El com­pa­ñe­ro fiel

Los sue­ños ha­blan por sí so­los. Ha­cen la re­par­ti­ción. Phi­lip­pe Gil­bert evo­ca al Tour de Flan­des mien­tras que la Pa­rís-rou­baix man­tie­ne en ve­la a Thor Hus­hovd. La con­vi­ven­cia es po­si­ble. No se pi­sa­rán, se di­cen, mi­rán­do­se. No hay pro­ble­mas por com­par­tir eq

Ciclismo a Fondo - - BICI SPORT - Tex­to Ai­na­ra Her­nan­do Fotos Tim de Wae­le

Con­se­guir una en­tre­vis­ta con ellos, por se­pa­ra­do, es ca­si obra mi­la­gro­sa. Jun­tos, es ya in­vo­car a lo im­po­si­ble. Phi­lip­pe Gil­bert y Thor Hus­hovd son los hom­bres más so­li­ci­ta­dos en la agen­da de pren­sa del BMC, por en­ci­ma in­clu­so de Ca­del Evans. Todos quie­ren ha­blar con ellos en es­ta épo­ca del año, el pri­mer pun­to ca­lien­te de la tem­po­ra­da pa­ra am­bos. Pri­me­ro ve­ci­nos de la mis­ma ciu­dad, Mó­na­co, lue­go com­pa­ñe­ros de en­tre­na­mien­to. Tres años cul­ti­van­do una amis­tad que aho­ra se agran­da al ves­tir el mis­mo mai­llot. No es de ex­tra­ñar que se ha­yan con­ver­ti­do en in­se­pa­ra­bles en las ho­ras pre­vias y pos­te­rio­res a una ca­rre­ra: de la mis­ma ha­bi­ta­ción sa­len a la par en bus­ca de la ce­na. Se sien­tan con­ti­guos a la me­sa y la aban­do­nan tam­bién jun­tos, en­tre ri­sas. Só­lo a la ho­ra de acu­dir a la en­tre­vis­ta lo ha­cen por se­pa­ra­do. Pri­me­ro lle­ga Phil, pun­tua­li­dad de re­loj. A los tres mi­nu­tos las puer­tas del as­cen­sor se abren y apa­re­ce el gi­gan­te Thor. “Es­ta­ba aca­ban­do con el ma­sa­je, per­dón por el re­tra­so”, se ex­cu­sa.

ME­NU­DA PA­RE­JA

Ciclismo a Fon­do: Pen­sa­ba que ba­ja­ríais a la vez. Co­mo no hay quien os se­pa­re... Thor Hus­hovd: So­mos amigos des­de ha­ce años, ca­si todos los días en­tre­na­mos jun­tos. Aho­ra pa­sa­re­mos aún más tiem­po jun­tos, en el mis­mo equi­po, a ve­ces la mis­ma ha­bi­ta­ción... es bo­ni­to. Ten­go ga­nas de co­rrer con él y ayu­dar­le en to­do lo que pue­da.

Phi­lip­pe Gil­bert: Me tras­mi­te sen­sa­cio­nes muy bue­nas com­par­tir equi­po. To­do es per­fec­to. Las pri­me­ras ca­rre­ras es­tu­vi­mos jun­tos, pe­ro lue­go nos se­pa­ra­mos has­ta San Re­mo -al fi­nal Hus­hovd no la dispu­taría en­fer­mo-. Y aho­ra en Flan­des. CAF: ¿Hay al­go que os ha­ya sor­pren­di­do del otro por­que no os lo es­pe­rá­bais has­ta que ha­béis em­pe­za­do a com­par­tir equi­po?

TH: Sí pe­ro no te lo pue­do de­cir (ríe y ha­ce ex­plo­tar en car­ca­ja­das a Gil­bert). No es pú­bli­co (ríe de nue­vo y se po­ne pen­sa­ti­vo). Es muy... no, no. ¡No pue­do! (Gil­bert vuel­ve a reír).

