VUEL­TA A PO­LO­NIA

Mi­chal Kwiat­kows­ki ga­nó la ron­da de su país a ba­se de chis­pa en los re­pe­chos y de­ter­mi­na­ción en la ner­vio­sa jor­na­da fi­nal. Su pal­ma­rés ya va mu­cho más allá de Pon­fe­rra­da.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Tex­to Fran Re­yes Fotos Ila­rio Bion­di/Bettini Photo

Mi­chal Kwiat­kows­ki, por fin en su tie­rra.

Con la Vuel­ta a Po­lo­nia su­ce­de co­mo con las me­jo­res prue­bas juveniles o sub23: es un pla­cer pa­ra los aman­tes del ci­clis­mo pu­ro, pa­ra quie­nes ven las ca­rre­ras bus­can­do des­te­llos en lu­gar de es­tre­llas. Los equi­pos del World Tour acu­den con la se­gun­da -o ter­ce­ra- fi­la de su plan­ti­lla a un re­co­rri­do in­dó­mi­to, re­ple­to de em­bos­ca­das. Al­gu­nas son ob­vias en las al­ti­me­trías, co­mo los mil re­pe­chos del Par­que Na­cio­nal de los Ta­tra que sa­zo­nan las eta­pas fi­na­les; otras son más su­ti­les, co­mo las chi­ca­nes de los úl­ti­mos ki­ló­me­tros o la rec­ta de me­ta cues­ta abajo de Ka­to­wi­ce, en cu­yos 900 me­tros fi­na­les al­gu­nos ci­clis­tas re­gis­tra­ron 105 ki­ló­me­tros por ho­ra. Aun­que se an­to­je un even­to me­nor tras la bo­rra­che­ra me­diá­ti­ca del Tour de Fran­cia, la ron­da po­la­ca per­mi­te re­co­no­cer de­ta­lles y jó­ve­nes pro­me­sas, y en­ci­ma es di­ver­ti­da. Me­re­ce la pe­na in­ver­tir sie­te tar­des de agos­to en de­gus­tar­la.

LA REVELACIÓN AC­KER­MANN

Las tres pri­me­ras eta­pas de es­ta ca­rre­ra son tra­di­cio­nal­men­te lla­nas; es­te año, ade­más, fue­ron cor­tas. Re­sul­ta­ron así fre­né­ti­cas, idea­les pa­ra que bri­lla­ran ve­lo­cis­tas jó­ve­nes. Dos triun­fa­ron: Ál­va­ro Ho­deg (Quic­kS­tep Floors) y Pas­cal Ac­ker­mann (Bo­ra-Hans­grohe). El ale­mán ba­tió dos ve­ces en el mano a mano al co­lom­biano, que se re­sar­ció en la ter­ce­ra eta­pa gra­cias a un lan­za­mien­to ex­tra­or­di­na­rio del cam­peón da­nés Mi­chael Mor­kov que des­or­de­nó la vo­la­ta a fa­vor del sprin­ter de as­cen­den­cia es­co­ce­sa mal trans­cri­ta. Bo­ra-Hans­grohe es uno de los equi­pos me­jor per­ge­ña­dos del UCI World Tour. Pe­se a no con­tar con el pre­su­pues­to más al­to y a te­ner hi­po­te­ca­da su ma­sa sa­la­rial por Pe­ter Sa­gan y -en me­nor me­di­daRa­fal Maj­ka, ha lo­gra­do con­fec­cio­nar una plan­ti­lla com­pe­ti­ti­va, ver­sá­til y con fu­tu­ro cu­yos ele­men­tos ali­nea con as­tu­cia. En es­ta Vuel­ta a Po­lo­nia, por ejem­plo, apun­tó a la ge­ne­ral con tres vuel­tó­ma­nos jó­ve­nes y con chis­pa -For­mo­lo, Kon­rad y Buch­mann-, les su­mó dos gre­ga­rios de mu­cha co­rrea -Be­ne­det­ti y Ken­naugh- y los com­bi­nó con un ve­lo­cis­ta en ple­na revelación -Ac­ker­mann- que, en au­sen­cia de su lanzador ha­bi­tual Rü­di­ger Se­lig, con­tó con el ex­pe­ri­men­ta­do Mi­chael Sch­warz­mann pa­ra guiar­le has­ta el úl­ti­mo ki­ló­me­tro. Re­sul­ta­do: dos vic­to­rias

