AI­RE FRES­CO

Ciclismo a Fondo - - OPINIÓN -

En septiembre se ce­le­bran elec­cio­nes a la pre­si­den­cia de la UCI y por pri­me­ra vez des­de 2005 se pre­sen­ta un can­di­da­to al­ter­na­ti­vo al vi­gen­te. Des­de 1990 con Ver­brug­gen y lue­go con su del­fín con­ti­nuis­ta, McQuaid, el ciclismo ha vi­vi­do su épo­ca más con­vul­sa por el des­go­bierno de unos di­ri­gen­tes que en lu­gar de re­pre­sen­tar los ne­go­cios del ciclismo se preo­cu­pan de su pro­pia con­ve­nien­cia, y di­jo un sa­bio que "el que va tras el oro no vi­vi­rá la justicia y el que per­si­gue el di­ne­ro pe­ca­rá por con­se­guir­lo". Pe­se a los 14.168 con­tro­les de la UCI en 2012, más los in­ter­nos de los equi­pos, el ciclismo arras­tra una pé­si­ma ima­gen a la cual han con­tri­bui­do la inep­ti­tud y la am­bi­güe­dad de sus res­pon­sa­bles. ¿Qué opi­nas so­bre el nue­vo can­di­da­to Brian Cook­son? ¿Crees que se ne­ce­si­ta sa­via nue­va en for­ma de un pre­si­den­te ca­ris­má­ti­co que se ga­ne una fuer­te ad­he­sión por ser re­pre­sen­ta­ti­vo de los in­tere­ses de to­dos los es­ta­men­tos del ciclismo?

Car­los Ri­bei­ro (La Co­ru­ña) No lo ten­go cla­ro. La UCI es un mas­to­don­te an­qui­lo­sa­do que ne­ce­si­ta ser más ver­sá­til, con re­glas sen­ci­llas y prác­ti­cas que fa­vo­rez­can la apa­ri­ción de em­pre­sas, y que des­apa­rez­can los es­cán­da­los pa­ra que no las es­pan­te co­mo vie­ne sien­do ha­bi­tual, con te­mas con­flic­ti­vos con las fil­tra­cio­nes a la pren­sa y las ma­las re­so­lu­cio­nes por do­pa­je. Tar­dan de­ma­sia­do en re­sol­ver los pro­ce­di­mien­tos y el ciclismo es co­mo una ve­le­ta que gi­ra se­gún va so­plan­do el vien­to sin te­ner sus cri­te­rios cla­ros que de­be­rían ser: la de­fen­sa del ciclismo y sus de­re­chos; de los ci­clis­tas, de los equi­pos y de los or­ga­ni­za­do­res; san­cio­nar a los que no cum­plan la nor­ma­ti­va con ra­pi­dez y cla­ri­dad ve­lan­do por los que la cum­plen; y no de­jar que otros or­ga­nis­mos ex­ter­nos mar­quen el pa­so del ciclismo. La elec­ción se­rá el 27 de septiembre de 2013 en el Con­gre­so que la UCI ce­le­bra­rá en Florencia du­ran­te la dispu­ta de los Cam­peo­na­tos del Mun­do. El pro­ce­di­mien­to pa­ra pre­sen­tar can­di­da­tu­ras fi­na­li­zó el 29 de ju­nio y só­lo se han pre­sen­ta­do dos. McQuaid op­ta­rá a su ter­cer man­da­to, fue pre­si­den­te de la UCI en 2005 y re­ele­gi­do en 2009. Por el otro la­do, Brian Cook­son ha si­do pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Británica des­de 1997. Le con­de­co­ra­ron con la Or­den del Im­pe­rio Bri­tá­ni­co en 2008 por sus ser­vi­cios al ciclismo. Cook­son di­ce que el ciclismo afron­ta desafíos enor­mes y que nues­tro de­por­te cuen­ta con opor­tu­ni­da­des muy bue­nas. Tie­ne una pro­ba­da tra­yec­to­ria du­ran­te su tiem­po co­mo pre­si­den­te del ciclismo bri­tá­ni­co y quie­re con­tri­buir a un cam­bio po­si­ti­vo a tra­vés de su pre­si­den­cia en la UCI de una ma­ne­ra co­le­gia­da, sin en­fren­ta­mien­tos drás­ti­cos. Pien­sa que si to­dos los es­ta­men­tos se entregan a la cau­sa, el ciclismo pue­de lo­grar nue­vas me­tas en los pró­xi­mos años.

SO­BRE­CAR­GA EN LOS PSOAS

Sal­go a en­tre­nar en ca­rre­te­ra unas cin­co o seis ve­ces por se­ma­na -con pre­pa­ra­dor fí­si­co- y en es­ta mi ter­ce­ra tem­po­ra­da he rea­li­za­do unas 15 a 20 ci­clo­tu­ris­tas, no su­peran­do los 140 km la más lar­ga. Des­de la tem­po­ra­da pa­sa­da se me car­gan muy de con­ti­nuo los psoas y mer­ma mu­cho mi fuer­za, co­mo si no tu­vie­ra ni la su­fi­cien­te pa­ra mo­ver el pla­to, pe­ro es­te año es to­da­vía más fre­cuen­te. Voy al ma­sa­jis­ta, ma­ni­pu­la la zo­na y no veas có­mo me­jo­ro, pe­ro en cuan­to fuer­zo dos o tres ve­ces -días al­ter­nos- ya estoy otra vez car­ga­do. ¿A qué pue­de ser de­bi­do? Ten­go 43 años, cuan­do co­rría -has­ta los 24- no me pa­sa­ba nun­ca. Por cier­to, coin­ci­dí con tu her­mano en va­rias vuel­tas. A ver si me orien­tas so­bre có­mo so­lu­cio­nar el pro­ble­ma.

