LOOK 785 HUEZ RS

13,1 km de lon­gi­tud, 1.073 m de des­ni­vel, 8,2% de pen­dien­te me­dia, má­xi­ma de 11,5% y 21 cur­vas de he­rra­du­ra. Así es el Al­pe d'Huez, el puer­to al­pino -in­clui­do en 29 edi­cio­nes del Tour de Fran­cia- que ce­de el nom­bre al mo­de­lo más es­ca­la­dor de Look.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Ra­fa Gó­mez Tex­to Jo­sé V. Gis­bert Fotos

La le­gen­da­ria mar­ca fran­ce­sa rin­de tri­bu­to al puer­to de las 21 cur­vas.

Pa­ra bus­car los orí­ge­nes de la mar­ca fran­ce­sa de­be­mos pa­sar obli­ga­to­ria­men­te por la po­pu­la­ri­za­ción de sus pe­da­les au­to­má­ti­cos pa­ra bi­ci­cle­tas de ca­rre­te­ra -ins­pi­ra­dos en las fi­ja­cio­nes de es­quí-, que pu­so

fin a la era de los ras­tra­les con co­rreas y que ac­tual­men­te dominan el mer­ca­do con los Kéo. Tam­bién co­pa­ron to­dos los pó­diums de los '80 y '90 con sus cua­dros de tu­be­ría de car­bono uni­dos

con ra­co­res -la mí­ti­ca se­rie KG- y mo­no­cas­co -co­mo los uti­li­za­dos por el equi­po ON­CE-, tec­no­lo­gía en la que fue­ron pio­ne­ros mien­tras otros fa­bri­can­tes se­guían uti­li­zan­do ace­ro o alu­mi­nio. Pe­ro Look no vi­ve del pa­sa­do, han evo­lu­cio­na­do apor­tan­do so­lu­cio­nes tec­no­ló­gi­cas co­mo el ac­tual con­jun­to de bielas y pe­da­lier ZED, la po­ten­cia re­gu­la­ble Ae­ros­tem o la ti­ja in­te­gra­da E-Post, to­das ellas in­clui­das en sus se­ries 695 y 795. En el Huez, Look se ha cen­tra­do en el cuadro y la hor­qui­lla con el ob­je­ti­vo de re­du­cir su pe­so al má­xi­mo man­te­nien­do la ri­gi­dez y sin

com­pro­me­ter la co­mo­di­dad, de­jan­do a un la­do la ae­ro­di­ná­mi­ca y los alar­des es­té­ti­cos. Con só­lo un vis­ta­zo pue­de pa­re­cer que es­ta­mos an­te un mo­de­lo con va­rios años a sus es­pal­das de­bi­do a la sim­ple­za y es­ca­so diá­me­tro de los per­fi­les de los tu­bos, cuan­do ac­tual­men­te son los di­se­ños muscu­losos y ae­ro los que aca­pa­ran to­da la aten­ción. En su cons­truc­ción se han em­plea­do cin­co ti­pos de car­bono con sie­te es­pe­ci­fi­ca­cio­nes di­fe­ren­tes y diez ca­pas por tu­bo, re­par­ti­das en las 260 pie­zas que for­man el cuadro y las 90 de la hor­qui­lla. El pe­so lo­gra­do de­ja el cuadro en só­lo

750 gra­mos y la hor­qui­lla en 280, ci­fras que aun­que no ba­ten nin­gún ré­cord, sí po­de­mos ca­li­fi­car­las co­mo ul­tra­li­ge­ras. Des­ta­car que Look dis­po­ne de una ver­sión más eco­nó­mi­ca -310 g más pe­sa­da pe­ro es­té­ti­ca­men­te idén­ti­ca- pa­ra quie­nes no pue­dan ac­ce­der a la ga­ma su­pe­rior RS. El mo­de­lo pro­ba­do, el pri­me­ro tras el to­pe de ga­ma, equi­pa un gru­po com­ple­to Shi­mano Du­ra-Ace me­cá­ni­co, del que po­co más se pue­de de­cir de quien ha con­se­gui­do el má­xi­mo ni­vel de sua­vi­dad y pre­ci­sión -só­lo su­pe­ra­do por la ver­sión Di2-, aun­que nos gus­ta­ría que el des­via­dor de­lan­te­ro fue­se más fácil de po­ner a pun­to. Las rue­das, unas Co­ri­ma 47 S1 con llan­ta de car­bono, cum­plen en el apar­ta­do es­té­ti­co y ges­tio­nan­do el viento la­te­ral, pe­ro fa­llan en el de la fre­na­da y -co­mo ve­re­mos más ade­lan­te- el pe­so. Pa­ra tra­tar de re­sol­ver el pri­mer in­con­ve­nien­te cam­bia­mos las za­pa­tas Co­ri­ma ori­gi­na­les por unas Swis­sS­top, una de las op­cio­nes más uti­li­za­das en aros de car­bono, que lo­gró me­jo­rar os­ten­si­ble­men­te la po­ten­cia pe­ro de­bi­do a la su­per­fi­cie de la pis­ta de fre­na­do de la llan­ta no pu­di­mos mo­du­lar­la co­rrec­ta­men­te, re­du­cien­do la ve­lo­ci­dad sin con­sis­ten­cia. Un pro­ble­ma a re­vi­sar. En cuan­to a los com­po­nen­tes, la ti­ja de si­llín Look de car­bono nos

» “Una li­ge­ra es­ca­la­do­ra que se defiende en to­dos los te­rre­nos”

sor­pren­dió por su ca­pa­ci­dad de ab­sor­ción, mien­tras que la po­ten­cia y el ma­ni­llar, am­bos de alu­mi­nio de ga­ma me­dia, de­jan bas­tan­te que desear en cuan­to a co­mo­di­dad -agra­va­da por la fi­na cin­ta de ma­ni­llar- y li­ge­re­za. El si­llín, un Se­lle Ita­lia SLR, es có­mo­do, aun­que las va­ri­llas son de me­tal.

