Ton­ton Ta­pis

Ciclismo a Fondo - - SOBRE RUEDAS - por @Lo­ren­zoCi­pres

Las du­das so­bre el fu­tu­ro pró­xi­mo de la es­truc­tu­ra de Pa­trick Le­fe­ve­re se des­pe­ja­ron du­ran­te el mes de oc­tu­bre con el anun­cio del acuer­do con De­ceu­ninck, nue­vo co­pa­tro­ci­na­dor lle­ga­do co­mo tan­tos a es­ta for­ma­ción des­de el sec­tor de la cons­truc­ción. De mo­men­to ha­brá equi­po al me­nos tres años más, pe­se a la sen­si­ble re­ti­ra­da del me­ce­naz­go que el mi­llo­na­rio che­co Zde­nek Ba­ka­la ejer­cía. Gra­cias a él se ve­nía desa­rro­llan­do un pro­gra­ma de­por­ti­vo que ha cul­mi­na­do con se­ten­ta y tres vic­to­rias lo­gra­das por ca­tor­ce de sus co­rre­do­res, mar­ca su­pe­rior a la me­jor del Ma­pei de los Bar­to­li, Frei­re, Mu­seeuw y com­pa­ñía a prin­ci­pios de la pa­sa­da dé­ca­da, otra de las épo­cas do­ra­das del gru­po, aun­que in­fe­rior a las ochen­ta y cin­co que ob­tu­vo en 2009 el Co­lum­biaHTC de Ca­ven­dish, Grei­pel, Tony Mar­tin, Boas­son Ha­gen y com­pa­ñía. Ti­ran­do con ri­gor del hi­lo his­tó­ri­co se con­clu­ye que es­te re­bau­ti­za­do aho­ra De­ceu­ninck- Quic­kS­tep cum­pli­rá en 2019 vein­tio­cho años. Las di­fe­ren­tes es­truc­tu­ras que en su desa­rro­llo, fu­sión e in­clu­so es­ci­sión han aca­ba­do ges­tan­do su iden­ti­dad ac­tual par­ten de dos raí­ces de­por­ti­vas: una ita­lia­na de 1993, El­do­rMa­pei, y otra bel­ga crea­da dos años an­tes de nom­bre bas­tan­te có­mi­co pa­ra cas­te­lla­no­par­lan­tes, Ton­ton Ta­pis, al­go así co­mo Tío al­fom­bras en una tra­duc­ción bas­tan­te apro­xi­ma­da. Ló­gi­ca­men­te, era el pro­duc­to fa­bri­ca­do y co­mer­cia­li­za­do por el pa­tro­ci­na­dor del equi­po. Aque­lla aventura ci­clis­ta de Ton­ton Ta­pis arran­có a prin­ci­pios de los años no­ven­ta gra­cias a Eddy Merckx. Du­ran­te un sa­lón del sec­tor ce­le­bra­do en Ale­ma­nia pu­so en con­tac­to a su due­ño, An­dré De­bor, y a Noël De­meu­le­nae­re, ha­bi­tual in­ter­me­dia­rio de la épo­ca y es­pe­cia­lis­ta en for­mar y re­no­var equi­pos. Pa­ra la oca­sión se cons­ti­tu­yó uno de cla­se me­dia con am­bi­cio­nes pa­ra las clá­si­cas: Ro­ger De Vlae­minck co­mo fi­gu­ra di­ri­gien­do y una plan­ti­lla re­don­dea­da por la pre­sen­cia de un nom­bre tan so­no­ro co­mo el de Step­hen Ro­che. El ir­lan­dés, le­jos del gol­pe de pe­dal que le ha­bía lle­va­do a con­quis­tar cua­tro años an­tes Gi­ro, Tour y Mun­dial en la mis­ma tem­po­ra­da, bus­ca­ba por se­gun­da cam­pa­ña con­se­cu­ti­va re­di­mir­se en un equi­po de ese país tras no cua­jar en el His­tor-Sig­ma. Des­gra­cia­da­men­te, el efí­me­ro pa­so de es­ta em­pre­sa por el ci­clis­mo - se fue pron­to por pro­ble­mas fi­nan­cie­ros so­bre­ve­ni­dos en los me­ses de la Gue­rra del Gol­fo- ha si­do más re­cor­da­do por las ad­ver­si­da­des que por cual­quier éxi­to. Pri­me­ro fue el en­fren­ta­mien­to en­tre De Vlae­minck y Ro­che, y des­pués, so­bre to­do, la anéc­do­ta de es­te se­gun­do en la crono por equi­pos del Tour de Fran­cia, don­de des­pis­ta­do por un ade­lan­to de ho­ra­rio que nun­ca le fue co­mu­ni­ca­do -la his­to­ria se de­for­mó y se di­jo que es­ta­ba en el ba­ño con dia­rrea- to­mó tar­de la sa­li­da y lle­gó fue­ra de con­trol en la se­gun­da jor­na­da. La des­apa­ri­ción del Ton­ton Ta­pis sir­vió al me­nos pa­ra crear el GB-MG re­fun­dien­do su es­truc­tu­ra con la del his­tó­ri­co con­jun­to ita­liano Del Ton­go. Años más tar­de se ori­gi­na­ría des­de allí, me­dian­te otra fu­sión, el Ma­pei-GB, a su vez se­mi­lla del ac­tual Quic­kS­tep, na­ci­do en 2003. Pe­se al pa­so del tiem­po, Ton­ton Ta­pis si­gue sien­do el úni­co equi­po de pri­mer ni­vel que ha con­ta­do en la ro­pa con ¡un ros­tro de per­so­na real!, el de An­dré De­bor ca­ri­ca­tu­ri­za­do con una de sus al­fom­bras. Por es­te sin­gu­la­rí­si­mo lo­go mu­chos aún re­co­no­cen y sa­lu­dan en su país al an­ti­guo 'rey de las al­fom­bras', quien le iba a de­cir que par­te de los éxi­tos del im­pa­ra­ble Quic­kS­tep es cul­pa su­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.