti­va avan­za por buen ca­mino a pe­sar de las di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas que ha atra­ve­sa­do la in­dus­tria en ge­ne­ral y el sec­tor de la ca­rro­ce­ría en par­ti­cu­lar. En es­te sen­ti­do, la cri­sis ha ser­vi­do para im­pul­sar las ven­tas de la mar­ca en Es­pa­ña, don­de ha con­se­gui­do se­du­cir a un clien­te mu­cho más preo­cu­pa­do por el pre­cio, aun­que para en­ten­der el enor­me cre­ci­mien­to ex­pe­ri­men­ta­do por la com­pa­ñía en el úl­ti­mo lus­tro te­ne­mos que ha­cer men­ción a la bue­na aco­gi­da de sus pro­duc­tos fue­ra de nues­tras fron­te­ras. En la ac­tua­li­dad, BESA es­tá pre­sen­te, a tra­vés de más de 300 dis­tri­bui­do­res, en 53 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes. Sus prin­ci­pa­les mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les son Fran­cia, Ca­na­dá, Es­ta­dos Uni­dos, Po­lo­nia, Hun­gría, Ale­ma­nia, Di­na­mar­ca, Reino Uni­do, Ir­lan­da, Cos­ta Ri­ca y Ar­ge­lia, paí­ses que ya con­cen­tran el 50% de las ven­tas de la fir­ma (en 2012 los mer­ca­dos ex­tran­je­ros re­pre­sen­ta­ban el 40% de las ven­tas, fren­te al 60% del mer­ca­do es­pa­ñol). Es­ta apues­ta por el mer­ca­do ex­te­rior, ha con­se­gui­do, por tan­to, equi­li­brar la ba­lan­za en ape­nas un lus­tro. En es­te mis­mo pe­rio­do 2012-2016, BESA ha pa­sa­do de fac­tu­rar 31 mi­llo­nes de eu­ros a 43,5 mi­llo­nes, lo que su­po­ne un in­cre­men­to del 40%. En es­tos re­sul­ta­dos ha ju­ga­do un pa­pel muy im­por­tan­te la lí­nea de re­pin­ta­do del au­to­mó­vil, que ha pa­sa­do de re­pre­sen­tar el 36% del ne­go­cio de la em­pre­sa en 2012 al 45% en 2016. Las dos úl­ti­mas pro­pues­tas de Ber­nar­do Ece­na­rro para con­ti­nuar con es­ta lí­nea de cre­ci­mien­to es su nue­va fa­mi­lia Glass & Plas­tic, den­tro de la ga­ma de pin­tu­ras para apli­ca­cio­nes in­dus­tria­les, y la mar­ca Sin­nek, que tra­ta­rá de po­si­cio­nar­se co­mo una lí­nea de ca­li­dad pre­mium para el re­pin­ta­do efi­cien­te del au­to­mó­vil.

El almacén ha sido con­ce­bi­do para ab­sor­ber el cre­ci­mien­to de la em­pre­sa.

La fá­bri­ca dis­po­ne de un área de for­ma­ción de 500 m2, don­de se rea­li­zan al­re­de­dor de 40 cur­sos anua­les.

La fá­bri­ca, de 40.000 m2, se le­van­ta so­bre una par­ce­la de 110.000 m2.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.