Mar­cha ci­clo­tu­ris­ta

Ciclismo a Fondo - - TUS CARTAS -

Una mar­cha ci­clo­tu­ris­ta, co­mo su nom­bre in­di­ca, de­be­ría ser una com­bi­na­ción de bi­ci­cle­ta y turismo. No voy a opi­nar so­bre si es­ta­mos an­te una ca­rre­ra o no por­que ya se ha comentado en ex­ce­so es­te te­ma. De lo que que­ría ha­blar es de lo que pa­ra mí no pue­de fal­tar en una mar­cha. Soy de Agra­munt, un pue­blo de la pro­vin­cia de Llei­da, y me re­sul­ta más sen­ci­llo acu­dir a las mar­chas cer­ca­nas a es­ta zo­na. Nunca he par­ti­ci­pa­do en la Que­bran­tahue­sos. Me ins­cri­bí dos años, no me to­có el sor­teo y no lo vol­ví a in­ten­tar. Con mis ami­gos he subido mu­chos de los puer­tos fa­mo­sos del Pi­ri­neo es­pa­ñol y fran­cés. Par­ti­ci­pé en las dos pri­me­ras edi­cio­nes de la Po­lar Gran Fon­do La Mus­sa­ra, aun­que es­te año de­ci­dí no ir. Tam­bién he acu­di­do a las dos edi­cio­nes de la Can­yon Cambrils Park y no sé si es­ta­ré en la ter­ce­ra. Por otro la­do, he to­ma­do par­te en ca­si to­das las edi­cio­nes de la Mon­tsec-Mon­tsec que or­ga­ni­za el Club Ci­clis­ta Ba­la­guer y es una ci­ta que na­die se de­be per­der. En es­ta mar­cha, re­ple­ta de vo­lun­ta­rios, no fal­ta ab­so­lu­ta­men­te na­da. Al fi­na­li­zar la mis­ma se al­muer­za en un pa­be­llón de­por­ti­vo y pue­des co­mer y be­ber cuan­to quie­ras, un bu­fet de fru­ta que no se ter­mi­na, una gran ne­ve­ra lle­na de he­la­dos y yo­gu­res, ca­fé y has­ta una co­pi­ta de oru­jo, al­go que no su­ce­de en las otras prue­bas men­cio­na­das. Par­ti­ci­par en una de es­tas mar­chas con tus ami­gos y al ter­mi­nar el even­to sen­tar­te a co­mer tran­qui­la­men­te y co­men­tar el re­co­rri­do, los puer­tos, los ha­cha­zos, los pro­ble­mas, etc., es al­go que no tie­ne pre­cio. A mí me da igual si al con­cluir te dan una ca­mi­se­ta, un mai­llot o lo que sea; el fi­nal feliz de una mar­cha es es­te. Otra mar­cha a la que pro­cu­ro no fal­tar es La Pa­lla­re­sa (Tremp), don­de se tra­ta de lo mis­mo, así co­mo La Bo­nai­gua (La Po­bla de Segur). Ha­blo de ci­clo­tu­ris­tas or­ga­ni­za­das no por em­pre­sas, sino por clu­bes que ponen to­da la ilu­sión del mun­do y pro­cu­ran no es­ca­ti­mar en de­ta­lles, pa­ra el de­lei­te y la sa­tis­fac­ción to­tal del ci­clo­tu­ris­ta, que a la pos­tre es lo úni­co que somos. Lo que no en­tien­do es la ba­ja par­ti­ci­pa­ción en es­te ti­po de mar­chas y la ma­si­va asis­ten­cia a otras más afa­ma­das.

Jo­sep Or­tiz Lle­na.

Agra­munt (Llei­da).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.