EDUCANDO CON EL CI­CLIS­MO

4.000 per­so­nas asis­tie­ron a las char­las de la IV edi­ción de Educando con el Ci­clis­mo, con es­pe­cial aten­ción al ci­clis­mo fe­me­nino, y dis­fru­ta­ron con la mar­cha por los al­re­de­do­res de Ejea ba­jo la ba­tu­ta de la Aso­cia­ción Ci­clis­mo es Vi­da.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Des­de Ejea de los Ca­ba­lle­ros (Za­ra­go­za) Ai­na­ra Her­nan­do

La cuar­ta edi­ción vol­vió a ma­ra­vi­llar.

Hay al­go fa­mi­liar en el gru­po que con­for­ma la es­tu­pen­da ini­cia­ti­va de Ci­clis­mo es Vi­da. A pe­sar de que en su cuar­ta edi­ción el even­to ca­da vez es más gran­de, más per­fec­to si ca­be, los orí­ge­nes si­guen sien­do idén­ti­cos. La esen­cia no se pier­de. Ha­bla de va­lo­res, el gran pro­pó­si­to por el que un día se pu­so en mar­cha es­te be­llo pro­yec­to. Esos va­lo­res se man­tie­nen igual que en los ini­cios ha­ce cua­tro años: igual­dad, so­li­da­ri­dad, es­fuer­zo y res­pe­to. Y to­do con el ci­clis­mo co­mo vehícu­lo pa­ra trans­por­tar­los. Así, cre­cien­do pe­ro con ese mis­mo nú­cleo y la sen­sa­ción de es­tar en fa­mi­lia, a Ejea de los Ca­ba­lle­ros siem­pre se quie­re re­gre­sar. Es la sen­sa­ción de ca­si to­dos los in­vi­ta­dos, mu­chos re­pe­tían. Otros, atraí­dos por los bue­nos co­men­ta­rios, se de­ja­ron caer ig­no­ran­do las pre­vi­sio­nes que in­di­ca­ban una tre­men­da caí­da de las tem­pe­ra­tu­ras y el des­per­tar del te­mi­do vien­to del cier­zo. Pe­ro al abri­go de los miem­bros de Educando con el Ci­clis­mo no se sien­te el frío. La or­ga­ni­za­ción cum­plió su an­he­lo de los úl­ti­mos años y una cuen­ta pen­dien­te que sur­gió en 2017: ha­cer gi­rar to­do el fin de se­ma­na en torno al cre­ci­mien­to del ci­clis­mo fe­me­nino. Una bue­na par­te del Mo­vis­tar Wo­men's Team es­tu­vo pre­sen­te jun­to a su di­rec­tor, Jorge Sanz, pro­ta­go­ni­zan­do una in­tere­san­te me­sa re­don­da so­bre el gran mo­men­to que las mu­je­res vi­ven den­tro del de­por­te de las dos rue­das.

MÓ­NI­CA Y JO­SE­BA

Las jor­na­das se abrie­ron con la char­la de José Luis Ló­pez Ce­rrón, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Ci­clis­mo, que ha­bló de que en 2018 se ha du­pli­ca­do el nú­me­ro de li­cen­cias fe­me­ni­nas y des­ve­ló su sue­ño, an­tes de que aca­be su man­da­to, de crear una Vuelta fe­me­ni­na, ª con to­das las ale­grías que nos es­tán dan­do las mu­je­res en los Mun­dia­les y en los Jue­gos Olím­pi­co­sº. Tras él to­mó el es­ce­na­rio Mó­ni­ca Mar­chan­te, pe­rio­dis­ta que cu­bre el Par­ti­da­zo de Mo­vis­tar y apa­sio­na­da del ci­clis­mo. Con ella lle­ga­ron los pri­me­ros mo­men­tos emo­ti­vos, pues no pu­do evi­tar de­rra­mar unas lá­gri­mas al re­cor­dar la pri­me­ra vez que, co­mo afi­cio­na­da, si­guió des­de den­tro una eta­pa del Tour de Fran­cia. ª Fue una de las co­sas más bo­ni­tas que he vi­vi­doº , di­jo sin du­dar. Po­co des­pués se unió Gor­ka Iza­gi­rre y am­bos con­ver­sa­ron so­bre el ci­clis­mo ac­tual y el fu­tu­ro del co­rre­dor vas­co, que ha fi­cha­do por As­ta­na tras mi­li­tar es­te año en el Bah­rain-Me­ri­da de Ni­ba­li. La se­gun­da jor­na­da co­men­zó con una char­la de Jo­se­ba Be­lo­ki que ver­só so­bre la ilu­sión que lle­vó por ban­de­ra en to­dos

