Val­ver­de: "Me si­go car­gan­do ge­ne­ra­cio­nes"

Ciclismo a Fondo - - BICI SPORT -

Des­de el pri­mer Mun­dial que co­rrió, en 2003, y tras do­ce par­ti­ci­pa­cio­nes, el mur­ciano ha­bía lo­gra­do con­ver­tir­se en el ciclista con más me­da­llas de la his­to­ria: dos pla­tas y cua­tro bron­ces. Ale­jan­dro Val­ver­de ya tie­ne la que le fal­ta­ba, el an­sia­do oro. Quin­ce años han te­ni­do que pa­sar en los que ha ido que­man­do eta­pas. Bas­ta un da­to que en­gran­de­ce su ges­ta de Inns­bruck. En aquel 2003, en Ha­mil­ton, don­de se im­pu­so As­tar­loa y Val­ver­de fue se­gun­do, el bron­ce fue Pe­ter Van Pe­te­gem, diez años ma­yor que él. En Aus­tria de­jó con la pla­ta a Ro­main Bar­det, que es on­ce años me­nor. "Me si­go car­gan­do ge­ne­ra­cio­nes", di­ce en­tre ri­sas. In­com­bus­ti­ble. "Son mu­chos años lu­chan­do por es­to y ves­tir el ar­coí­ris es un or­gu­llo muy gran­de. He llo­ra­do más que la vez que subí al po­dio del Tour por­que ha si­do la vic­to­ria más emo­cio­nan­te de mi ca­rre­ra", re­su­mía. En la con­fe­ren­cia de pren­sa di­jo tam­bién que "he te­ni­do el ho­nor de es­tar en mu­chos mun­dia­les ayu­dan­do a Frei­re. De él he apren­di­do có­mo se co­rre es­ta prue­ba, guar­dan­do siem­pre has­ta el fi­nal". El cán­ta­bro, que es­ta­ba pre­sen­te, no pu­do re­pri­mir­se en res­pon­der­le des­de una de las si­llas. "¡Ya era ho­ra Ba­la! Te ha lle­ga­do y te lo me­re­ces". Pe­ter Sa­gan le pu­so el mai­llot ar­coí­ris en el po­dio. "Ha si­do muy bo­ni­to por­que me ha di­cho que, si no lo ga­na­ba él, que­ría que fue­se yo. Mu­cha gen­te me ha co­men­ta­do que se ale­gra por mí y que me lo me­re­cía. Eso me ha­ce es­tar aún más fe­liz", di­jo agra­de­ci­do. No qui­so pa­sar sin fe­li­ci­tar a to­dos los in­te­gran­tes de la se­lec­ción es­pa­ño­la, "que han co­rri­do a la per­fec­ción y me han da­do mu­cha tran­qui­li­dad. Con­fia­ban más en mí que yo mis­mo". Por­que no ne­gó que es­te ar­coí­ris que tan­to se le ha re­sis­ti­do "lo da­ba ya ca­si por im­po­si­ble. Lle­gué a pen­sar que no lo ga­na­ría". Y más cuan­do en el fi­nal, Tom Du­mou­lin apa­re­ció por la ca­be­za. "Mi­ra­ba de reojo y lo vi. Pen­sé que uno de los cua­tro iba a que­dar­se sin me­da­lla con él de­lan­te". Así que no du­dó en lan­zar un sprint a fal­ta de 300 me­tros que se hi­zo agó­ni­co. "Era una dis­tan­cia lar­ga, pe­ro con tan­tos ki­ló­me­tros en las pier­nas ya es de fuer­za e ir a rue­da no va­le", ex­pli­có. Con su triun­fo, Val­ver­de se ha con­ver­ti­do en el se­gun­do co­rre­dor más lon­ge­vo en con­se­guir el oro tras Joop Zoe­te­melk, que lo lo­gró en 1985 con 38 años y 10 me­ses. El mur­ciano se ha co­ro­na­do con cin­co me­ses me­nos. "Eso quie­re de­cir que los vie­jos to­da­vía se­gui­mos an­dan­do".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.