Zehn­der / Ca­rrer Nou (Ge­ro­na)

CIC Arquitectura y Construcción - - Contenidos - www.zehn­der.es

El re­to que se plan­teó el equi­po con es­te pro­yec­to, ga­lar­do­na­do con el Gran Pre­mio de Re­no­va­ción Sos­te­ni­ble de los Green So­lu­tions Awards 2018, fue re­du­cir el con­su­mo ener­gé­ti­co de las vi­vien­das, mejorar el con­fort y la ca­li­dad del ai­re in­te­rior has­ta lle­gar a uno de los es­tán­da­res de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca más exi­gen­tes del mun­do -la cer­ti­fi­ca­ción Pas­siv­haus Enerp­hit-, en un en­torno com­ple­jo co­mo un cen­tro his­tó­ri­co, con el pre­ce­den­te del edi­fi­cio exis­ten­te y sin la po­si­bi­li­dad de rea­li­zar mo­di­fi­ca­cio­nes en la fa­cha­da. Las so­lu­cio­nes de Zehn­der con­tri­bu­ye­ron en gran me­di­da a lo­grar con éxi­to los ob­je­ti­vos mar­ca­dos.

Da­ta­do en 1978, de 1.038 m2 cons­trui­dos y si­tua­do en el cen­tro de la ciu­dad, Ca­rrer Nou es el pri­mer edi­fi­cio plu­ri­fa­mi­liar Enerp­hit de Ca­ta­lu­ña. Tie­ne la fa­cha­da ca­ta­lo­ga­da y pro­te­gi­da por el Plan Es­pe­cial de Pro­tec­ción del Pa­tri­mo­nio del Cas­co An­ti­guo de Ge­ro­na. Se com­po­ne de mu­ros de fá­bri­ca de la­dri­llo de car­ga con aca­ba­do ex­te­rior de mor­te­ro y un en­lu­ci­do in­te­rior de ye­so. Los for­ja­dos son uni­di­rec­cio­na­les de vi­gue­ta de hor­mi­gón cu­bier­tos con sue­lo de te­rra­zo.

Pa­ra lle­var a ca­bo su reha­bi­li­ta­ción, se op­tó por la cer­ti­fi­ca­ción Pas­siv­haus Enerp­hit, “por­que ofre­ce una me­to­do­lo­gía bien definida pa­ra aco­me­ter las reha­bi­li­ta­cio­nes, con di­rec­tri­ces cla­ras pa­ra evi­tar pa­to­lo­gías”, se­gún ex­pli­ca Oli­ver Sty­le, con­sul­tor Pas­siv­haus de la em­pre­sa Pro­ge­tic.

En­tre las prin­ci­pa­les ac­cio­nes lle­va­das a ca­bo pa­ra la re­no­va­ción de es­te in­mue­ble ca­be des­ta­car el di­se­ño de una envolvente con­ti­nua por la ca­ra in­te­rior de los ce­rra­mien­tos del edi­fi­cio que, de al­tas pres­ta­cio­nes tér­mi­cas, aís­la del me­dio ex­te­rior, así co­mo una es­tra­te­gia de her­me­ti­ci­dad por ca­da plan­ta, crean­do una lí­nea con­ti­nua en ca­da apar­ta­men­to. “La her­me­ti­ci­dad evi­ta in­fil­tra­cio­nes de ai­re ex­te­rior no acon­di­cio­na­do, frío en in­vierno y cá­li­do en ve­rano, y con una car­ga de hu­me­dad di­fe­ren­te”, ex­pli­ca Sty­le. El as­cen­sor y el hue­co de es­ca­le­ra que­dan fue­ra de la envolvente tér­mi­ca. De igual mo­do se han ins­ta­la­do car­pin­te­rías de ma­de­ra de al­tas pres­ta­cio­nes tér­mi­cas, con una trans­mi­tan­cia tér­mi­ca de 1,06 W/M2K de pro­me­dio; los vi­drios son tri­ples, ba­jo emi­si­vos con gas ar­gón en las cá­ma­ras, con la com­po­si­ción 44*/12ar /4/12ar /44*, con una trans­mi­tan­cia de 0,60 W/M2K y un fac­tor so­lar de 46%. Los es­pa­cia­do­res en­tre vi­drios

son plás­ti­cos, ti­po warm-ed­ge pa­ra re­du­cir el puen­te tér­mi­co.