Ju­lio Gon­zá­lez Mon­te­ro (E-mail) El psoas es un múscu­lo que en­la­za el cuá­dri­ceps con los ab­do­mi­na­les. No se uti­li­za mu­cho en el pe­da­leo, so­la­men­te al ti­rar ha­cia arri­ba cuan­do la bie­la es­tá aba­jo del to­do, in­ten­tan­do ayu­dar a la pier­na que ba­ja, lo que es el pa­ra­dig­ma del pe­da­leo: el pe­da­leo re­don­do. Al­gu­nos bio­me­cá­ni­cos di­cen que no es bueno abu­sar de ti­rar ha­cia arri­ba sin es­tar pre­pa­ra­do. De he­cho, es­te pe­da­leo só­lo se uti­li­za cuan­do hay que sa­car el má­xi­mo ren­di­mien­to a la pe­da­la­da, unos 30 o 40 se­gun­dos. Pa­ra re­la­jar y es­ti­rar ese múscu­lo, que sue­le es­tar bas­tan­te acor­ta­do en los ci­clis­tas por la po­si­ción ae­ro­di­ná­mi­ca de ir in­cli­na­dos ha­cia ade­lan­te, hay que es­ti­rar­se ha­cia atrás for­man­do un ar­co pa­ra que el psoas se elon­gue. Es fun­da­men­tal rea­li­zar se­sio­nes de es­ti­ra­mien­tos de los cuá­dri­ceps y con­ti­nuar es­ti­ran­do in­clu­so la zo­na ab­do­mi­nal pa­ra que el psoas que es­tá en me­dio se es­ti­re

con­ve­nien­te­men­te. Apro­ve­cha pa­ra es­ti­rar la zo­na lum­bar, la es­pal­da, los hom­bros y el cue­llo con ex­pi­ra­cio­nes ab­do­mi­na­les y com­bí­na­lo con los es­ti­ra­mien­tos.

QUIE­RO ME­JO­RAR EN LAS CUES­TAS DE UN KI­LÓ­ME­TRO

Ho­la Eduar­do, soy un ca­de­te que com­pi­te en ca­rre­te­ra y en re­pe­chos cor­tos (de 1 km) y em­pi­na­dos me sue­lo em­pe­zar a que­dar atrás. En cam­bio, en el llano no sue­lo te­ner pro­ble­ma. Que­ría pre­gun­tar­te có­mo po­dría en­tre­nar, qué ti­po de se­ries ha­cer, etc.

Jo­se­mi Ló­pez (E-mail) Tie­nes que en­tre­nar la fuer­za-po­ten­cia. Unos días con pro­gre­sio­nes cor­tas de 15” sen­ta­do en cues­ta (10 re­pe­ti­cio­nes de esas pro­gre­sio­nes con el desa­rro­llo que pue­das mo­ver al fi­nal de la pro­gre­sión a 80 pe­da­la­das/mi­nu­to sin ha­cer de­ma­sia­da fuer­za en el ma­ni­llar con las ma­nos) des­can­san­do to­tal­men­te en­tre ca­da re­pe­ti­ción (1 o 2 mi­nu­tos has­ta que el pul­so ba­je de 120 pul­sa­cio­nes). Es un tra­ba­jo 100% mus­cu­lar, no nos in­tere­sa em­pe­zar can­sa­dos. Y otros días se­ries de po­ten­cia de 1’, 2’ y 3’ re­cu­pe­ran­do el pul­so con el do­ble de tiem­po em­plea­do en la se­rie rea­li­za­da. Es­te tra­ba­jo es por en­ci­ma del um­bral anae­ró­bi­co en llano a 100 ped/min y en cues­tas li­ge­ras. Pue­des ir al­go atran­ca­do, si quie­res de pie, y sen­ta­do con ca­den­cia nor­mal, en las cues­tas suben bien las pul­sa­cio­nes. El um­bral anae­ró­bi­co se de­ter­mi­na en una prue­ba de es­fuer­zo y es el pul­so, los va­tios y el con­su­mo de oxí­geno que rea­li­zas a una in­ten­si­dad muy al­ta pe­ro que pue­des aguan­tar bas­tan­te tiem­po sin ex­plo­tar. Por ejem­plo, si de pul­so má­xi­mo lle­gas a 190 pul­sa­cio­nes, el U.A. sue­le es­tar so­bre el 80-90%, 152-172, se­gún tu es­ta­do de for­ma que es va­ria­ble con el en­tre­na­mien­to. El res­to de días de­bes rea­li­zar en­tre­na­mien­tos en zo­nas de U. Anae­ró­bi­co en tan­das de diez mi­nu­tos. Pue­des guiar­te en mi pá­gi­na web: www.echo­zas.com/echo­zas-www/html/ co­sas­dein­te­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.