GI­RO DE ITA­LIA 2019

Con 46.500 me­tros de des­ni­vel, el Ga­via y el Mor­ti­ro­lo en la mis­ma eta­pa y 58 ki­ló­me­tros CRI re­par­ti­dos en tres cro­nos, el Gi­ro pre­sen­tó un re­co­rri­do fiel a su idio­sin­cra­sia... y con sie­te fi­na­les en al­to.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Tex­to Ai­na­ra Her­nan­do Fo­tos Da­rio Be­ling­he­ri/Bettini Photo

Su di­se­ña­dor lo con­si­de­ra el más du­ro en vein­te años. ¿Es pa­ra tan­to?

Mau­ro Veg­ni lle­va ya unos cuan­tos años di­se­ñan­do ca­rre­ras, des­cu­brien­do carreteras y pin­tan­do ru­tas inex­pug­na­bles co­mo pa­ra an­dar­se con bra­vu­co­na­das que no van con su estilo. Por eso cuan­do di­ce que ª es­te es sin du­da el Gi­ro y la ca­rre­ra más du­ra que he di­se­ña­do en to­da mi vi­daº , hay que creer­le. Los 46.500 me­tros de des­ni­vel que se acu­mu­la­rán du­ran­te tres se­ma­nas lo ates­ti­guan. To­do, ex­cep­to una bre­ve in­cur­sión en San Ma­rino pa­ra dispu­tar la crono de 34 ki­ló­me­tros, se­rá pu­ra­men­te ita­liano. Puro Gi­ro de Ita­lia. La ca­rre­ra más du­ra del mun­do en el país más be­llo del mun­do. Eso vol­ve­rá a ser el Gi­ro en 2019. La ca­rre­ra más sal­va­je y con más ca­rác­ter pro­pio que exis­te. Eta­pas lar­gas, mu­cha mon­ta­ña, pe­ro tam­bién man­ga an­cha, seis jor­na­das so­bre el pa­pel, pa­ra los sprin­ters. El Gi­ro más equi­li­bra­do de to­dos los tiem­pos pa­ra que to­dos quie­ran es­tar en Bo­lo­nia el 11 de ma­yo de 2019. Allí, en la ca­pi­tal de Emi­lia Ro­mag­na, se da­rá el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da con una crono que se­rá de to­do me­nos un pró­lo­go. 8 ki­ló­me­tros con fi­nal en el San­tua­rio de San Luca, una subida ca­si al 10% y con tre­men­das ram­pas que al­can­zan el 16%.

