La bio­me­cá­ni­ca ci­clis­ta

Ciclismo a Fondo - - BIOMECÁNICA -

Se­gún es­tu­dios re­cien­tes, más de dos mi­llo­nes de es­pa­ño­les uti­li­zan la bi­ci­cle­ta co­mo me­dio re­crea­ti­vo o pa­ra rea­li­zar ac­ti­vi­dad fí­si­ca. Es una po­bla­ción muy am­plia que, en la ma­yo­ría de los ca­sos, prac­ti­ca es­te de­por­te de una ma­ne­ra au­to­di­dac­ta, ajus­tan­do la bi­ci por apro­xi­ma­ción y pe­da­lean­do acor­de a sus ca­pa­ci­da­des. ¿Pue­de la bio­me­cá­ni­ca ayu­dar a to­dos ellos o es una dis­ci­pli­na ex­clu­si­va­men­te pa­ra pro­fe­sio­na­les? Sí, por su­pues­to, pe­ro sien­do una cien­cia que se que­da le­ja­na a la ma­yo­ría de ellos, en es­te nú­me­ro ex­pli­ca­mos bre­ve­men­te en qué con­sis­te y en qué pue­de me­jo­rar su ex­pe­rien­cia al pe­da­lear.

¿Qué es la bio­me­cá­ni­ca ci­clis­ta? Es la dis­ci­pli­na que in­di­ca qué má­qui­na -bi­ci­cle­ta- y con qué ajus­tes se ade­cúa a las ca­rac­te­rís­ti­cas de un ci­clis­ta pa­ra que su pa­trón de mo­vi­mien­to sea efi­cien­te. Es de­cir, con­sis­te en: 1 Ana­li­zar las for­ta­le­zas y de­bi­li­da­des del ci­clis­ta; 2 Acor­de a ello de­ci­dir qué ta­ma­ño, geo­me­tría, com­po­nen­tes y dis­tan­cias de­be de te­ner la bi­ci­cle­ta; 3 Es­ta­ble­cer un pa­trón de mo­vi­mien­to -o téc­ni­ca de pe­da­leo- efi­cien­te y no le­si­vo. ¿Quién de­be­ría rea­li­zar­se un es­tu­dio bio­me­cá­ni­co? To­da per­so­na que uti­li­ce la bi­ci­cle­ta re­gu­lar­men­te y pa­ra cual­quier uso. Si en ci­clis­mo de ca­rre­te­ra el de­por­tis­ta ha­ce más de 3.000 ki­ló­me­tros al año o en mountain bi­ke de­di­ca más de 60 ho­ras anua­les a su afi­ción, re­sul­ta un ele­men­to im­pres­cin­di­ble pa­ra dis­fru­tar ple­na­men­te del ci­clis­mo. Si un ci­clis­ta no su­fre nin­gu­na mo­les­tia, ¿tam­bién de­be ha­cer­se un es­tu­dio? El ci­clis­mo es un de­por­te de ca­de­na ci­né­ti­ca ce­rra­da, es de­cir, el mo­vi­mien­to siem­pre es el mis­mo. Rea­li­zar ese ges­to -pe­da­leo- múl­ti­ples ve­ces de un mo­do in­co­rrec­to ha­rá que, en pri­mer lu­gar, ha­ya una gran pér­di­da ener­gé­ti­ca y, ade­más, tar­de o tem­prano apa­re­ce­rá la mo­les­tia que pue­de ser li­mi­tan­te -me obli­ga a pa­rar o des­can­sar- o de me­nor in­ten­si­dad -el ci­clis­ta la asu­me co­mo nor­mal-, pe­ro que in­di­ca que la ges­tión del mo­vi­mien­to no es co­rrec­ta. Si ten­go la bi­ci con las me­di­das correctas, ¿por qué se pro­du­ce la le­sión? Ocu­rre por un mal ges­to téc­ni­co. Y en es­te sen­ti­do un as­pec­to siem­pre pre­sen­te es la rea­li­za­ción de un es­fuer­zo pa­ra el cual no se es­tá su­fi­cien­te­men­te pre­pa­ra­do, bien por fal­ta de en­tre­na­mien­to, bien por­que la con­di­ción fí­si­ca no es tan bue­na co­mo se pre­ten­de. Y es­to le pue­de pa­sar al no­vel y tam­bién al ci­clis­ta ave­za­do que no mi­de bien su re­to. ¿Con un es­tu­dio se arre­glan los pro­ble­mas o li­mi­ta­cio­nes del ci­clis­ta? No. Rea­li­zan­do ajus­tes en la bi­ci­cle­ta las mo­les­tias pue­den lle­gar a mi­ti­gar­se mo­men­tá­nea­men­te dan­do la sen­sa­ción de que con un sim­ple aprie­te de tor­ni­llos el pro­ble­ma es­tá so­lu­cio­na­do. Pe­ro si el de­por­tis­ta no adop­ta una téc­ni­ca que le per­mi­ta ha­cer un pe­da­leo ar­mó­ni­co, el pro­ble­ma vol­ve­rá a re­pro­du­cir­se o apa­re­ce­rá otro. La so­lu­ción de­fi­ni­ti­va pa­sa siem­pre por­que el ci­clis­ta sea par­te de la so­lu­ción, si­guien­do las ins­truc­cio­nes pre­ci­sas que se le in­di­can en el pro­ce­so. ¿Rin­de más el ci­clis­ta si se so­me­te a un pro­ce­so bio­me­cá­ni­co?

Sí. Pe­ro no por­que el pro­ce­so en sí otor­gue más po­der, sino por­que la ener­gía se trans­mi­ti­rá a los pe­da­les de una ma­ne­ra mu­cho más efi­cien­te. Nu­me­ro­sos ci­clis­tas se asom­bran al com­pro­bar que, rea­li­zan­do me­di­cio­nes con má­qui­nas es­pe­cí­fi­cas, una pier­na fre­na a la otra en el ci­clo del pe­da­leo, gas­tan­do ener­gía que no se em­plea en que la bi­ci­cle­ta avan­ce. ¿Pue­den prac­ti­car ci­clis­mo de ma­ne­ra re­gu­lar aque­llas per­so­nas con pro­ble­mas

gra­ves co­mo her­nias, dis­me­trías, pró­te­sis, con­dro­ma­la­cias, etc? Sí y el ci­clis­mo bien he­cho les ayu­da­rá ade­más a me­jo­rar su con­di­ción. Y pa­ra eso es­ta­mos los téc­ni­cos bio­me­cá­ni­cos, pa­ra ase­so­rar­les y con­se­guir que sean fe­li­ces prac­ti­can­do es­te pre­cio­so de­por­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.