El mun­do de Fer­nan­do

Ciclismo a Fondo - - BICI SPORT -

Tres per­so­nas a las que de­bes es­tar don­de es­tás. A mi ma­dre, mi pa­dre y mi her­mano.

De no ha­ber si­do ci­clis­ta... No lo sé, es lo que siem­pre he que­ri­do. Aho­ra es­toy en la uni­ver­si­dad pe­ro nun­ca me lo plan­teé. No ha­bía plan B.

Una lec­ción que te ha­ya en­se­ña­do es­te de­por­te. A ser cons­tan­te.

De­fí­ne­te co­mo ci­clis­ta. Los re­sul­ta­dos me di­cen que soy un co­rre­dor al que le va el frío y el te­rreno mon­ta­ño­so. Me gus­ta ir a mi rit­mo en los puer­tos lar­gos y ten­di­dos.

¿Quién era tu ído­lo cuan­do eras pe­que­ño? Mi her­mano, por­que sa­lía con él y sus com­pa­ñe­ros en bi­ci. Era mi ejem­plo a se­guir.

¿En qué ci­clis­ta del pe­lo­tón te fi­jas? En Nibali, me en­can­ta. Es co­mo hay que ser co­mo ci­clis­ta. Con­se­guir la mi­tad de lo que él ha ga­na­do se­ría in­men­so.

¿Si­gues el ci­clis­mo cuan­do no es­tás com­pi­tien­do? Sí, ten­go Eu­ros­port pa­ra no per­der­me na­da. Re­pe­ti­cio­nes no me gus­ta por­que con Twit­ter sa­bes el desen­la­ce y no le veo emo­ción, pe­ro en di­rec­to, to­do.

¿A quién lla­mas­te pri­me­ro pa­ra con­tar que eras pro­fe­sio­nal? A mis pa­dres. Es­ta­ban en­can­ta­dos. Es mi sue­ño y tam­bién pa­ra ellos la ilu­sión de ver­lo cum­pli­do. Mi ma­dre su­fre cuan­do voy en bi­ci, pe­ro a mi pa­dre y a mi her­mano les gus­ta.

¿Con qué vic­to­ria sue­ñas? ¡Con mu­chas! Ca­da no­che sue­ño con una di­fe­ren­te, aun­que es­tar en lo más al­to en el Tour de Fran­cia es el que más se re­pi­te.

Una ma­nía con­fe­sa­ble. Me pon­go siem­pre pri­me­ro la za­pa­ti­lla de­re­cha. Y ha­ce po­co me he da­do cuen­ta que en la bi­ci voy siem­pre pen­san­do cuán­to tiem­po voy por de­lan­te o por de­trás de 30 de me­dia. Lo pien­so y lo mi­ro a ver si he acer­ta­do.

¿Tu me­jor mo­men­to en­ci­ma de la bi­ci? La Vuel­ta a As­tu­rias de 2017, en la subida al Ace­bo.

¿Y el peor? Los días que te has caí­do. Me acuer­do en ju­ve­ni­les, un vier­nes ga­né la crono del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña y al día si­guien­te me rom­pí la cla­ví­cu­la. Es­ta­ba pre­se­lec­cio­na­do pa­ra ir al Mun­dial. Esas co­sas son sin du­da las que más due­len.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.