CTOS. ES­PA­ÑA DE CI­CLO­CROSS

El ali­can­tino su­mó su pri­mer tí­tu­lo na­cio­nal éli­te, mien­tras que la as­tu­ria­na en­tra­ba en la le­yen­da ele­van­do el ré­cord a sie­te. Los Cam­peo­na­tos de Pon­te­ve­dra pu­sie­ron de ma­ni­fies­to que el ci­clo­cross es­pa­ñol go­za de bue­na sa­lud.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Tex­to Juan­ma Mar­tín Fo­tos Luis Án­gel Gó­mez/Pho­to Gomez Sport

Pon­te­ve­dra, es­ce­na­rio de los tí­tu­los de Fe­li­pe Orts y Ai­da Nu­ño.

La gran­de­za de la mo­da­li­dad in­ver­nal se pue­de sin­te­ti­zar en­glo­ban­do los dos úl­ti­mos na­cio­na­les de ci­clo­cross, tan di­fe­ren­tes co­mo emo­ti­vos am­bos. Del ba­rro de Le­gaz­pi a las ver­des y rá­pi­das cam­pas del cir­cui­to de la Is­la de las Es­cul­tu­ras en la ca­pi­tal pon­te­ve­dre­sa, don­de se ha ce­le­bra­do el de 2019. En am­bos ha ha­bi­do so­ber­bias ca­bal­ga­das en so­li­ta­rio, pro­ta­go­ni­za­das en unas ca­te­go­rías por los mis­mos co­rre­do­res y por dis­tin­tos en otras. Tam­bién due­los que des­pués de agó­ni­co es­fuer­zo se han de­ci­di­do al sprint y por un tu­bu­lar. Ex­hi­bi­cio­nes, re­mon­ta­das y unas cuan­tas prue­bas con su desen­la­ce al sprint en la mis­ma ra­ya fi­nal. En el ca­so de las dos ca­rre­ras es­te­la­res, las ca­te­go­rías éli­te mas­cu­li­na y fe­me­ni­na, se cum­plie­ron los pro­nós­ti­cos que da­ban el oro a Fe­li­pe Orts y Ai­da Nu­ño. Pa­ra el ali­can­tino, in­con­tes­ta­ble y me­re­ci­do pri­mer tí­tu­lo. Si en Le­gaz­pi su com­pa­ñe­ro Ismael Es­te­ban le arre­ba­tó la po­si­bi­li­dad de es­tre­nar­se, en es­ta se­gun­da opor­tu­ni­dad de­jó las co­sas cla­ras des­de la mis­ma rec­ta de sa­li­da. In­creí­ble el ham­bre de vic­to­ria con que sa­lió el de la Vila Joio­sa. Y si pa­ra Orts -23 años- era la opor­tu­ni­dad de es­tre­nar la cuen­ta, en el ca­so de la ve­te­ra­na -35- Ai­da Nu­ño lo que es­ta­ba en jue­go era con­ver­tir­se en la pri­me­ra en al­can­zar los sie­te en­tor­cha­dos. Lo lo­gró, aun­que Lu­cía Gon­zá­lez no se lo pu­so na­da fá­cil y se re­sis­tió lo su­yo a en­tre­gar la cu­cha­ra, pe­ro de­jó atrás los seis tí­tu­los que com­par­tía con Ro­cío Ga­mo­nal, Da­vid

Se­co y Jo­sé Luis Ta­la­mi­llo. Ya es la plus­mar­quis­ta española de to­dos los tiem­pos en la mo­da­li­dad in­ver­nal.

