Ir des­pa­cio pa­ra co­rrer más

Ciclismo a Fondo - - USUARIO - Tex­to Che­ma Ar­gue­das

Mu­chos con­ti­núan ne­gan­do una de las eta­pas prin­ci­pa­les del en­tre­na­mien­to: crear unos bue­nos ci­mien­tos ae­ró­bi­cos so­bre los que ha­cer cre­cer una for­ma fí­si­ca más du­ra­de­ra y más efi­cien­te. Te con­ta­mos por qué es tan im­por­tan­te.

Aho­ra que la RAE ha in­clui­do en el dic­cio­na­rio nue­vas pa­la­bras co­mo ta­ble­ta elec­tró­ni­ca, tui­tear, blo­gue­ro o fri­ki, en­tre otras, no es­ta­ría de más que bus­ca­sen al­gún vo­ca­blo o tér­mino que nos de­fi­nie­se y ubi­ca­se ya que ci­clo­tu­ris­ta co­mo tal es un in­di­vi­duo en pro­ce­so de ex­tin­ción. Se­gún su de­fi­ni­ción el cicloturis­mo es una ac­ti­vi­dad re­crea­ti­va, de­por­ti­va y no com­pe­ti­ti­va que com­bi­na la ac­ti­vi­dad fí­si­ca y el turismo. Con­sis­te en via­jar en bi­ci­cle­ta vi­si­tan­do los lu­ga­res que se en­cuen­tra uno a su pa­so. De es­ta des­crip­ción só­lo coin­ci­di­mos en que es una ac­ti­vi­dad fí­si­ca y de­por­ti­va, ya que turismo po­co cuan­do la ma­yor par­te del tiem­po la in­ver­ti­mos en tra­tar de no co­mer­nos la rue­da del que lle­va­mos de­lan­te, con­tro­lar las pul­sa­cio­nes pa­ra no car­gar­nos el en­tre­na­mien­to y bas­tan­te em­pre­sa es in­ten­tar que no te suel­ten de rue­da. Co­mo pa­ra an­dar mi­ran­do si la to­rre de la igle­sia por la que aca­bas de pa­sar es del si­glo XVI al mis­mo tiem­po que tie­nes que aten­der a to­das las ro­ton­das pa­ra que no se te lle­ve por de­lan­te nin­gún ilu­mi­na­do. En de­fi­ni­ti­va, vis­to lo vis­to, lo más di­fí­cil pa­ra el ci­clo­tu­ris­ta: ir des­pa­cio. Al­go que se con­vier­te en un ver­da­de­ro pro­ble­ma cuan­do quie­res se­guir un plan de en­tre­na­mien­to.

VÍS­TE­ME DES­PA­CIO QUE TEN­GO PRI­SA

El que más o el que me­nos quie­re me­jo­rar pe­ro cuan­do le di­ces que tie­ne que ha­cer ba­se e ir du­ran­te unas se­ma­nas po­co me­nos que de pa­seo y lle­van­do fre­cuen­cias car­dia­cas en don­de pa­re­ce que no es­tá ha­cien­do na­da, pien­sa que a ese rit­mo lo que es­tá ha­cien­do es per­der el tiem­po. Es­ta cir­cuns­tan­cia lo si­túa en una fa­se de pe­li­gro por­que bus­ca cual­quier li­cen­cia del en­tre­na­mien­to que le per­mi­ta ob­te­ner los mis­mos re­sul­ta­dos sal­tán­do­se las nor­mas es­ta­ble­ci­das. Aquí es cuan­do mu­chos co­mien­zan a pre­gun­tar­se si se car­ga­rán el en­tre­na­mien­to si du­ran­te la se­ma­na si­guen las in­ten­si­da­des es­cru­pu­lo­sa­men­te y el fin de se­ma­na sa­len con la gru­pe­ta. Só­lo ha­ce fal­ta que ade­más lle­gue a sus oí­dos que hay un equi­po pro­fe­sio­nal co­mo el Sky que po­ne en prác­ti­ca un nue­vo mo­de­lo de en­tre­na­mien­to co­mo es la pla­ni­fi­ca­ción in­ver­sa. Sin em­bar­go, hay una pe­que­ña di­fe­ren­cia en­tre un fe­nó­meno de Sky y no­so­tros: ellos tie­nen un mo­tor co­mo el de un Fe­rra­ri y el nues­tro es lo más pa­re­ci­do a un Seat Pan­da, ade­más de los mi­les de ki­ló­me­tros que lle­van en las pier­nas des­de su más tier­na in­fan­cia y de que só­lo vi­ven por y pa­ra dar pe­da­les. Es­te mé­to­do de pre­pa­ra­ción se atri­bu­ye al Sky, pe­ro el he­cho de rea­li­zar una pre­pa­ra­ción in­ver­nal in­ten­si­va de­jan­do pa­ra una

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.