La ci­clis­ta que se re­ti­ró dos ve­ces

Ciclismo a Fondo - - BICI SPORT -

Kristin Arms­trong cuen­ta con un pal­ma­rés mar­ca­do por el re­loj, pues sus me­jo­res éxi­tos los ha lo­gra­do en las cro­nos. Pe­ro tam­bién por una tra­yec­to­ria en la que ser ma­dre siem­pre ha si­do su prio­ri­dad. Des­pués de lo­grar el oro olím­pi­co en Pe­kín 2008, de­ci­dió to­mar­se un tiem­po sa­bá­ti­co a fi­na­les de 2009 pa­ra for­mar una fa­mi­lia. Re­gre­sa­ría dos años des­pués con el pro­pó­si­to de vol­ver a lu­char por las me­da­llas en los Jue­gos de Lon­dres 2012 y así igua­lar la mar­ca lo­gra­da por Van Moor­sel en Sydney y Ate­nas. Tras al­can­zar su ob­je­ti­vo pro­ta­go­ni­zó una nue­va re­ti­ra­da, mo­ti­va­da por el mie­do a mon­tar en bi­ci­cle­ta que adquirió des­de que na­ció su hi­jo Lu­cas. Cuan­do en 2014 anun­ció un nue­vo re­torno de ca­ra a la si­guien­te tem­po­ra­da, po­cos pen­sa­ban que, ya cua­ren­to­na, se­ría ca­paz de re­gre­sar a la éli­te y mu­cho me­nos que ten­dría op­cio­nes de me­da­lla en los Jue­gos Olím­pi­cos de Río 2016. Pe­ro Kristin tar­dó po­co en con­se­guir que la tu­vie­ran de nue­vo en cuen­ta. Cam­peo­na na­cio­nal con­tra­rre­loj en 2015, quin­ta en la crono del Mun­dial y oc­ta­va en la prue­ba en lí­nea, sus re­sul­ta­dos de­ja­ban cla­ro que es­ta­ba en con­di­cio­nes de ri­va­li­zar con cual­quie­ra. Pe­ro el ren­di­mien­to de com­pa­trio­tas co­mo Evelyn Ste­vens, Am­ber Ne­ben o Car­men Small no le pu­sie­ron las co­sas fá­ci­les pa­ra ha­cer­se con un hue­co en la se­lec­ción que re­pre­sen­ta­ría a Es­ta­dos Uni­dos en Río. Sus ac­tua­cio­nes en los Tours de Gi­la y Ca­li­for­nia, se­gun­da en am­bas ci­tas, así co­mo su vic­to­ria en la Red­lands Bicy­cle Clas­sic y el bron­ce en el Na­cio­nal con­tra el crono, ter­mi­na­ron con la po­lé­mi­ca que se ha­bía crea­do en torno a su no­mi­na­ción pa­ra la co­di­cia­da ci­ta olím­pi­ca. "La ex­pe­rien­cia ha si­do un gra­do en es­ta crono tan com­pli­ca­da por la llu­via, el vien­to y al­gu­nas res­ba­la­di­zas cur­vas. He sa­bi­do do­si­fi­car por­que la par­te fi­nal era cla­ve; si no lle­ga­bas con re­ser­vas po­días per­der mu­cho tiem­po. He arries­ga­do don­de he creí­do que se po­día arries­gar y he le­van­ta­do el pie en los gi­ros más pe­li­gro­sos", de­cía en la me­ta la voz de la ex­pe­rien­cia. Arms­trong es una per­so­na con in­quie­tu­des. Co­fun­da­do­ra de K-Ed­ge Cy­cling So­lu­tions -em­pre­sa de com­po­nen­tes de bi­ci­cle­tas-, tam­bién po­ne sus co­no­ci­mien­tos -com­ple­tó es­tu­dios de Cien­cias del De­por­te- a dis­po­si­ción de su co­mu­ni­dad co­mo di­rec­to­ra de sa­lud de una ins­ti­tu­ción de Boi­se, la lo­ca­li­dad don­de vi­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.