de eta­pa... y dos hom­bres en el top10 de la ge­ne­ral fi­nal que es­tu­vie­ron muy pre­sen­tes en las jor­na­das de mon­ta­ña. La se­gun­da tem­po­ra­da World Tour de Pas­cal Ac­ker­mann (1994, Kan­del) es­tá con­fir­man­do su bri­llan­te épo­ca sub23, cul­mi­na­da con una pla­ta en el Mun­dial de Doha. En es­te año de revelación ha si­do ca­paz de pro­cla­mar­se cam­peón de Ale­ma­nia en una vo­la­ta fren­te a De­gen­kolb o Grei­pel y de ano­tar cin­co vic­to­rias de pri­me­ra di­vi­sión: una eta­pa en el Tour de Ro­man­día, otra en el Cri­té­rium du Daup­hi­né, el triun­fo en la Prudential RideLondon y dos par­cia­les de es­ta Vuel­ta a Po­lo­nia en los que de­mos­tró in­te­li­gen­cia y po­ten­cia, par­ti­cu­lar­men­te en la en­dia­bla­da lle­ga­da de Ka­to­wi­ce en la cual arran­có des­de atrás a pro­pó­si­to pa­ra de­ma­rrar su sprint con la ma­yor iner­cia po­si­ble. Tam­bién dis­pu­tó la vic­to­ria en la lle­ga­da de la quin­ta eta­pa: a sus 78 ki­los le so­bra­ron los úl­ti­mos 100 me­tros de re­pe­cho.

EL PROFETA KWIAT­KOWS­KI

Fue­ron las cua­tro úl­ti­mas eta­pas las que de­fi­nie­ron la cla­si­fi­ca­ción ge­ne­ral. Las dos pri­me­ras te­nían subidas más ama­bles y no des­tro­za­ron la ca­rre­ra, sino que la se­lec­cio­na­ron en vis­ta de dos sprints cues­ta arri­ba que ca­ye­ron en el zu­rrón de Mi­chal Kwiat­kows­ki, ex­tra­or­di­na­ria­men­te apo­ya­do por la ‘Ma­fia Po­la­ca’ -así se ha­cen lla­mar- de Team Sky, for­ma­da por Mi­chal Go­las y Lu­kasz Wis­niows­ki. Con ellos, un Pa­vel Si­va­kov ex­tra­or­di­na­rio que ti­ró de­ce­nas de ki­ló­me­tros en los te­rre­nos más in­có­mo­dos pa­ra con­fir­mar una vez más que, a sus 21 años, sus pier­nas va­len de so­bra pa­ra el World Tour; tam­bién el co­lom­biano Ser­gio He­nao, gre­ga­rio de lu­jo pa­ra el po­la­co cua­tro es­ta­cio­nes. El ma­yor re­ta­dor que en­con­tró Kwiat­kows­ki en es­tas dos jor­na­das fue el cam­peón sa­lien­te, Dy­lan Teuns, pro­yec­to de ci­clis­ta fran­qui­cia del BMC