¿ES ES­CA­LA­DO­RA O NO?

El test in­clu­yó unos días de va­ca­cio­nes en las pro­vin­cias de León y Asturias, du­ran­te los que al­ter­na­mos eter­nos lla­nos y rec­tas en­tre cam­pos de la­bran­za y lar­gos puer­tos que in­clu­yen por­cen­ta­jes con más de dos dí­gi­tos. A pe­sar de un di­se­ño con el fo­co pues­to en su­bir des­ni­ve­les lo más rá­pi­do po­si­ble, gra­cias a su geo­me­tría la Huez tam­bién se defiende per­fec­ta­men­te ba­jan­do puer­tos, lla­nean­do o ro­dan­do en gru­po, aun­que no con­ta­re­mos con las ven­ta­jas ae­ro­di­ná­mi­cas de los mo­de­los

ae­ro. La ri­gi­dez en la ca­ja de pe­da­lier la po­de­mos ca­li­fi­car de muy al­ta y un pun­to por de­ba­jo en la di­rec­ción, mien­tras que la co­mo­di­dad es bas­tan­te me­jor de la es­pe­ra­da en cua­dros de la ca­te­go­ría ul­tra­light gra­cias a sus fi­nos ti­ran­tes, ti­ja de si­llín y, ob­via­men­te, al car­bono em­plea­do y a su dis­po­si­ción en el bas­ti­dor. Las ca­rre­te­ras se­cun­da­rias con as­fal­to en mal es­ta­do no nos su­pu­sie­ron un pro­ble­ma, ab­sor­bien­do los ba­ches ca­si al ni­vel de una gran fon­do. Lle­ga­mos al pun­to más es­pe­ra­do de es­te con­tac­to: el pe­so. Se­gún nues­tras me­di­cio­nes el con­jun­to pe­sa 7,081 ki­los sin pe­da­les, una ci­fra bas­tan­te bue­na pe­ro que pue­de ser re­du­ci­da con fa­ci­li­dad. ¿Es­ta­mos ha­blan­do de cam­biar com­po­nen­tes a una bi­ci de 7.000 eu­ros re­cién es­tre­na­da? Sí, así es. Sus­ti­tu­yen­do el ma­ni­llar y el si­llín por otros de car­bono -a la vez más có­mo­dos-, la po­ten­cia por un mo­de­lo más li­ge­ro y las cu­bier­tas por unas con aro de ke­vlar -las Con­ti­nen­tal Ul­tra Sport que equi­pa de se­rie pe­san 325 gra­mos ca­da una-, po­de­mos de­jar­la muy por de­ba­jo de 7 ki­los, pe­ro si que­re­mos si­tuar­la en el lí­mi­te UCI de 6,8 kg en or­den de mar­cha -con pe­da­les, por­ta­bi­do­nes y so­por­te de ci­clo­compu­tador­de­be­mos ele­gir la op­ción de mon­ta­je con rue­das Ma­vic Ksy­rium Elite, 200 gra­mos más li­ge­ras que las Co­ri­ma -ca­si 1,7 kg la pa­re­ja, sin cie­rres- y que re­du­cen en 1.000 € la fac­tu­ra fi­nal. Eso sí, la es­té­ti­ca de la bi­ci­cle­ta cam­bia­rá ra­di­cal­men­te. Ya na­die du­da de las ven­ta­jas de una bi­ci­cle­ta li­ge­ra a la ho­ra de su­bir puer­tos, pe­ro si una vez su­pe­ra­dos no cum­ple en otros te­rre­nos, per­de­re­mos to­do lo ga­na­do. No es el ca­so de la 785 Huez, una mul­ti­usos que se defiende sin com­ple­jos en to­dos los es­ce­na­rios con el va­lor aña­di­do de un pe­so por de­ba­jo de lo ha­bi­tual.

LAS LLANTAS FULLCARBON de 47 mm de per­fil y el ca­rac­te­rís­ti­co ra­dia­do de Co­ri­ma dan co­mo re­sul­ta­do una es­té­ti­ca es­pec­ta­cu­lar que com­ple­men­ta muy bien a la del bas­ti­dor. Una pe­na su es­ca­sa po­ten­cia de fre­na­do de­bi­do a la com­bi­na­ción de za­pa­tas y pis­ta de fre­na­do. SOBREDIMENSIONADA. Co­mo sue­le ser ha­bi­tual pa­ra lo­grar una ca­ja de pe­da­lier que so­por­te sin fle­xar las fuer­zas re­ci­bi­das, és­ta in­cre­men­ta su sec­ción y se op­ti­mi­za in­ter­na­men­te em­plean­do di­fe­ren­tes ti­pos de car­bono y án­gu­los de co­lo­ca­ción. ES­PE­CIAL. De­ta­lles en la lí­nea de la mar­ca fran­ce­sa co­mo la abra­za­de­ra del si­llín -ul­tra­li­ge­ra y fa­bri­ca­da en car­bono- o la mí­ni­ma sec­ción de las fun­das de freno y cam­bio que que­dan a la vis­ta, son los que dan un va­lor aña­di­do a la 785 Huez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.