Re­duc­ción de puen­tes tér­mi­cos

El prin­ci­pal re­to del pro­yec­to, se­gún Oli­ver Sty­le, de Pro­ge­tic, ha si­do re­du­cir el puen­te tér­mi­co y au­men­tar la tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial mí­ni­ma en el de­ta­lle de unión de for­ja­dos con el mu­ro ex­te­rior. “Se ha ais­la­do en el pri­mer me­tro de sue­los y te­chos del for­ja­do 50 mm ex­tra de ais­la­mien­to. El coe­fi­cien­te de puen­te tér­mi­co se ha re­du­ci­do de Ψ = 0,47 W/M·K to Ψ = 0,28 W/M·K, la tem­pe­ra­tu­ra su­per­fi­cial mí­ni­ma se ha man­te­ni­do por en­ci­ma de 16 ºc”, ex­pli­ca.

Los ma­te­ria­les de la ca­pa her­mé­ti­ca son, en sue­los, una mem­bra­na acús­ti­ca que tam­bién es her­mé­ti­ca al ai­re, en­cin­ta­da en­tre sí; en mu­ros, pa­ne­les de PIR ins­ta­la­dos en mu­ros en­cin­ta­dos en­tre sí; y en te­chos, el en­lu­ci­do de ye­so exis­ten­te, re­pa­ra­do. “Los pa­ne­les se han en­cin­ta­do a la mem­bra­na acús­ti­ca y al en­lu­ci­do, de ma­ne­ra que ca­da apar­ta­men­to que­da­ba co­mo una uni­dad es­tan­ca”. Las car­pin­te­rías se han en­cin­ta­do a los pa­ne­les PIR y las ca­jas de per­sia­na se han ais­la­do y se­lla­do. Los pa­sos de ins­ta­la­cio­nes

(ca­blea­do, sa­nea­mien­to, ven­ti­la­ción …) se han se­lla­do a los ma­te­ria­les de la ca­pa es­tan­ca. De es­ta for­ma, los va­lo­res fi­na­les de in­fil­tra­cio­nes N50 que­da­ron en­tre N50 0.78/h to 1.03/h.

Acon­di­cio­na­mien­to e ins­ta­la­cio­nes

Se ha di­se­ña­do una so­lu­ción que ofre­ce ca­le­fac­ción y re­fri­ge­ra­ción con el mis­mo ele­men­to ter­mi­nal, tra­ba­jan­do de ma­ne­ra ca­si si­len­cio­sa y a ba­ja tem­pe­ra­tu­ra, dan­do un al­to con­fort tér­mi­co y un buen ren­di­mien­to tra­ba­jan­do con bom­ba de ca­lor. Da­da la ba­ja de­man­da tér­mi­ca de ca­le­fac­ción, se ha uti­li­za­do el sis­te­ma de ven­ti­la­ción de do­ble flu­jo con re­cu­pe­ra­ción de ca­lor co­mo sis­te­ma ter­mi­nal de ca­le­fac­ción. Pa­ra ello, se ha in­te­gra­do una ba­te­ría de post-tra­ta­mien­to de ai­re en el sis­te­ma, que aca­ba de ca­len­tar el ai­re de im­pul­sión una vez és­te ha rea­li­za­do el in­ter­cam­bio de ca­lor. La ba­te­ría de agua es­tá co­nec­ta­da a una bom­ba de ca­lor ae­ro­tér­mi­ca mo­no­bloc ai­re-agua, que se en­car­ga de la pro­duc­ción. Ca­da apar­ta­men­to tie­ne un sis­te­ma de pro­duc­ción in­di­vi­dual.

