Ull­rich, de­te­ni­do

Ciclismo a Fondo - - SOBRE RUEDAS - Tex­to Lo­ren­zo Ci­prés Fo­to Graham Wat­son

Al ga­na­dor del Tour de Fran­cia de 1997 y de la Vuel­ta a Es­pa­ña 1999 no pa­re­cen aban­do­nar­le los pro­ble­mas per­so­na­les. El úl­ti­mo lle­gó a prin­ci­pios de es­te mes de agos­to des­de la is­la de Ma­llor­ca, don­de el ex co­rre­dor pro­fe­sio­nal de Ros­tock fue de­te­ni­do tras asal­tar la ca­sa de su ve­cino, el fa­mo­so ci­neas­ta Til Sch­wei­ger -co­no­ci­do en­tre otras pe­lí­cu­las por su pa­pel en Mal­di­tos bas­tar­dos-, y en­fren­tar­se a al­gu­nas per­so­nas que se en­con­tra­ban allí ce­le­bran­do una fies­ta. Ull­rich sal­tó la va­lla del jar­dín vi­si­ble­men­te fue­ra de sí -se­gún cuen­ta el pro­pio Sch­wei­ger- y fue fi­nal­men­te de­te­ni­do y obli­ga­do por el au­to pos­te­rior del juez a per­ma­ne­cer ale­ja­do del lu­gar de los he­chos un mí­ni­mo de cin­cuen­ta me­tros. Es­te des­agra­da­ble in­ci­den­te es uno más a aña­dir a la lar­ga lis­ta de epi­so­dios pro­ble­má­ti­cos que el ale­mán vie­ne pro­ta­go­ni­zan­do des­de ha­ce tiem­po. En una re­cien­te en­tre­vis­ta con el dia­rio Bild, el pro­pio Ull­rich re­co­no­cía sus pro­ble­mas con el al­cohol y las an­fe­ta­mi­nas tras se­pa­rar­se de su es­po­sa y no po­der ver ca­si nunca a sus tres hi­jos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.