FRE­NOS DE DIS­CO

Ciclismo a Fondo - - OPINIÓN -

Ho­la Eduar­do, soy un ci­clo­tu­ris­ta de 45 años, voy a cam­biar de bi­ci­cle­ta y ten­go mu­chas du­das de si com­prar­la con fre­nos de dis­co o no. La bi­ci­cle­ta ele­gi­da es una Specialize­d S-Works Tarmac -pro­ba­da en el nú­me­ro an­te­rior- con dis­cos. ¿Qué me acon­se­jas?, ¿Crees que los fre­nos de dis­co es­tán lo su­fi­cien­te­men­te desa­rro­lla­dos? Me preo­cu­pa te­ner pro­ble­mas con ellos, in­clu­so tam­bién que cuan­do los usen los pro­fe­sio­na­les se pro­duz­ca una me­jo­ra de pe­so, an­cla­je de los fre­nos, sis­te­ma de sa­li­da de rue­das, etc. No co­noz­co a na­die que los ha­ya pro­ba­do, có­mo se­rá el tac­to con ellos, cuan­do vas en gru­pe­ta, etc. En fin, te agra­de­ce­ría si me pu­die­ras acla­rar al­gu­na de es­tas cues­tio­nes y, por úl­ti­mo, qué mar­ca

Luis Al­ber­to Mo­ya (E-mail) Me con­ven­cen de for­ma ple­na. Se han desa­rro­lla­do to­tal­men­te en las bi­cis de mon­ta­ña. La úni­ca pe­ga que po­día exis­tir eran las ma­ne­tas de freno, pe­ro se so­lu­cio­nó el pro­ble­ma cuan­do las gran­des mar­cas co­mo Shimano y SRAM se die­ron cuen­ta de que es el fu­tu­ro y las fa­bri­ca­ron con el mis­mo di­se­ño y ca­li­dad que las ma­ne­tas pa­ra freno de za­pa­ta. Las gran­des ven­ta­jas de los fre­nos de dis­co son su cons­tan­cia, sua­vi­dad y que no des­gas­tan las llan­tas: fre­nan bien en se­co y en mo­ja­do, mien­tras que con za­pa­tas y las llan­tas mo­ja­das se pier­de el 50% de la fre­na­da. Su sua­vi­dad y el po­der ol­vi­dar­te del en­gra­se y cam­bio de ca­bles y fun­das son otros pun­tos fuertes. Y otra de las gran­des ven­ta­jas ra­di­ca en que con el uso de las llan­tas de car­bono es la so­lu­ción pa­ra con­tar con una bue­na fre­na­da y no gas­tar las ban­das de las llan­tas, por lo que se­rá mu­cho más in­tere­san­te su uti­li­za­ción, ya que la ma­la fre­na­da con za­pa­ta siem­pre me ha cues­tio­na­do uti­li­zar­las, es­pe­cial­men­te con lluvia. So­bre el tac­to en gru­pe­tas, ba­jan­do con agua y de­más cir­cuns­tan­cias, por su­pues­to que de­be­mos adap­tar­nos. Ya no to­ca apre­tar co­mo an­tes y cuan­do llue­ve hay que to­car el freno con la sen­si­bi­li­dad que re­quie­re la cir­cuns­tan­cia, igual que en un co­che o en una mo­to si la ca­rre­te­ra es­tá mo­ja­da no de­be­mos apre­tar a fon­do, pues blo­quea­ría­mos las rue­das con las co­rres­pon­dien­tes con­se­cuen­cias. En de­fi­ni­ti­va, es un gran avan­ce pa­ra la se­gu­ri­dad en la bi­ci­cle­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.