FE­LI­PE NO PER­DO­NA

Na­rra­re­mos pri­me­ro lo que pa­só con ellos, aun­que cro­no­ló­gi­ca­men­te la ca­rre­ra de los éli­te ce­rró el pro­gra­ma. A la­men­tar la au­sen­cia de uno de los gran­des del ci­clo­cross pa­trio ac­tual, Ke­vin Suá­rez, al que una do­lo­ro­sa caí­da en­tre­nan­do en el cir­cui­to el día an­te­rior le de­jó fue­ra de jue­go. La car­ga emo­ti­va la pu­so la des­pe­di­da de otro de los mons­truos sa­gra­dos del ci­clo­cross na­cio­nal, el pen­ta­cam­peón Ja­vier Ruiz de La­rri­na­ga, que cuelga la bi­ci al fi­nal de es­ta cam­pa­ña y al que sus in­con­di­cio­na­les ha­bían ve­ni­do a ani­mar por to­do lo al­to en su úl­ti­mo cam­peo­na­to. Nos ten­dre­mos que ol­vi­dar del mí­ti­co io, io, io que le can­ta­ban siem­pre, en las du­ras y en las ma­du­ras. El que re­ser­va­ba las ce­le­bra­cio­nes pa­ra des­pués de cru­zar la me­ta y se man­te­nía con­cen­tra­do era Fe­li­pe Orts. Fue es­cu­char el pi­ti­do de sa­li­da y lan­zar la bi­ci en el tra­mo as­fal­ta­do con una ra­bia dig­na de ver­se. Que­ría po­ner­se en ca­be­za cuan­to an­tes y man­dar él. Y así lle­gó a la cam­pa... y le fal­tó tiem­po pa­ra des­tro­zar la ca­rre­ra, ayu­da­do por un pe­que­ño en­gan­chón en­tre Aitor Hernández y To­más Mis­ser que pro­vo­có un ta­pón y pro­pi­ció el co­mien­zo de un des­pe­gue im­pa­ra­ble. Ni me­dia vuel­ta ha­bía trans­cu­rri­do. En el pri­mer pa­so por me­ta los de­más em­pe­za­ban a te­ner cla­ro que el oro te­nía due­ño. A 17 Â pa­sa­ban Ismael Es­te­ban y La­rri, cuar­to a 33 Â era Aitor Hernández, co­man­dan­do un gru­po to­da­vía nu­me­ro­so en el que tam­bién via­ja­ban el ve­te­ra­ní­si­mo To­más Mis­ser, Ale­jan­dro Igle­sias, Carlos Hernández, Mar­tín Ma­ta, Asier Arregui, Iñi­go Gó­mez, Daniel Ania, Isaac Si­món, Ál­va­ro García,

Al­bert Po­blet, Jon Mu­nit­xa, Adrián Val­ver­de y Da­vid Ovin. Pa­ra cuan­do com­ple­ta­ron la se­gun­da vuel­ta, ya es­ta­ban de­fi­ni­das tam­bién la pla­ta y el bron­ce. Fe­li­pe ha­bía in­cre­men­ta­do su ven­ta­ja has­ta los 23ÂÂe Ismael Es­te­ban ha­bía sol­ta­do a La­rri­na­ga, ter­ce­ro a 13­del cán­ta­bro. A más de un mi­nu­to pa­sa­ban Mis­ser, Aitor y Carlos Hernández, Ma­ta y Gó­mez. So­lo que­da­ba dis­fru­tar con la ex­hi­bi­ción del ali­can­tino, que se per­mi­tió el lu­jo de ba­jar el pis­tón y li­mi­tar­se a man­te­ner en los dos gi­ros fi­na­les la enor­me ven­ta­ja acu­mu­la­da. Ismael en­tró a ca­si mi­nu­to y me­dio, abra­zán­do­se con su com­pa­ñe­ro pa­ra ce­le­brar el do­ble­te del Gi­nes­tar-De­li­kia. Y am­bos a su vez rin­die­ron plei­te­sía a Ruiz de La­rri­na­ga -una vez más la fa­mi­lia del ci­clo­cross de­mos­tró por qué se ha ga­na­do esa fa­ma de buen ro­llo y fair play que le acom­pa­ña- cuan­do en­tró ca­si un mi­nu­to des­pués en­tre el es­truen­do de su club de fans. Men­ción especial tam­bién pa­ra To­más Mis­ser y el ma­dri­le­ño Carlos Hernández, que aca­ba­ron des­em­ba­ra­zán­do­se del res­to de ri­va­les pa­ra di­lu­ci­dar al sprint la

me­da­lla de cho­co­la­te que fi­nal­men­te se lle­vó el ca­ta­lán.

