Guía en el pa­raí­so

Ex­ci­clis­ta y cam­peo­na pa­na­me­ri­ca­na en 2008, es­ta ar­gen­ti­na tra­ba­ja ca­da día -a tra­vés de la agen­cia An­do­rra Road Bi­ke- pa­ra que An­do­rra sea el des­tino ideal pa­ra to­dos los ena­mo­ra­dos del ci­clis­mo.

Ciclismo a Fondo - - USUARIO - Tex­to Álvaro Ca­lle­ja

Te­néis una agen­cia, An­do­rra Road Bi­ke, y una tien­da de bi­ci­cle­tas, pe­ro sa­cas tam­bién tiem­po pa­ra en­tre­nar. ¿Có­mo es un día nor­mal en tu vi­da? Tra­ba­jo to­do el día en la tien­da y a me­dio­día sa­li­mos a en­tre­nar dos o tres ho­ras. Ambas co­sas las com­pa­ti­bi­li­za­mos con la agen­cia. En ju­lio trae­re­mos a Jan Ull­rich, des­de el día 13 has­ta el 17, por­que se cum­plen vein­te años de la eta­pa que ga­nó en Or­dino-Ar­ca­lís en el Tour’97. Ha­re­mos par­te de aque­lla eta­pa con 40 ale­ma­nes y, en to­tal, ha­brá unas 60 per­so­nas en el even­to. Ha­bla­mos mu­cho con los ciclistas pro­fe­sio­na­les; te­ne­mos muy bue­na re­la­ción con ellos. Los que vi­ven por es­ta zo­na se acer­can ha­bi­tual­men­te a la tien­da. ¿Cuán­tos días en­tre­nas a la se­ma­na? Cin­co, de mar­tes a do­min­go. Li­bro los lu­nes y los vier­nes. Lo más di­fí­cil de com­pa­ti­bi­li­zar tra­ba­jo y en­tre­na­mien­tos son las ti­ra­das lar­gas. Las dos ho­ras que ha­go en­tre se­ma­na me sir­ven, ya que los sá­ba­dos y do­min­gos me voy a en­tre 120 o 170 kilómetros pa­ra es­tar en for­ma cuan­do vie­ne la gen­te. Al me­nos, pa­ra su­bir dig­na­men­te.

Sí, por­que ir a rue­da de Jan Ull­rich no de­be ser na­da sen­ci­llo...

