Ga­fas 100% Speed­craft

Ciclismo a Fondo - - AL DETALLE -

Las ga­fas de Pe­ter Sa­gan. Con esa des­crip­ción de­be ser su­fi­cien­te pa­ra que a la men­te nos ven­gan es­tas ga­fas 100% Speed­craft, el mo­de­lo que es­ta tem­po­ra­da ha comenzado a uti­li­zar el do­ble cam­peón del mun­do -sus com­pa­ñe­ros en el Bo­ra-Hans­grohe lu­cen adi­das-. Es com­pli­ca­do no de­jar­se lle­var por la es­té­ti­ca pa­ra ana­li­zar unas ga­fas que ha­cen de su as­pec­to uno de sus prin­ci­pa­les pun­tos fuer­tes y pro­vo­ca que, aun­que el es­lo­va­co las ha­ya po­pu­la­ri­za­do, al­gu­nos ciclistas las con­si­de­ren de­ma­sia­do ex­tra­va­gan­tes. No­so­tros, pa­ra in­ten­tar ser más dis­cre­tos, he­mos ele­gi­do el mo­de­lo SL más pe­que­ño -tam­bién es­tá dis­po­ni­ble la ver­sión pre­fe­ri­da de Sa­gan, con len­tes de ma­yor ta­ma­ño y re­fuer­zo ven­ti­la­do en la par­te in­fe­rior- y aun así se en­cuen­tran en­tre las ga­fas más gran­des que han pasado por la re­vis­ta. La pri­me­ra im­pre­sión en las ma­nos no fue de­ma­sia­do es­pe­ran­za­do­ra, las sen­ti­mos qui­zá dé­bi­les en las pa­ti­llas y nos hi­ci­mos una idea ini­cial de es­tar an­te unas ga­fas que ha­cían del as­pec­to su úni­co ar­gu­men­to. Sin em­bar­go, la ex­pe­rien­cia de uso du­ran­te dos me­ses nos ha de­mos­tra­do nues­tro error. Las he­mos uti­li­za­do en días muy fríos de in­vierno sin pro­ble­mas re­se­ña­bles de em­pa­ña­mien­to en las len­tes, pe­se a lle­var bra­ga en el cue­llo; en sa­li­das con bi­cis gra­vel, ob­te­nien­do una muy bue­na vi­sión pe­ri­fé­ri­ca gra­cias a su enor­me pan­ta­lla y a su au­sen­cia de mon­tu­ra; y, la prue­ba de fue­go, en ca­rre­ras más­ter con ve­lo­ci­da­des me­dias cer­ca­nas a 40 km/h, don­de nos han ofre­ci­do una pro­tec­ción con­tra el vien­to del ni­vel de nues­tras ga­fas pre­fe­ri­das pa­ra es­tas si­tua­cio­nes. En nin­gún ca­so, a pe­sar de que se nos han caí­do va­rias ve­ces, he­mos te­ni­do pro­ble­mas con la mon­tu­ra su­pe­rior o las pa­ti­llas, que in­clu­yen una zo­na de go­ma en los ex­tre­mos pa­ra me­jo­rar el ajus­te. Por eso, por su buen com­por­ta­mien­to a al­tas ve­lo­ci­da­des, han pasado a ser nues­tra pri­me­ra op­ción pa­ra ca­rre­ras y mar­chas ci­clo­tu­ris­tas, don­de, a pe­sar de es­tar a años luz de su con­di­ción fí­si­ca, po­dre­mos pre­su­mir de com­par­tir al­go con el ci­clis­ta más ca­ris­má­ti­co del pe­lo­tón in­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.