EL SÉP­TI­MO POR UN TU­BU­LAR

Si la ópe­ra pri­ma de Fe­li­pe no tu­vo dis­cu­sión, por el con­tra­rio hu­bo que es­pe­rar has­ta la mis­ma ra­ya pa­ra sa­ber si Ai­da Nu­ño iba a ser ca­paz de de­can­tar a su fa­vor el due­lo con Lu­cía Gon­zá­lez y co­ro­nar­se hep­ta­cam­peo­na. Su pai­sa­na no se lo pu­so na­da fá­cil y re­sis­tió pe­ga­da a su rue­da to­dos los in­ten­tos que reali­zó pa­ra sol­tar­la la ve­te­ra­na co­rre­do­ra de He­via. Apar­te de la tre­men­da emo­ción vi­vi­da de prin­ci­pio a fin, la prue­ba tam­bién ofre­ció la gran ale­gría de ver que las jó­ve­nes pro­me­sas ca­da vez es­tán más cer­ca de las ve­te­ra­nas. Quién nos iba a de­cir que una cre­ci­da Pau­la Díaz en­ca­be­za­ría el pa­so por me­ta tras la pri­me­ra vuel­ta jun­to a las dos fa­vo­ri­tas. Y mu­cho me­nos que pa­sa­do el ecua­dor de la prue­ba, tan­to ella co­mo Lui­sa Ibarrola, que lo­gró lle­gar has­ta la ca­be­za en la se­gun­da vuel­ta, iban a man­te­ner­se a la es­te­la de Ai­da y Lu­cía. Se aca­ba­ron des­col­gan­do en la pe­núl­ti­ma, pe­ro am­bas rea­li­za­ron un cam­peo­na­to na­cio­nal de qui­tar­se el som­bre­ro. Una vez que se que­da­ron so­las, Ai­da si­guió lle­van­do la ini­cia­ti­va en to­do mo­men­to, pe­ro con Lu­cía al qui­te y sin dar la más mí­ni­ma sen­sa­ción de

de­bi­li­dad. Así lle­ga­ron has­ta el tra­mo de as­fal­to fi­nal y el tí­tu­lo se tu­vo que de­ci­dir al sprint, en el que la igual­dad tam­bién fue ma­ni­fies­ta. Nu­ño no pu­do le­van­tar el bra­zo has­ta la mis­ma lí­nea, en la que su rue­da de­lan­te­ra pre­ce­dió a la de la ma­yor de las her­ma­nas Gon­zá­lez por ape­nas un tu­bu­lar. La cán­ta­bra San­dra Tre­vi­lla, sex­ta en el cómpu­to ab­so­lu­to, com­ple­ta­ba el po­dio éli­te. En el due­lo por la ter­ce­ra y cuar­ta pla­zas de la ca­rre­ra y por el tí­tu­lo sub23, Lui­sa Ibarrola ter­mi­nó de­jan­do atrás a Pau­la Díaz. Tras ellas lle­ga­ba, quinta y bron­ce sub23, So­fía Ro­drí­guez. Mu­cho más atrás se di­lu­ci­da­ba el ro­ji­gual­da de las jú­nior, don­de la fa­vo­ri­ta, Ma­ría Pa­ra­jón, vio có­mo en el úl­ti­mo instante se lo arre­ba­ta­ba Lu­cía Gó­mez. El bron­ce se que­dó en ca­sa gra­cias a Car­la Fer­nán­dez.

