¿FU­TU­RO ES­TÁN­DAR?

Ciclismo a Fondo - - CONTACTO -

Scott se une a la ten­den­cia y eli­ge cie­rres pa­san­tes de 12 mm pa­ra las dos rue­das, la op­ción que pa­re­ce que se im­pon­drá en los mon­ta­jes de bi­cis con dis­cos.

Ca­si como un re­ga­lo de Re­yes, re­ci­bi­mos una de las bi­cis que más nos ha he­cho dis­fru­tar en los úl­ti­mos me­ses, un au­tén­ti­co ju­gue­te con dos usos an­ta­gó­ni­cos, pe­ro per­fec­ta­men­te com­ple­men­ta­rios. Por un la­do, ren­di­mien­to pu­ro pa­ra las ex­plo­si­vas ca­rre­ras de ciclocross; por otro, sen­sa­cio­nes de li­ber­tad en sa­li­das don­de po­de­mos al­ter­nar, con la ga­ran­tía de que la bi­ci res­pon­de­rá, tra­mos de asfalto, pis­ta y sen­de­ro, y en las que la ve­lo­ci­dad me­dia o los ki­ló­me­tros re­co­rri­dos no im­por­tan tan­to como la can­ti­dad de ex­pe­rien­cias sa­tis­fac­to­rias que po­da­mos acu­mu­lar. Es de­cir, una má­qui­na que se acer­ca a la qui­me­ra de te­ner una úni­ca bi­ci po­li­va­len­te gra­cias a las po­si­bi­li­da­des que nos ofre­cen los avan­ces tec­no­ló­gi­cos de los gru­pos de un so­lo pla­to, los fre­nos de dis­co y las ros­cas pa­ra dos por­ta­bi­do­nes que in­clu­ye de se­rie, al­go que has­ta ha­ce unos años no era ha­bi­tual y que li­mi­ta­ba el uso de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.