PRI­ME­RA SE­MA­NA

Se­rá el gran mo­men­to de la pri­me­ra se­ma­na de ca­rre­ra que, me­diá­ti­ca­men­te y pa­ra el es­pec­tácu­lo, se ha­rá lar­ga. Los ve­lo­cis­tas ten­drán sus opor­tu­ni­da­des en es­tos pri­me­ros días, que tam­bién in­clui­rán lle­ga­das bo­ni­tas y di­se­ña­das pa­ra la emo­ción y las fu­gas, co­mo la me­ta en L'Aqui­la, don­de se ren­di­rá ho­me­na­je a las víc­ti­mas del te­rre­mo­to del que se cum­pli­rán diez años en 2019. No ha­brá, co­mo era cos­tum­bre, un fi­nal en al­to en las pri­me­ras sie­te eta­pas que so­lía tes­tar a los fa­vo­ri­tos y me­dir sus pier­nas. Ca­si to­das, eso sí, ten­drán un ki­lo­me­tra­je su­pe­rior a los 200 ki­ló­me­tros. Po­co exi­gen­tes, pe­ro acu­mu­la­rán mu­chas ho­ras en­ci­ma de la bi­ci que pe­sa­rán en las pier­nas de los fa­vo­ri­tos. Pa­ra ellos, el Gi­ro em­pe­za­rá a po­ner­se se­rio en la 9ã eta­pa, con la con­tra­rre­loj in­di­vi­dual en San Ma­rino. 34,7 ki­ló­me­tros, la más lar­ga de las tres que ten­drá la ca­rre­ra, so­bre un re­co­rri­do es­car­pa­do, en es­pe­cial la úl­ti­ma par­te que in­clu­ye un fi­nal en re­pe­cho, que ali­men­ta­rá las es­pe­ran­zas de los es­ca­la­do­res que se atre­van con es­ta Cor­sa ro­sa de no ce­der de­ma­sia­do tiem­po en ella. Co­mo ya es tra­di­cio­nal, y en 2019 más que nun­ca, el Gi­ro de Ita­lia de­ja­rá to­da la emo­ción, du­re­za e his­to­ria que es­cri­bir pa­ra el desen­la­ce. La 13ã eta­pa, Cu­neoPi­ne­ro­lo, mar­ca­rá el ini­cio del in­fierno de las mon­ta­ñas. Se­rá só­lo el ape­ri­ti­vo, con la subida al Mon­to­so en los úl­ti­mos 40 km, de lo que ven­drá. Al día si­guien­te es­pe­ra­rá el pri­mer fi­nal en al­to se­rio de ver­dad, Ce­re­so­le Rea­le -el La­go Se­rrù­con los as­cen­sos pre­vios al Co­lle del Lys y el Pian del Lu­po. El sube-ba­ja tam­bién se­rá con­ti­nuo en la 14ã, con Ve­rra­yes, Ve­rrog­ne, Truc d'Ar­be y San Car­lo an­tes de la as­cen­sión a Cour­ma­yeur. Las mon­ta­ñas otor­ga­rán un pe­que­ño res­pi­ro pa­ra afron­tar una jor­na­da que se pre­vé, so­bre el pa­pel, una de las más be­llas del Gi­ro. Fi­nal en Co­mo y los úl­ti­mos ki­ló­me­tros cal­ca­dos a los de Il Lom­bar­dia más clá­si­co: Ma­don­na del Ghi­sa­llo, Sor­mano, Ci­vi­glio y San Fer­mo de­lla Bat­ta­glia. Una clá­si­ca si­tua­da en me­dio de una vuelta de tres se­ma­nas. Es­pec­tácu­lo puro.

GA­VIA Y MOR­TI­RO­LO

Pe­ro si de gran­des días, de esos que es­cri­ben ges­tas mí­ti­cas se ha­bla, to­das las mi­ra­das se gi­ran ha­cia el tap­po­ne que RCS Sport ha di­se­ña­do pa­ra el día pos­te­rior a la se­gun­da jor­na­da de des­can­so. De Lo­ve­re a Pon­te di Legno, el pun­to de par­ti­da y de lle­ga­da son lo de me­nos, lo que cuen­ta es el ca­mino. Y se pro­nos­ti­ca in­ten­so. Cua­tro as­cen­sio­nes, Pre­so­la­na, Cro­ce di Sal­ven, Ga­via -que se­rá la Ci­ma Cop­pi- y Mor­ti­ro­lo por su ca­ra más du­ra, la de Val­te­lli­na, con un rá­pi­do des­cen­so y la lle­ga­da trai­cio­ne­ra pi­can­do ha­cia arri­ba has­ta Pon­te di Legno. 226 ki­ló­me­tros en la 16ã eta­pa, con ca­si to­do el Gi­ro en las pier­nas y 5.700 me­tros de des­ni­vel. Una sal­va­ja­da que pue­de de­pa­rar una eta­pa histórica.

Con las pocas fuer­zas que que­den en su in­te­rior, el pe­lo­tón ten­drá que es­ca­lar un día des­pués An­ter­sel­va, San Mar­tino di Cas­troz­za en la 19ã eta­pa y otra jor­na­da cri­mi­nal pre­via a la crono fi­nal en Ve­ro­na con tres as­cen­sio­nes, Ci­ma Cam­po, Pas­so Manghen y Ro­lle, pa­ra desem­bo­car en la es­ca­la­da de­fi­ni­ti­va a Mon­te Ave­na. Só­lo que­da­rá una ba­ta­lla más, la úl­ti­ma con­tra­rre­loj en Ve­ro­na con el as­cen­so a To­rri­ce­lle en mi­tad de los 15 ki­ló­me­tros que mo­ri­rán, co­mo el Gi­ro, en el Are­na de Ve­ro­na, el mis­mo es­ce­na­rio don­de en 2010 Ivan Bas­so lu­ció el ro­sa des­pués de ha­ber­le ga­na­do el Gi­ro a Da­vid Arro­yo ba­jan­do el Mor­ti­ro­lo. Es­ta se­rá otra his­to­ria, mu­cho más sal­va­je y pu­ra. Más Gi­ro. A ver quién se atre­ve.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.