PRO­FE­TAS EN SU TIE­RRA

La jor­na­da es­tre­lla de los Cam­peo­na­tos, la do­mi­ni­cal, no pu­do co­men­zar me­jor pa­ra los lo­ca­les, que vie­ron ga­nar al jú­nior Carlos Ca­nal y al sub23 Iván Fei­joo en las dos pri­me­ras prue­bas del día. Los pri­me­ros en com­pe­tir fue­ron los jú­nior mas­cu­li­nos, don­de el gran fa­vo­ri­to vol­vía a ser el cán­ta­bro Gonzalo In­guan­zo, ven­ce­dor de la Co­pa de Es­pa­ña. Pe­ro, al igual que hi­zo un año an­tes en Le­gaz­pi, Carlos Ca­nal, ple­tó­ri­co, ata­có de sa­li­da y vol­vió a sor­pren­der. l7ÂÂen la pri­me­ra vuel­ta, 23ÂÂen la se­gun­da, 33ÂÂen la ter­ce­ra. Ahí Gonzalo ti­ró de­fi­ni­ti­va­men­te la toa­lla y en­ca­jó otros 31­de re­tra­so en los dos gi­ros fi­na­les pa­ra fi­na­li­zar a 1Â04­del fla­man­te ga­na­dor, que con­quis­ta­ba su se­gun­do oro con­se­cu­ti­vo en la ca­te­go­ría. En la lu­cha por el bron­ce, Ibai Ruiz de Ar­cau­te le ga­nó la par­ti­da a Igor Arrie­ta y Marc Ca­be­do. Muy di­fe­ren­te fue la con­se­cu­ción del si­guien­te oro lo­cal del día, el de Iván Fei­joo en sub 23. Tam­po­co par­tía co­mo má­xi­mo fa­vo­ri­to, esa vi­to­la la arras­tra­ba el cam­peón de 2018, Jo­fre Cu­llell. El due­lo en­tre ellos fue por to­do lo al­to. Aun­que en la pri­me­ra vuel­ta to­da­vía aguan­ta­ban Xa­bier Mu­rias y Sa­muel Gon­zá­lez, rá­pi­da­men­te se que­da­ron so­los y a par­tir de ahí pu­di­mos ver a un Cu­llell echan­do el res­to pa­ra tra­tar de po­ner con­tra las cuer­das a Fei­joo, que sa­bía que si le aguan­ta­ba ten­dría las de ga­nar en un mano a mano en la rec­ta fi­nal, co­mo así fue en me­dio del ló­gi­co de­li­rio de sus pai­sa­nos. A 2Â17­lle­ga­ba Mu­rias, quien se ad­ju­di­có la me­da­lla de bron­ce tras

una lar­ga por­fía con Gon­zá­lez y Ma­rio Jun­que­ra. El Team Re­lay abrió el pro­gra­ma en la tar­de del vier­nes y de­pa­ró la pri­me­ra ale­gría de la afi­ción ga­lle­ga, que se lo pa­só en gran­de vien­do có­mo su sex­te­to se lle­va­ba la vic­to­ria en una apre­ta­dí­si­ma ca­rre­ra. Se lle­gó al úl­ti­mo re­le­vo con los vas­cos li­de­ran­do, los ga­lle­gos a tres se­gun­dos, los as­tu­ria­nos a nue­ve y los cán­ta­bros a tre­ce. No se po­día pe­dir ma­yor emo­ción. Pa­ra de­li­cia del pú­bli­co lo­cal, Iván Fei­joo lle­gó has­ta la rue­da de Ja­vier Ruiz de La­rri­na­ga y le aguan­tó el rit­mo per­fec­ta­men­te pa­ra pa­sar al ata­que en la zo­na de ta­blo­nes pre­via al tra­mo de as­fal­to fi­nal, don­de man­tu­vo unos me­tros de ven­ta­ja pa­ra re­con­quis­tar el tí­tu­lo que al­can­za­ron dos años atrás en Va­len­cia. Eus­ka­di se col­ga­ba la pla­ta y As­tu­rias, los cam­peo­nes sa­lien­tes, el bron­ce.

