Si­guien­do a Tom

Ciclismo a Fondo - - BICI SPORT -

Ja­nPie­ter de Vlie­ger y Joe­ri De Knop son dos pe­rio­dis­tas bel­gas que tra­ba­jan en el Het Nieuws­blad y en el Het Laats­te Nieuws res­pec­ti­va­men­te, dos de los ro­ta­ti­vos más im­por­tan­tes del país. Y co­mo en Bél­gi­ca el ci­clis­mo es una re­li­gión y Tom Boo­nen su dios, Ja­nPie­ter y Joe­ri es­tán si­guien­do a 'Tom­me­ke' du­ran­te sus úl­ti­mos cua­tro me­ses co­mo ci­clis­ta pro­fe­sio­nal. Am­bos cu­bren to­das y ca­da una de las ca­rre­ras que es­tá dispu­tan­do des­de enero has­ta el 9 de abril, cuan­do en el ve­ló­dro­mo de Rou­baix pon­drá fin a su ca­rre­ra y pa­se a con­ver­tir­se en le­yen­da. Cru­za­ron el Atlántico pa­ra ver­le de­bu­tar en la Vuel­ta a San Juan, triun­fo de eta­pa in­clui­do; con­ti­nua­ron en Omán; re­gre­sa­ron a ca­sa pa­ra el ini­cio de la tem­po­ra­da de clá­si­cas, des­afor­tu­na­da pa­ra el del Quic­kS­tep con caí­da en Om­loop Het Nieuws­blad y au­sen­cia en Kuur­ne-Bru­se­la­sKuur­ne. Ti­rreno-Adriá­ti­co y Mi­lán-San Re­mo eran las úl­ti­mas es­ca­las an­tes de las clá­si­cas del nor­te. "Vi­vi­mos con la ma­le­ta a cues­tas", di­ce Joe­ri, al que po­cas co­sas le borran su ca­rác­ter tran­qui­lo y ale­gre. "Es un ho­nor se­guir­le en sus úl­ti­mas ca­rre­ras", pro­si­gue Ja­nPie­ter, en lo que su co­le­ga coin­ci­de. "Aun­que no es fá­cil. Omán es su se­gun­da ca­rre­ra y ya sen­ti­mos que es di­fí­cil ha­blar con él a so­las. En San Juan es­tu­vo más re­la­ja­do, pe­ro no dio en­tre­vis­tas pri­va­das", cuen­ta so­bre la lu­cha de to­dos los pe­rio­dis­tas que cu­bri­mos el ci­clis­mo en los úl­ti­mos años. Joe­ri y Jan cuen­tan una me­dia de "dos pá­gi­nas diarias" que de­ben es­cri­bir tras ca­da eta­pa, sea en Omán, Ar­gen­ti­na o las clá­si­cas. A ve­ces, in­clu­so más. "No to­do lo que es­cri­bi­mos es so­bre Boo­nen, pe­ro sí re­la­cio­na­do con él". Apun­ta Ja­nPie­ter que se­guir a un co­rre­dor to­do su ca­len­da­rio le ha he­cho dar­se cuen­ta "de que los ciclistas es­tán siem­pre fue­ra de ca­sa" y eso les es­tá pa­san­do aho­ra a ellos. Ven más a Boo­nen que a sus pa­re­jas. "En una en­tre­vis­ta nos di­jo que cuan­do se re­ti­re se­re­mos fe­li­ces por­que em­pe­za­re­mos a te­ner vi­da so­cial, pe­ro su­pon­drá un gran va­cío. Se le echa­rá de me­nos por­que es muy ma­jo", di­ce Ja­nPie­ter de Vlie­ger. ¿Qué pa­sa­rá en­ton­ces? ¿Ha­brá vi­da des­pués de Boo­nen? "Es­pe­ra­mos que no ha­ya me­nos aten­ción de los me­dios. Con­ta­mos con co­rre­do­res co­mo Van Aver­maet o Benoot, aun­que co­mo nos di­jo Le­fe­ve­re en una oca­sión, a Tom Boo­nen lo quie­ren to­dos, ni­ños y ma­yo­res. Tie­ne un ca­ris­ma es­pe­cial".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.