Cons­truc­ción de­be ser si­nó­ni­mo de in­no­va­ción

CIC Arquitectura y Construcción - - Contenidos - Mel­chor Iz­quier­do Ma­ti­lla Te­so­re­ro-con­ta­dor del Con­se­jo Ge­ne­ral de la Ar­qui­tec­tu­ra Téc­ni­ca de Es­pa­ña (CGATE) y pre­si­den­te del Co­le­gio de Apa­re­ja­do­res de Sa­la­man­ca

En los pri­me­ros em­ba­tes de la cri­sis de la cons­truc­ción, al­gu­nas vo­ces de­fen­die­ron que iba a ser­vir pa­ra pro­fe­sio­na­li­zar una ac­ti­vi­dad que al ca­lor de la bur­bu­ja ha­bía dis­mi­nui­do sus es­tán­da­res de ca­li­dad. La­men­ta­ble­men­te, los he­chos de­mos­tra­ron que una vez que la cri­sis se ce­ba con un sec­tor no dis­tin­gue bue­nos de ma­los, y mu­chos cons­truc­to­res, pro­mo­to­res y téc­ni­cos muy va­lio­sos se vie­ron arra­sa­dos por unas cir­cuns­tan­cias que se es­ca­pa­ban a su con­trol y po­si­bi­li­da­des. Sin em­bar­go, no es me­nos cier­to que la ac­ti­tud de los su­per­vi­vien­tes sí tie­ne al­go de ese no per­der el pa­so en lo que a ca­li­dad, tec­ni­fi­ca­ción y pro­fe­sio­na­li­za­ción se re­fie­re. En los Co­le­gios de Apa­re­ja­do­res, por ejem­plo, he­mos de­tec­ta­do un sig­ni­fi­ca­ti­vo au­men­to de los asis­ten­tes a cur­sos de for­ma­ción con­ti­nua, al­go que ha si­do po­si­ble tam­bién gra­cias a las nue­vas tec­no­lo­gías.

Mien­tras hay pro­fe­sio­nes que tra­tan de for­mar­se, hay otras en las que sus di­ri­gen­tes pre­ten­den to­mar el ata­jo fá­cil y po­pu­lis­ta, con la ex­cu­sa de una ma­len­ten­di­da li­be­ra­li­za­ción del mer­ca­do, pa­ra op­tar a tra­ba­jos pa­ra los que no cuen­tan con for­ma­ción ade­cua­da ju­gan­do irres­pon­sa­ble­men­te con la se­gu­ri­dad de las per­so­nas. No bas­ta con sa­ber usar un pro­gra­ma de or­de­na­dor, ya sea pa­ra ha­cer la ins­pec­ción téc­ni­ca de un pe­que­ño edi­fi­cio o pa­ra ges­tio­nar in­te­gral­men­te un gran pro­yec­to con la me­to­do­lo­gía BIM. Hay que sa­ber pa­ra qué sir­ve ese pro­gra­ma y qué hay de­trás. BIM es el ejem­plo per­fec­to: es­tá su­po­nien­do una ver­da­de­ra re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca pa­ra la ca­de­na de pro­duc­ción y gestión de la edi­fi­ca­ción y las in­fra­es­truc­tu­ras, pe­ro sin unos pro­fun­dos co­no­ci­mien­tos de lo que es una obra, así co­mo de có­mo sa­car el má­xi­mo par­ti­do a esta tec­no­lo­gía, po­co va­lor y mu­chos que­bra­de­ros de ca­be­za pue­de apor­tar. Ade­más, la tec­ni­fi­ca­ción y pro­fe­sio­na­li­za­ción no se ga­ran­ti­zan con un so­lo cam­bio, sino que re­quie­ren, al igual que la for­ma­ción, de un tra­ba­jo cons­tan­te.

