Per­mi­so, ¿pue­do ata­car?

Ciclismo a Fondo - - OPINIÓN -

Es­ta­mos vi­vien­do un ciclismo en el que pa­re­ce que hay que pe­dir dis­cul­pas cuan­do se ata­ca. To­do el mun­do se en­fa­da por to­do. Si al­guien ata­ca ba­jan­do y se cae, se sien­te. Se de­be se­guir a to­pe pa­ra que no en­tren los que ve­nían cor­ta­dos, in­clui­dos los caí­dos que en su no­ble in­ten­to, aun­que sea en ba­ja­da, pro­ba­ron a de­jar a los que aho­ra no les van a es­pe­rar. No hay que en­fa­dar­se con los que han he­cho lo nor­mal: no es­pe­rar a los que van des­col­ga­dos. Cuan­do la ca­rre­ra mar­cha lan­za­da y con cor­tes no hay que pa­rar por­que al­guien pin­che o se cai­ga. Co­mo di­ría mi ami­go Ma­xi­mino Pé­rez, "no me gus­ta có­mo ca­za la pe­rri­ta" y es que ca­da uno su­be, ba­ja o re­le­va cuan­do quie­re o cuan­do le in­tere­sa. Los de­más no de­ben mo­les­tar­se, es­tán to­dos com­pi­tien­do y cuan­do al­guien ata­ca es pa­ra ha­cer da­ño de­por­ti­vo. No me pa­re­ce ló­gi­co pro­tes­tar. Ata­car su­bien­do y de­jar a los de­más cor­ta­dos es ciclismo; ha­cer­lo en llano apro­ve­chan­do el vien­to la­te­ral y no pa­rar cuan­do al­guien pin­cha o se cae, tam­bién. Es nor­mal que en un aba­ni­co ha­ya caí­das, se pro­duz­can en­gan­cho­nes y pin­cha­zos por tra­tar de co­lo­car­se de­lan­te y me­ter ma­ni­llar pa­ra es­tar en bue­na po­si­ción. Que al­guien ata­que ba­jan­do pa­ra con­se­guir ven­ta­ja so­bre los ri­va­les en un te­rreno

di­fí­cil de or­ga­ni­zar­se co­mo equi­po, es ciclismo en es­ta­do pu­ro. Al que pin­cha, tie­ne una ave­ría o se cae, no le que­da otro re­me­dio que dar­se pri­sa en so­lu­cio­nar el pro­ble­ma y se­guir lo más rá­pi­do que pue­da, en es­te de­por­te no exis­te el tiem­po muer­to. Cuan­do se da la sa­li­da no se de­tie­ne el re­loj has­ta la lí­nea de me­ta, sal­vo por al­gún mo­ti­vo ex­cep­cio­nal que afec­ta a pa­ro­nes en el pe­lo­tón por cir­cuns­tan­cias de la ca­rre­te­ra. En­ton­ces hay que to­mar tiem­pos y neu­tra­li­zar la ca­rre­ra pa­ra reanu­dar­la des­pués, co­mo pue­den ser los pa­sos a ni­vel ce­rra­dos, blo­queos de la ru­ta o ca­sos de es­te es­ti­lo.

TÚ­NEL DE PA­RA­CUE­LLOS Y LA M-501

Fal­ta po­co pa­ra que se au­to­ri­ce el trán­si­to de bi­ci­cle­tas por el tú­nel de las pis­tas del ae­ro­puer­to de Ba­ra­jas que da ac­ce­so a Pa­ra­cue­llos del Ja­ra­ma y por el tra­mo del río Gua­da­rra­ma de la ca­rre­te­ra M-501 en­tre Villavicio­sa de Odón y Brunete. Se ha con­se­gui­do tras nu­me­ro­sas en­tre­vis­tas con los di­ri­gen­tes de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Pa­re­ce que es in­mi­nen­te la so­lu­ción de la for­ma más prác­ti­ca, au­to­ri­zan­do la cir­cu­la­ción con la per­ti­nen­te se­ña­li­za­ción. Un re­co­rri­do al­ter­na­ti­vo es in­via­ble a día de hoy por­que no hay un eu­ro pa­ra pro­yec­tos nue­vos, pe­ro la bue­na vo­lun­tad de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid a tra­vés de nues­tra in­sis­ten­cia (ACP, clu­bes de Ma­drid y Fe­de­ra­ción Ma­dri­le­ña de Ciclismo) per­mi­tió el acuer­do. Acu­dí en re­pre­sen­ta­ción de los ci­clis­tas ma­dri­le­ños a la úl­ti­ma reunión y así me lo in­di­ca­ron el vi­ce­con­se­je­ro de Trans­por­tes, Infraestru­cturas y Vi­vien­da y el di­rec­tor ge­ne­ral de Ca­rre­te­ras de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. La so­lu­ción es que cam­bia­rán la le­gis­la­ción per­mi­tien­do la cir­cu­la­ción a las bi­ci­cle­tas en esos dos tra­mos. Es­tá pre­vis­to que en septiembre se aprue­be el trán­si­to de bi­ci­cle­tas por el tú­nel de Pa­ra­cue­llos. Eso sí, co­mo in­di­ca el Re­gla­men­to de Cir­cu­la­ción, con lu­ces y re­flec­tan­tes. Y pa­ra más ade­lan­te el tra­mo de la M-501 que atra­vie­sa el puen­te del río Gua­da­rra­ma, del km 12 al 14 sa­lien­do de Ma­drid y del km 17,5 al 12 en­tran­do ha­cia la ca­pi­tal. El res­to del re­co­rri­do ha­brá que cir­cu­lar por la vía de ser­vi­cio. Los tra­mos es­ta­rán con­ve­nien­te­men­te se­ña­li­za­dos a los usua­rios. Al hi­lo de es­tas ac­cio­nes ya se pro­ce­dió a prin­ci­pio de año a po­ner se­ña­les en las ca­rre­te­ras más tran­si­ta­das por ci­clis­tas in­for­man­do a los au­to­mo­vi­lis­tas de su pre­sen­cia. Tam­bién se han se­ña­li­za­do los puer­tos de Na­va­ce­rra­da, Ca­nen­cia, Mor­cue­ra y Co­tos, con los ki­ló­me­tros que fal­tan has­ta el al­to y el por­cen­ta­je.

Fo­tos

Graham Wat­son

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.