PG: Co­mo di­ce, ya en­tre­na­mos jun­tos prác­ti­ca­men­te todos los días. Vi­vi­mos en la mis­ma ciu­dad, Mó­na­co, des­de ha­ce tres años. Nos co­no­ce­mos muy bien. Cla­ro que es al­go di­fe­ren­te lo de es­tar jun­tos en el equi­po, pe­ro na­da muy no­ve­do­so.

CAF: O sea, que la con­vi­ven­cia es po­si­ble. ¿Dos co­ci­ne­ros de tres es­tre­llas Mi­che­lin pue­den ma­ne­jar los mis­mos fo­go­nes?

PG: Va a ser una ven­ta­ja. Lo di­fí­cil se­rá pa­ra nues­tros ad­ver­sa­rios. No­so­tros ten­dre­mos más car­tas pa­ra ju­gar y mu­chas más opor­tu­ni­da­des de ganar.

TH: Des­de que es­ta­mos en el BMC nos he­mos da­do cuenta de que so­mos ca­pa­ces de sa­cri­fi­car­nos el uno por el otro y ayu­dar­nos, so­mos dos co­rre­do­res con ca­rac­te­rís­ti­cas di­fe­ren­tes. No va­mos a pi­sar­nos, ésa es la idea, pe­ro no so­mos los úni­cos ca­pi­ta­nes del equi­po, hay mu­cha más gen­te fuer­te aquí. El BMC no es só­lo Phi­lip­pe Gil­bert y Thor Hus­hovd. CAF: Pe­ro sí en las clá­si­cas. ¿Có­mo os las re­par­tís?

PG: Flan­des es pa­ra mí y Pa­rís-rou­baix pa­ra Thor. Yo quie­ro des­can­sar pa­ra pre­pa­rar las Ar­de­nas. Pe­ro es di­fí­cil de­cir­lo aho­ra, por­que pue­des tener un pin­cha­zo o una caí­da y se te van to­das las op­cio­nes. Es me­jor con­tar con mu­chos más co­rre­do­res pa­ra el fi­nal y to­mar la de­ci­sión en el úl­ti­mo mo­men­to. CAF: Sue­na a un abril to­ma­do por los ro­jos.

PG: So­mos el equi­po más fuer­te y si yo gano se­rá fan­tás­ti­co, pe­ro es que si veo ganar a Thor, la sen­sa­ción se­rá la mis­ma. CAF: Pe­ro una co­sa es el pa­pel y las pa­la­bras pre­vias. Lue­go... PG: Sí, sí (mi­ra a Hus­hovd). TH: Así es. PG: Cla­ro. No es co­mo la Lie­ja, que es mu­cho más fá­cil y cla­ra. Só­lo tie­nes que ha­cer las co­sas co­mo se pla­nean por la ma­ña­na. Pe­ro Flan­des es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Y Rou­baix to­da­vía más. To­do pue­de cam­biar en cual­quier mo­men­to. CAF: ¿Có­mo cam­bia­rá el Tour de Flan­des con el nue­vo re­co­rri­do? PG: Se­rá más se­lec­ti­vo. Y tam­bién mu­cho más du­ro que has­ta aho­ra. Aca­ba­rán sien­do unos cin­co o seis co­rre­do­res los que pue­dan ganar, no más. Co­noz­co el cir­cui­to, aun­que no iré a ins­pec­cio­nar­lo tal y co­mo se ha­ce en ca­rre­ra has­ta el úl­ti­mo mo­men­to. No ha­ce fal­ta es­tar es­tu­dián­do­lo des­de que se anun­ció por­que si vas a ver­lo en enero es com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te. Pre­fie­ro es­pe­rar. CAF: ¿Des­de el equi­po exis­te cier­ta pre­sión a que con­si­gáis re­sul­ta­dos es­te mes?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.