Al pro­fe­sio­nal que tras gra­duar­se en la uni­ver­si­dad no vuel­ve a to­car un li­bro o es­tu­diar una pá­gi­na del BOE o el bo­le­tín de su co­mu­ni­dad au­tó­no­ma, po­co futuro la­bo­ral le au­gu­ro. Con la tec­ni­fi­ca­ción ocu­rre lo mis­mo, y su equi­va­len­te a la for­ma­ción con­ti­nua es la in­no­va­ción

Al pro­fe­sio­nal que tras gra­duar­se en la uni­ver­si­dad no vuel­ve a to­car un li­bro o es­tu­diar una pá­gi­na del BOE o el bo­le­tín de su co­mu­ni­dad au­tó­no­ma, po­co futuro la­bo­ral le au­gu­ro. Con la tec­ni­fi­ca­ción ocu­rre lo mis­mo, y su equi­va­len­te a la for­ma­ción con­ti­nua es la in­no­va­ción. In­no­var no es só­lo apro­ve­char lo que en la dé­ca­da pa­sa­da de­no­mi­ná­ba­mos TIC, es tam­bién in­no­var en pro­ce­sos, ma­te­ria­les, sis­te­mas de gestión, etc. Es in­ves­ti­gar y/o es­tar al día de los fru­tos de las in­ves­ti­ga­cio­nes de otros y pen­sar có­mo apli­car­los en nues­tras pro­pias em­pre­sas o tra­ba­jos. Es con­si­de­rar que la cien­cia tam­bién es co­sa de la cons­truc­ción, y no ha­blo só­lo de in­no­va­cio­nes tec­no­ló­gi­cas de apli­ca­ción cla­ra, sino tam­bién cien­cia bá­si­ca de la que se pue­dan ex­traer aná­li­sis e ideas. Es a ve­ces, in­clu­so, mi­rar al pa­sa­do y re­cu­pe­rar for­mas tra­di­cio­na­les de cons­truc­ción más efi­cien­te.

Re­cien­te­men­te leía un in­tere­san­te es­tu­dio so­bre la pro­duc­ción cien­tí­fi­ca de los ar­qui­tec­tos téc­ni­cos en los úl­ti­mos 35 años. Mi pro­fe­sión es pe­cu­liar en el sec­tor por nues­tra po­li­va­len­cia y el en­fo­que ge­ne­ra­lis­ta de nues­tros es­tu­dios, y por­que só­lo des­de la im­plan­ta­ción del lla­ma­do pro­ce­so de Bo­lo­nia he­mos po­di­do ac­ce­der a los es­tu­dios de doc­to­ra­do sin re­que­rir otros es­tu­dios adi­cio­na­les. Aun así me pa­re­ce in­tere­san­te re­se­ñar al­gu­nos da­tos que qui­zá pue­dan ser ex­tra­po­la­bles a to­do nues­tro sec­tor: en­tre 1997 y 2015, la pro­duc­ción cien­tí­fi­ca (te­sis doc­to­ra­les y ar­tícu­los cien­tí­fi­cos) se ha do­bla­do ca­da quin­que­nio, au­men­tan­do de ma­ne­ra ex­po­nen­cial des­de 2001. En de­fi­ni­ti­va, los pro­fe­sio­na­les de la cons­truc­ción en ejer­ci­cio de­be­mos ser cons­cien­tes de que el mun­do cam­bia ba­jo nues­tros pies, más rá­pi­do a ve­ces de lo que con­se­gui­mos ca­mi­nar. No só­lo te­ne­mos que adap­tar nues­tro rit­mo a esa ve­lo­ci­dad, sino que ade­más de­be­mos mar­car el pa­so, for­mán­do­nos y con­tri­bu­yen­do a la pro­duc­ción de in­ves­ti­ga­cio­nes e in­no­va­cio­nes que sean apli­ca­bles a nues­tro sec­tor, que se­rá así ca­da vez más efi­cien­te, y da­rá me­jor res­pues­ta a los re­tos que la so­cie­dad es­pe­ra de no­so­tros. Só­lo con la bús­que­da de la ex­ce­len­cia sal­va­re­mos al sec­tor de nue­vas cri­sis, y ello só­lo se con­si­gue con es­fuer­zo. No exis­ten los ata­jos fá­ci­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.