Es muy, muy di­fí­cil. Ha­ce dos me­ses, es­tu­vi­mos en­tre­nan­do ca­si un mes con Da­ni Na­va­rro y ¡buah! Era una co­sa in­creí­ble. Íba­mos a Puig­cer­dà y vol­vía­mos, y sa­lían unas me­dias de 32 km/h. Lle­ga­ba muer­ta. Él va a 120 pul­sa­cio­nes y ¡yo a 190! A lo me­jor tú ha­ces una subida y ellos tres o cua­tro. Es­tán en otro pla­ne­ta. ¿En qué con­sis­te An­do­rra Road Bi­ke? Bus­ca­mos que la gen­te se sien­ta co­mo un pro­fe­sio­nal en un país en el que hay mu­chí­si­mos pro­fe­sio­na­les pa­ra com­par­tir sus ex­pe­rien­cias. So­le­mos con­tar con su pre­sen­cia, co­mo se­rá el ca­so de Ull­rich. Ha­ce­mos el se­gui­mien­to, el avi­tua­lla­mien­to, de guías en to­dos los puer­tos, etc. Nos adap­ta­mos al ni­vel de ca­da per­so­na. Ofre­ce­mos dos op­cio­nes: con ho­tel o só­lo sa­li­das. Te­ne­mos un ho­tel de tres es­tre­llas y otro de seis, por lo que de­pen­de de lo que quie­ra ca­da clien­te. Tam­bién ofre­ce­mos un ser­vi­cio de al­qui­ler de bi­ci­cle­tas Ci­po­lli­ni y Eddy Merckx, sin cos­te al­guno, pa­ra que la gen­te que vie­ne de Alemania o Bél­gi­ca no car­gue con su pro­pia bi­ci. ¿Al­gún equi­po pro­fe­sio­nal ha so­li­ci­ta­do vues­tros ser­vi­cios? Lo que nos pi­den equi­pos co­mo Mo­vis­tar Team o Co­fi­dis es que, has­ta que ellos co­noz­can la zo­na, les ayu­de­mos con las ru­tas por las que en­tre­nar. Ellos, des­pués, van por su cuen­ta y no ne­ce­si­tan nues­tro so­por­te. ¿Có­mo sur­gió la idea de la agen­cia? Fue ha­ce tres o cua­tro años. Yo soy muy, muy ci­clis­ta, una fan ab­so­lu­ta, y prac­ti­qué mu­cho tiem­po ci­clis­mo. An­tes com­pe­tía y, se­gún iba ha­cién­do­me ma­yor, que­ría se­guir li­ga­da a él. Le di vuel­tas has­ta que sa­lió la idea de or­ga­ni­zar via­jes pa­ra que la gen­te vi­nie­se a co­no­cer An­do­rra, que es un país pre­cio­so. Só­lo hay que ver la can­ti­dad de pro­fe­sio­na­les que vi­ven aquí. Por nues­tra tien­da pa­san mu­cho Car­los Ve­ro­na, Da­ni Mo­reno, Ima­nol Er­vi­ti, Da­ni Na­va­rro... Aho­ra se ha ve­ni­do tam­bién Jesús Her­nán­dez. ¿Có­mo ven­de­rías An­do­rra a los ci­clo­tu­ris­tas? Es un pa­raí­so. Por la zo­na y por­que pue­des pe­da­lear al la­do de los pro­fe­sio­na­les. Igual tu ni­vel no te da pa­ra en­tre­nar a su la­do to­do el tiem­po, pe­ro sí 20 o 30 km. La tem­pe­ra­tu­ra ya em­pie­za a acom­pa­ñar, por lo que es la guin­da al pa­raí­so. ¿Los pro­fe­sio­na­les se de­jan acom­pa­ñar o sa­len a su ai­re? No­so­tros lo so­le­mos pac­tar con ellos. Nos acom­pa­ñan va­rios kilómetros y lue­go si­guen sus en­tre­na­mien­tos. Son muy bue­na gen­te y no les im­por­ta, aun­que siem­pre hay al­guno más ra­ri­llo. Ayer es­tu­vo Jo­nat­han Cas­tro­vie­jo y es en­can­ta­dor. ¿Tu afi­ción ci­clis­ta vie­ne de tra­di­ción fa­mi­liar? Soy ar­gen­ti­na y com­pe­tí mu­cho allí, pe­ro no es de fa­mi­lia, só­lo me gus­ta­ba a mí. Ar­gen­ti­na es un país di­fe­ren­te en to­dos los as­pec­tos y pa­ra el ci­clis­mo has de te­ner un ni­vel de vi­da al­to por­que no es fá­cil ac­ce­der a una bi­ci­cle­ta. To­do cues­ta tres o cua­tro ve­ces más. Cuan­do me vi­ne pa­ra acá, me que­dé tres o cua­tro años en Va­len­cia has­ta que lle­gué a An­do­rra, don­de me ca­sé y si­go con la bi­ci, aun­que ya no com­pi­to. Lo que sí ha­go son mar­chas. ¿Cuá­les vas a rea­li­zar en 2017? Es­te año vol­ve­ré a hacer La Pu­ri­to An­do­rra, que es una mar­cha pre­cio­sa y la más du­ra de Eu­ro­pa con di­fe­ren­cia, y eso que he es­ta­do en prue­bas de los Do­lo­mi­tas, en­tre otras. Es más de co­co que de fuer­za. Tam­bién iré a la Gran Fon­do Cambrils Park Cos­ta Dau­ra­da y a la Po­lar Gran Fon­do La Mus­sa­ra, en la que el pri­mer año que­dé ter­ce­ra en­tre las chi­cas y en el se­gun­do, se­gun­da. Fuis­te ci­clis­ta y aho­ra eres ci­clo­tu­ris­ta. ¿En qué des­ta­cas en­ci­ma de una bi­ci? Co­mo ci­clis­ta era bue­na en lí­nea y con­tra­rre­loj. De he­cho, sa­lí cam­peo­na pa­na­me­ri­ca­na en 2008. Aho­ra subo dig­na­men­te, pe­ro ba­jo me­jor -ríe-. Lla­nean­do tam­bién me de­fien­do, aun­que mi es­pe­cia­li­dad es apro­ve­char­me del que va de­lan­te. Soy la me­jor en la téc­ni­ca CBR: Co­mer, be­ber y a rue­da. El ci­clis­mo es­tá de mo­da en­tre las chi­cas. ¿Lo ha­béis no­ta­do en la agen­cia? Sí. Aquí, jus­ta­men­te, hay una can­ti­dad bru­tal de chi­cas que mon­tan en bi­ci­cle­ta. La afi­ción en­tre no­so­tras es­tá cre­cien­do día a día, aun­que to­da­vía so­mos po­cas. ¿Tu ci­clis­ta pre­fe­ri­do? Al­ber­to Con­ta­dor me po­ne siem­pre los pe­los de pun­ta. Da mu­chí­si­mo es­pec­tácu­lo. ¡Que no me es­cu­chen los de­más! -ri­sas-. Cuan­do es­tá él en una gran vuel­ta es un plus.

Edad: 44 años. Lu­gar de re­si­den­cia: An­do­rra. Pe­so: 58 kg. Al­tu­ra: 1,72 m. Vir­tud: Sim­pa­tía. Co­mi­da: Arroz con le­che de co­co y plá­tano. Bebida: Vichy Ca­ta­lán. Afi­cio­nes: Me en­can­ta la ro­pa de bi­ci y to­dos los ac­ce­so­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.