que la pró­xi­ma tem­po­ra­da evo­lu­cio­na­rá en Bah­rain-Me­ri­da. El bel­ga se ce­bó en Szczyrk si­guien­do un tre­men­do ata­que del ecua­to­riano Ri­chard Ca­ra­paz (Mo­vis­tar Team) y no tu­vo un se­gun­do cam­bio de rit­mo pa­ra con­tra­rres­tar el sprint de Kwia­to. En Biels­ko-Bia­la fue un fre­na­zo a 300 me­tros de me­ta el que le obli­gó a gas­tar re­lan­zan­do su bi­ci­cle­ta, una ener­gía que bien po­dría ha­ber­le va­li­do pa­ra ba­tir al po­la­co. “Vien­do que me ha ga­na­do por só­lo me­dia rue­da, sien­to que ha si­do una oca­sión per­di­da”, la­men­ta­ba. Fla­queó en la úl­ti­ma jor­na­da y ca­yó del po­dio fi­nal. Con la lle­ga­da a los Ta­tra cam­bió li­ge­ra­men­te la tó­ni­ca de la ca­rre­ra, que se rom­pía mu­cho an­tes cas­ti­gan­do con un es­fuer­zo ex­tra al Sky. La sex­ta eta­pa la sal­vó ra­zo­na­ble­men­te, sin ape­nas di­fi­cul­ta­des pa­ra el mai­llot ama­ri­llo. La sép­ti­ma, en cam­bio, se en­con­tró con una fu­ga po­de­ro­sa que le obli­gó a des­gas­tar a sus gre­ga­rios y con una apues­ta a to­do o na­da de Si­mon Ya­tes (Mit­chel­ton-Scott) que só­lo Si­va­kov pu­do con­te­ner en un es­fuer­zo ex­tra­or­di­na­rio. En la úl­ti­ma subida, con 3 ki­ló­me­tros pa­ra me­ta y 16 ci­clis­tas a me­nos de un mi­nu­to en la ge­ne­ral, Kwiat­kows­ki se en­con­tró so­lo. To­mó el to­ro por los cuer­nos, ter­mi­nó de acer­car a Ya­tes y evi­tó que na­die más se mar­cha­ra. La vic­to­ria de Kwia­to es una mues­ca más den­tro de un pal­ma­rés que se va po­blan­do en torno a aquel Mun­dial de Pon­fe­rra­da que pu­so el lis­tón tan al­to. El año pa­sa­do su­mó clá­si­cas co­mo Stra­de Bian­che, Mi­lán-San Re­mo y San Se­bas­tián; es­ta cam­pa­ña ha si­do de ron­das por eta­pas co­mo Al­gar­ve, Ti­rreno-Adriá­ti­co y es­ta Vuel­ta a Po­lo­nia que por fin ha ga­na­do des­pués de tres par­ti­ci­pa­cio­nes sin ser profeta en su tie­rra. To­do ello con­quis­ta­do en dos tem­po­ra­das cu­yo pi­co de for­ma es­tu­vo des­ti­na­do a tra­ba­jar pa­ra Team Sky en el Tour de Fran­cia. Tal vez la pró­xi­ma tem­po­ra­da to­que que tra­ba­jen pa­ra él en al­gu­na de las ron­das de tres se­ma­nas. An­tes co­rre­rá la pró­xi­ma Vuel­ta a Es­pa­ña y ten­drá una gran opor­tu­ni­dad de im­po­ner­se un nue­vo mai­llot ar­coí­ris en Inns­bruck.

De ama­ri­lloy oro. Pas­cal Ac­ker­mann (Bo­ra) se dio el gus­ta­zo de ven­cer en Ka­to­wi­ce lu­cien­do el mai­llot de lí­der. Thi­baut es­tá de vuel­ta. Pi­not cru­zó se­gun­do la me­ta de la úl­ti­ma eta­pa pa­ra au­par­se al ter­cer ca­jón del po­dio de­fi­ni­ti­vo.

Ho­deg ya lle­vatres. El co­lom­biano de Quic­kS­tep Floors su­mó en Zabrze su ter­ce­ra dia­na en la má­xi­ma ca­te­go­ría. Y só­lo tie­ne 21 años.Teuns no pu­dore­pe­tir. El bel­ga del BMC tra­tó de re­va­li­dar sus éxi­tos en la ron­da po­la­ca, pe­ro cho­có con Kwiat­kows­ki.Mi nom­bre esGeor­ge. Ben­nett, es­ca­la­dor del LottoNL-Jum­bo, sol­tó va­rios ata­ques muy ex­plo­si­vos. Lo pró­xi­mo, La Vuel­ta. 4 5 Do­ble re­com­pen­sa. El úni­co que lo­gró rom­per la dis­ci­pli­na del Sky fue Si­mon Ya­tes, que se lle­vó el par­cial y el se­gun­do pues­to ab­so­lu­to.Sky, siem­pre apun­to. Pa­vel Si­va­kov des­ta­có en la ta­rea de con­trol del po­de­ro­so equi­po bri­tá­ni­co. El co­lom­biano Ser­gio He­nao se en­car­gó de to­mar su re­le­vo en la de­ci­si­va jor­na­da fi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.