Éxi­to ase­gu­ra­do

Ciclismo a Fondo - - USUARIO - Fo­tos

Hay mu­chos in­gre­dien­tes que ha­cen que una mar­cha ci­clo­tu­ris­ta ca­le en­tre los afi­cio­na­dos a la bi­ci­cle­ta. Sin em­bar­go, los po­de­mos re­su­mir en uno: ha­cer que el par­ti­ci­pan­te se sien­ta mi­ma­do. Pre­ci­sa­men­te es­to era lo que ala­ba­ban quie­nes acu­die­ron a la pri­me­ra edi­ción de la Mar­cha So­to­sal­bos-So­to­sal­bos, un pe­que­ño pue­blo se­go­viano al pie de la ver­tien­te nor­te de la Sie­rra de Gua­da­rra­ma, con la que se tra­ta­ba de ren­dir ho­me­na­je a Ni­co Abad, un enamo­ra­do del ci­clis­mo y miem­bro del club de es­te pue­blo fa­lle­ci­do a cau­sa del mal­di­to cán­cer el pa­sa­do año. El re­co­rri­do, clá­si­co en su pri­me­ra par­te, co­men­za­ba fuer­te con la as­cen­sión al puer­to de Na­va­ce­rra­da por las co­no­ci­das Sie­te Re­vuel­tas. Rit­mo al­to de sa­li­da que co­lo­có a ca­da uno en su si­tio an­tes de des­cen­der al va­lle del Lozoya a to­da ve­lo­ci­dad en apro­xi­ma­ción al puer­to de Na­va­fría que, sin ser un puer­to de gran du­re­za, hi­zo me­lla en­tre quie­nes no ha­bían re­gu­la­do sus fuer­zas. De vuel­ta a la pro­vin­cia de Se­go­via aún que­da­ba un in­di­ges­to pos­tre en for­ma de te­rreno rom­pe­pier­nas por el en­torno del río Ce­ga, lo que sin du­da hi­zo que la pae­lla fi­nal que es­pe­ra­ba a los par­ti­ci­pan­tes en la lle­ga­da su­pie­ra a glo­ria tras los 132 ki­ló­me­tros y más de 2.000 me­tros de des­ni­vel acu­mu­la­do que hu­bo que su­pe­rar. Una mar­cha que na­ce con vo­ca­ción de per­ma­nen­cia y que, ape­nas tres se­ma­nas an­tes de la Pe­ri­co Del­ga­do, la gran mar­cha se­go­via­na, se pos­tu­la pa­ra mu­chos co­mo el test per­fec­to pa­ra afron­tar­la.

Des­de So­to­sal­bos (Se­go­via)

Ser­gio Pa­lo­mar

Juan Car­los Al­va­ré

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.