Por lo que se re­fie­re a la re­fri­ge­ra­ción, la si­mu­la­ción del edi­fi­cio en el soft­wa­re PHPP mos­tró que la re­fri­ge­ra­ción pa­si­va sin ven­ti­la­ción na­tu­ral noc­tur­na au­men­ta­ba la fre­cuen­cia de so­bre­ca­len­ta­mien­to al 20% de las ho­ras del pe­rio­do de ve­rano. Con un cálcu­lo con­ser­va­dor de 0,6 ren/h de ven­ti­la­ción noc­tur­na, la fre­cuen­cia de so­bre­ca­len­ta­mien­to ba­jó al 7%. Sin em­bar­go, con el po­si­ble pro­ble­ma de rui­do de­bi­do a la pro­xi­mi­dad de bares y res­tau­ran­tes con me­sas al ai­re li­bre, se diseñó un sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción. Se uti­li­zó el mis­mo sis­te­ma que pa­ra ca­le­fac­ción, to­tal­men­te re­ver­si­ble y se aña­dió un sis­te­ma de pa­ne­les ra­dian­tes-re­fres­can­tes Zehn­der NIC en el te­cho, pa­ra do­tar al con­jun­to de más po­ten­cia y cu­brir la car­ga tér­mi­ca má­xi­ma en ve­rano. El sis­te­ma de ven­ti­la­ción, por su par­te, es in­di­vi­dual pa­ra ca­da apar­ta­men­to, de do­ble flu­jo con re­cu­pe­ra­ción de ca­lor y hu­me­dad; es de muy al­ta efi­cien­cia, cer­ti­fi­ca­do por el Ins­ti­tu­to Pas­siv­haus. Cons­ta de una má­qui­na de ven­ti­la­ción Zehn­der Com­foair Q 600 de 600 m3/h de cau­dal má­xi­mo y dos si­len­cia­do­res, uno por ca­da cir­cui­to, im­pul­sión y ex­trac­ción. El sis­te­ma de dis­tri­bu­ción es en estrella, for­ma­do por con­duc­tos de po­li­pro­pi­leno, co­nec­ta­dos a bo­cas de im­pul­sión/ ex­trac­ción ins­ta­la­das en fal­so te­cho. La ilu­mi­na­ción es ti­po LED, de al­ta efi­cien­cia, y en cuan­to a la in­te­gra­ción de los equi­pos y el con­trol del sis­te­ma, se lle­va aca­bo con una cen­tra­li­ta de do­mó­ti­ca, sen­so­res de tem­pe­ra­tu­ra y hu­me­dad por es­tan­cia, y ele­men­tos que ac­túan so­bre la bom­ba de ca­lor, los cir­cui­tos hi­dráu­li­cos y el ven­ti­la­dor, dan­do in­for­ma­ción a dis­tan­cia del com­por­ta­mien­to real del sis­te­ma, y per­mi­tien­do el ajus­te de los pa­rá­me­tros de fun­cio­na­mien­to pa­ra op­ti­mi­zar su ren­di­mien­to. Por úl­ti­mo, el sis­te­ma de pro­duc­ción de

ACS cons­ta de una bom­ba de ca­lor ter­mo­di­ná­mi­ca so­lar y cua­tro tan­ques de al­ma­ce­na­mien­to de 500 l, ubi­ca­dos fue­ra de la envolvente tér­mi­ca. Las tu­be­rías de cir­cu­la­ción de ACS es­tán im­per­mea­bi­li­za­das con 35 mm de ais­la­mien­to y se ex­tien­den com­ple­ta­men­te fue­ra de la en­vol­tu­ra tér­mi­ca. Aun­que aún no se dis­po­nen da­tos con­cre­tos so­bre el aho­rro, tan­to eco­nó­mi­co co­mo ener­gé­ti­co, ob­te­ni­do tras es­ta in­ter­ven­ción, que du­ró un año, se es­ti­man aho­rros del 64%, com­pa­ra­do con el CTE 2016 pa­ra nue­va cons­truc­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.