Com­pe­tir pa­ra en­tre­nar motivado

Ciclismo a Fondo - - USUARIO -

Soy Jo­sé Luis Gar­cía Yá­ñez, ten­go 62 años y des­de mi ju­ven­tud siem­pre he man­te­ni­do re­la­ción con el de­por­te. Me ini­cié ha­cien­do mon­ta­ñis­mo los fi­nes de se­ma­na, pe­ro fue con 25 años cuan­do em­pe­cé a en­tre­nar de for­ma ha­bi­tual en atletismo de fon­do. Las sen­sa­cio­nes de aque­lla épo­ca son de su­fri­mien­to y le­sio­nes por la fal­ta de prác­ti­ca y de fe­li­ci­dad des­pués de la du­cha. Unos me­ses des­pués, y an­te la po­si­bi­li­dad de caer en el abu­rri­mien­to por no te­ner ob­je­ti­vos, me apun­té a las ca­rre­ras po­pu­la­res que en­ton­ces se ce­le­bra­ban. Com­pro­bé que no se me da­ba mal y, so­bre to­do, en­con­tré la mo­ti­va­ción pa­ra en­tre­nar. Y a par­tir de ahí se dis­pa­ró to­do. Me apun­té a un club de atletismo pa­ra pre­pa­rar en se­rio las ca­rre­ras de fon­do, es­tan­do en ac­ti­vo has­ta los 37 años y par­ti­ci­pan­do en to­do ti­po de com­pe­ti­cio­nes. Pue­de pa­re­cer el mun­do al re­vés, pe­ro no en­tre­na­ba pa­ra com­pe­tir, sino que com­pe­tía pa­ra man­te­ner la mo­ti­va­ción en­tre­nan­do y, de pa­so, ir me­jo­ran­do mis mar­cas. En atletismo las prue­bas de as­fal­to son muy le­si­vas pa­ra las ar­ti­cu­la­cio­nes. Co­mo co­men­cé a te­ner mo­les­tias, con el fin de po­der con­ti­nuar ha­cien­do de­por­te com­pré mi pri­me­ra bi­ci­cle­ta de ca­rre­te­ra pa­ra dis­fru­tar de los puer­tos del va­lle del Lo­zo­ya los fi­nes de se­ma­na y en va­ca­cio­nes. Un año des­pués par­ti­ci­pé en la pri­me­ra edi­ción de la Pe­ri­co Delgado. Na­da nue­vo que no hu­bie­ra ex­pe­ri­men­ta­do an­tes: ne­ce­si­ta­ba com­pe­tir pa­ra se­guir en­tre­nan­do. Tras unas tem­po­ra­das de re­du­cir, que no eli­mi­nar, la prác­ti­ca de­por­ti­va por mo­ti­vos la­bo­ra­les, com­pré una moun­tain bi­ke pa­ra di­ver­tir­me por las pis­tas de la sie­rra ma­dri­le­ña y, des­pués de un pe­rio­do de adap­ta­ción, me ani­mé a com­pe­tir con el equi­po Ágo­ra Bi­kes. Los en­tre­na­mien­tos -unos 1.000 kilómetros men­sua­les- los al­terno en­tre mon­ta­ña y ca­rre­te­ra, y co­mo no po­día ser me­nos en mi ca­so, de nue­vo sien­to la ne­ce­si­dad de hacer una mar­cha ci­clo­tu­ris­ta de ca­rre­te­ra. Y aquí es­toy, to­tal­men­te motivado pa­ra el re­to de la Que­bran­tahue­sos. El mo­ti­vo fun­da­men­tal no es la prue­ba en sí -que tam­bién-, sino la se­gu­ri­dad de que me da­rá la mo­ti­va­ción ne­ce­sa­ria pa­ra con­ti­nuar en­tre­nan­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.