sus años co­mo pro­fe­sio­nal. Di­ri­gién­do­se al pú­bli­co que aba­rro­ta­ba el Aqua­gra­ria de Ejea, en­tre ellos nu­me­ro­sos ni­ños, les pi­dió que la man­ten­gan siem­pre, pues es mu­cho más im­por­tan­te que cual­quier re­sul­ta­do. ª Te­nía la mis­ma ilu­sión cuan­do subí al po­dio del Tour que cuan­do era un ni­ño ba­ji­to y con ga­fas que co­rría en ju­ve­ni­le­sº. Que pe­da­lear si­ga sien­do al­go di­ver­ti­do. A la bo­ni­ta in­ter­ven­ción del tres ve­ces po­dio del Tour le si­guió la me­sa re­don­da pro­ta­go­ni­za­da por mu­je­res que ha­bló del dul­ce mo­men­to que vi­ve el ci­clis­mo fe­me­nino con la lle­ga­da del Mo­vis­tar Team, que ha aglu­ti­na­do a bue­na par­te de las me­jo­res ci­clis­tas del pe­lo­tón na­cio­nal, y des­pués una que re­pa­só anéc­do­tas del ci­clis­mo. En ella se pu­do ver a Iván García Cor­ti­na (Bah­rai­nMe­ri­da), Pa­blo To­rres -re­cién ter­mi­na­da su pri­me­ra Vuelta a Es­pa­ña con Burgos BH-, Jorge Ar­cas y Jaime Cas­tri­llo (Mo­vis­tar), Mil­ton Ra­mos (MTB) y Ki­ko García, di­rec­tor téc­ni­co de La Vuelta. Por la tar­de lle­gó la ho­ra de co­ger las bi­ci­cle­tas pa­ra los más pe­que­ños con el V Tro­feo de es­cue­las de ci­clis­mo Da­vid Ca­ña­da, dispu­tado so­bre un cir­cui­to ur­bano al­re­de­dor de Ejea de los Ca­ba­lle­ros, con un frío gla­cial y fuer­te vien­to que no ame­dren­ta­ron a los 500 par­ti­ci­pan­tes.

LA MAR­CHA, CON ANNA GON­ZÁ­LEZ

El fin de fies­ta, el domingo, fue tam­bién pa­ra dar­le a los pe­da­les, con una mar­cha con­tro­la­da de 88 ki­ló­me­tros por los al­re­de­do­res de Ejea de los Ca­ba­lle­ros. El frío tam­po­co asus­tó a los ci­clis­tas, que dis­fru­ta­ron de un bo­ni­to re­co­rri­do rom­pe­pier­nas y exi­gen­te de­bi­do a las ra­chas de vien­to. Tam­po­co se la per­dió Anna Gon­zá­lez, otra de esas mu­je­res va­lien­tes e im­pul­so­ra de Por una Ley Jus­ta, que reivin­di­có la re­for­ma del Có­di­go Pe­nal pa­ra pa­liar el des­am­pa­ro de los ci­clis­tas en las carreteras. Ella cor­tó la cin­ta de sa­li­da de una mar­cha que ter­mi­nó con una ex­qui­si­ta pae­lla. Así, con el fir­me pro­pó­si­to de ha­cer­se aún más gran­de, ter­mi­nó Educando con el Ci­clis­mo, ver­sión 2018. El lu­gar don­de las bi­ci­cle­tas se con­vier­ten en el me­jor mo­do de trans­por­tar el res­pe­to, el sa­cri­fi­cio, la igual­dad y la so­li­da­ri­dad. El lu­gar que se ha con­ver­ti­do en una gran fa­mi­lia pa­ra to­dos los que allí acu­den. El si­tio que se­rá siem­pre un lu­gar al que vol­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.