LA GRAN PRUE­BA

Rid­ley ha so­me­ti­do a su mo­de­lo más ae­ro­di­ná­mi­co a una pro­fun­da re­duc­ción de vo­lú­me­nes que le ha sen­ta­do muy bien. La nue­va Noah Fast man­tie­ne sus cua­li­da­des ae­ro­di­ná­mi­cas, pe­ro es más li­ge­ra y ágil.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Tex­to Joa­quín Cal­de­rón Fotos Ra­fa Gó­mez

La nue­va Rid­ley Noah Fast Disc ba­ja de pe­so pa­ra ser más que una bi­ci ae­ro­di­ná­mi­ca.

La fron­te­ra en­tre las bi­cis ae­ro­di­ná­mi­cas y las es­ca­la­do­ras si­gue sien­do muy mar­ca­da, aun­que en las úl­ti­mas novedades pa­ra la pró­xi­ma tem­po­ra­da he­mos vis­to al­gu­nos de­ta­lles en las bi­cis ae­ro pa­ra dul­ci­fi­car su com­por­ta­mien­to y ha­cer­las me­nos agre­si­vas pa­ra el per­fil del ci­clo­tu­ris­ta más de­por­ti­vo. Es el ca­so de la nue­va Noah Fast, el úl­ti­mo re­di­se­ño del mo­de­lo de re­fe­ren­cia de Rid­ley -la pri­me­ra lle­gó al mer­ca­do en 2006-, que anun­cia una con­si­de­ra­ble re­ba­ja de pe­so de 250 gra­mos en su ver­sión pa­ra dis­cos y unos 200 en fre­nos a la llan­ta res­pec­to a la Noah SL. No es que Rid­ley ha­ya re­nun­cia­do a sus cua­li­da­des ae­ro­di­ná­mi­cas, sino que ha re­fi­na­do las ba­ses de su con­cep­to FAST, que en sus ini­cios se lla­mó Rid­ley Ae­ro Pro­ject, de­jan­do de la­do so­lu­cio­nes com­ple­jas que vi­mos en an­te­rio­res mo­de­los co­mo los fre­nos in­te­gra­dos F-Bra­ke o el ca­nal cen­tral de la hor­qui­lla F-Split Fork, que aho­ra ha sus­ti­tui­do ex­ten­dien­do a más par­tes del cuadro la ra­nu­ra F-Sur­fa­ce Plus. Así, con la va­lio­sa ex­pe­rien­cia de los ci­clis­tas del Lot­toSou­dal, ha desa­rro­lla­do una bi­ci que si­gue te­nien­do en las eta­pas lla­nas y los sprints su te­rreno na­tu­ral -Grei­pel ro­zó la vic­to­ria en su es­treno en el Tour y qui­zá ga­ne con ella an­tes de que aca­be 2018-, pe­ro que ha am­plia­do su ra­dio de ac­ción. Pa­ra com­pro­bar­lo, apro­ve­cha­mos pa­ra lle­var­la al lí­mi­te en un via­je a la que pre­su­me de ser la mar­cha más du­ra de Eu­ro­pa, La Pu­ri­to, en cua­tro días en los que acu­mu­la­mos ca­si 11.000 me­tros de des­ni­vel en al­go me­nos de 400 ki­ló­me­tros. Sin una to­ma de con­tac­to an­te­rior, nos de­mos­tró que en por­cen­ta­jes in­fe­rio­res al 8% su com­por­ta­mien­to no dis­ta mu­cho del de una bi­ci es­ca­la­do­ra -y te­ne­mos re­cien­te una prue­ba de su her­ma­na He­lium SLX-, mien­tras que en las ba­ja­das an­do­rra­nas hi­zo ga­la de un aplo­mo que nos trans­mi­tió mu­cha se­gu­ri­dad, tan­to en las más ten­di­das con cur­vas abier­tas, co­mo La Ra­bas­sa, co­mo en la em­pi­na­da de La Gallina, don­de ló­gi­ca­men­te agra­de­ci­mos los dis­cos. El pe­so ex­tra só­lo se hi­zo pa­ten­te en las pen­dien­tes más pro­nun­cia­das; mien­tras que pos­te­rior­men­te, en las sa­li­das por nues­tra zo­na de re­fe­ren­cia, con pe­que­ñas subidas en torno al 4%, nos de­jó cla­ro que su reac­ti­vi­dad no es­tá le­jos del ni­vel de bi­cis más li­ge­ras, com­bi­nan­do agi­li­dad en la par­te tra­se­ra con una es­ta­bi­li­dad no­ta­ble cuan­do ro­da­mos a ve­lo­ci­da­des por en­ci­ma de 40 km/h. Una apues­ta por ha­cer más am­plio un seg­men­to que, sin en­trar en su ren­di­mien­to en las ca­rre­ras, nos per­mi­te a los mor­ta­les po­der dis­fru­tar de bi­ci­cle­tas con las má­xi­mas pres­ta­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.