Per­si­guien­do su sue­ño

Ciclismo a Fondo - - USUARIO -

Cum­plió 18 años en fe­bre­ro y lle­va la mi­tad de su vi­da com­pi­tien­do en bi­ci. Mi­guel Mo­ya, na­ci­do y re­si­den­te en San Clemente (Cuen­ca), es uno de tan­tos cha­va­les que per­si­gue un sue­ño ali­men­ta­do des­de chi­qui­to: ser ci­clis­ta pro­fe­sio­nal. "Des­de pe­que­ño me gus­ta­ba la bi­ci, no sa­bría de­cir­te por qué. Mis pa­dres ha­bla­ron con los que lle­va­ban el club ci­clis­ta del pue­blo -Club De­por­ti­vo El Car­men- pe­ro ellos no te­nían es­cue­la y me ter­mi­na­ron apun­tan­do en el de Vi­lla­rro­ble­do. Em­pe­cé a los nue­ve años. Al prin­ci­pio, en las pri­me­ras ca­rre­ras y en­tre­na­mien­tos, es­ta­ba muy ner­vio­so por­que no co­no­cía a na­die, pe­ro se me fue pa­san­do con el tiem­po y ca­da vez me sen­tía más con­ten­to con la nue­va ex­pe­rien­cia. Con el tiem­po co­men­cé a ga­nar ca­rre­ras y ca­da vez se me da­ba me­jor", nos cuen­ta Mi­guel. Co­mo en Vi­lla­rro­ble­do no ha­bía equi­po de ca­de­tes, al pa­sar a es­ta ca­te­go­ría se mar­chó a la Unión Ci­clis­ta Fuen­la­bra­da. "Me ha­bla­ron de que po­día ser una bue­na op­ción y co­mo te­nía fa­mi­lia por allí me fui con ellos y es­tu­ve los dos años de ca­de­te. La ver­dad es que pen­sa­ba que me iba a cos­tar más el cam­bio, pe­ro me adap­te muy bien y me gus­ta­ba mu­cho más. Com­pe­tir por ca­rre­te­ra es en­tre­te­ni­dí­si­mo, los cir­cui­tos son muy mo­nó­to­nos y no me gus­tan. El au­men­to de dis­tan­cia no me ha su­pues­to nin­gún pro­ble­ma y po­co a po­co me fui acos­tum­bran­do. Pa­sé de que­dar bas­tan­te atrás el pri­mer año a ter­mi­nar ga­nan­do una ca­rre­ra el se­gun­do".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.