SÁN­CHEZ Y MÉN­DEZ EN CA­DE­TES

Las caí­das fue­ron pro­ta­go­nis­tas en las dos ca­rre­ras de ca­de­tes, afec­tan­do a los dos gran­des fa­vo­ri­tos y ven­ce­do­res de la Co­pa de Es­pa­ña, aun­que con consecuenc­ias dis­tin­tas. En el ca­so de Sa­ra Mén­dez, que la su­frió prác­ti­ca­men­te de sa­li­da, la obli­gó a re­mon­tar des­de la sex­ta po­si­ción en una prue­ba que pa­re­cía que se iba a de­can­tar a fa­vor de su gran ri­val, Ai­na­ra Al­bert. Pe­ro en la

vuel­ta fi­nal, Sa­ra con­se­guía lle­gar has­ta ella y a con­ti­nua­ción des­col­gar­la pa­ra en­trar en so­li­ta­rio vi­si­ble­men­te emo­cio­na­da. Bas­tan­te peor le fue a Alain Suá­rez. En la ca­rre­ra mas­cu­li­na, me­dia­do el se­gun­do gi­ro, mar­cha­ba de­lan­te un gru­po de diez cuan­do un in­ci­den­te pro­vo­có que el cán­ta­bro ca­ye­ra, tu­vie­ra que cam­biar de bi­ci y per­die­ra sus op­cio­nes. Del gru­po ca­be­ce­ro sa­lie­ron dis­pa­ra­dos los ma­dri­le­ños Ru­bén Sán­chez y Mi­guel Díaz, que se en­ten­die­ron a la per­fec­ción y no per­mi­tie­ron que na­die lo­gra­ra vol­ver a con­tac­tar con ellos. El tí­tu­lo se lo ju­ga­ron al sprint, en el que Sán­chez im­pu­so su pun­ta de ve­lo­ci­dad so­bre su com­pa­ñe­ro de se­lec­ción. Vein­te se­gun­dos por de­trás, Marc Ma­sa­na e Ibai Ruiz de Ar­cau­te pe­lea­ron por el bron­ce, que aca­bó en ma­nos del ca­ta­lán.

12 CAM­PEO­NES MÁS­TER

En la ca­te­go­ría más­ter se dispu­taron un to­tal de do­ce tí­tu­los, ocho mas­cu­li­nos y cua­tro fe­me­ni­nos. En la man­ga de M30, Jo­sé Luis Blan­co, que es­te año pa­sa­ba a ser 30 B, apro­ve­chó su su­pe­rio­ri­dad en los tra­mos más téc­ni­cos pa­ra abrir un hue­co de 19 se­gun­dos so­bre Jo­sé Do­min­go Cadavieco, pla­ta en­tre los B. A con­ti­nua­ción lle­ga­ron los tres pri­me­ros A que se ju­ga­ron las pre­seas al sprint, en el que Mi­guel Va­llés ba­tió a Ma­rio Ro­drí­guez y Jon Ur­tea­ga. El bron­ce de los B fue pa­ra el lo­cal An­drés Cal­ve­te. En­tre los más­ter 40, a Agus­tín Na­va­rro, víc­ti­ma es­ta vez de una caí­da, le cos­tó san­gre su­dor y lá­gri­mas re­va­li­dar el

tí­tu­lo A. El cam­peón de Eu­ro­pa su­frió pa­ra al­can­zar al trío que mar­chó en ca­be­za has­ta la úl­ti­ma vuel­ta. La pla­ta fue pa­ra Iván Mar­tí­nez y el bron­ce pa­ra Fran­cis­co Ja­vier Sal­me­rón. El tí­tu­lo de los M40 B lo con­quis­tó Jo­sé Luis Re­bo­llo. En la lu­cha por la pla­ta Ma­nuel Quin­ta­ni­lla se im­pu­so a Ós­car Ne­gre­te. En la ter­ce­ra man­ga co­rrie­ron jun­tos to­dos los más­ter 50 y 60. El ven­ce­dor, pe­se a co­rrer con un de­do frac­tu­ra­do, fue el ca­ta­lán Pe­re Joan Roig (A), que aven­ta­jó en 18 se­gun­dos a Joan An­to­ni Asen­sio (A) y en 30 a Ja­vier Ave­lla­ne­da (A). En­tre los M50 B do­mi­nio cla­ro de Aitor Za­ba­le­ta, que su­peró en más de un mi­nu­to a En­ri­que Agua­do, pla­ta, y a Vi­cent Bo­na­fé, bron­ce. Más apre­ta­da es­tu­vo la lu­cha en los 60 A, don­de Abe­lar­do Mar­tí­nez dis­tan­ció en 11 se­gun­dos a Ma­nuel Gon­zá­lez y en 13 a Juan Carlos Ló­pez. Por su par­te, Ber­ga­re­che no tu­vo ri­val en una ca­te­go­ría 60 B co­pa­da por los ma­dri­le­ños, pues Ju­lio Mar­tí­nez le ga­nó al sprint la pla­ta a Jo­sé Si­maes. En cuan­to a las más­ter fe­me­ni­nas, Isa­bel Cas­tro se pro­cla­mó cam­peo­na más­ter 40 B, ca­te­go­ría en la que las ma­dri­le­ñas Ma­ría Fer­nán­dez y Ma­ría Do­lo­res Granados fue­ron pla­ta y bron­ce res­pec­ti­va­men­te. En M30 B el po­dio lo com­ple­ta­ron Sa­bri­na Cer­dá, Lilian Soriano y Mi­riam García, oro, pla­ta y bron­ce por ese or­den. Bea­triz Ber­nál­dez fue la me­jor M40 A, se­gui­da de Na­ta­lia Ra­ña, her­ma­na del triatle­ta Iván Ra­ña, y de Blan­ca Ma­ría García. En M50 A el tí­tu­lo fue pa­ra Te­re­sa In­fan­te, con Bea­triz Bae­za, pla­ta, y Mon­tse­rrat Sanz, bron­ce.

Pla­ta pa­ra Ismael. Es­te­ban, cam­peón de Es­pa­ña de las dos pa­sa­das tem­po­ra­das, se tu­vo que con­for­mar es­ta vez con ser se­gun­do.

Re­ve­ren­cia me­re­ci­da. Si el ga­na­dor se pos­tra an­te Ja­vier Ruiz de La­rri­na­ga, al­go que­rrá de­cir. Has­ta siem­pre, maes­tro.

El me­jor Hernández.No fue es­ta vez Aitor, sino el ma­dri­le­ño Carlos, quien aca­bó quin­to ba­ti­do al sprint por Mis­ser.

Pau­la Díaz, cre­ci­da. La sub23 as­tu­ria­na fue la gran re­ve­la­ción y aguan­tó con las de ca­be­za has­ta la pe­núl­ti­ma vuel­ta.

Fei­joo pu­do con Cu­llell.El ga­lle­go vi­vió un fin de se­ma­na apo­teó­si­co y con­quis­tó el Na­cio­nal sub23 an­te sus pai­sa­nos.

Cam­peo­na sub23. De me­nos a más, Lui­sa Ibarrola se las tu­vo tie­sas con Pau­la Díaz pa­ra ter­mi­nar lle­ván­do­se el ga­to al agua.

Lu­cía Gó­mez, una ba­la.La jú­nior ba­lear le arre­ba­tó el triun­fo a Ma­ría Pa­ra­jón en un ex­tra­or­di­na­rio fi­nal de ca­rre­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.