CLÁ­SI­CA DE AL­ME­RÍA

Pas­cal Ac­ker­mann (Bo­ra) es el pri­mer ci­clis­ta teu­tón que ga­na la clá­si­ca al­me­rien­se. Lo hi­zo por de­lan­te de su com­pa­trio­ta Kittel y de Mez­gec, apro­ve­chan­do el tra­ba­jo del Mit­chel­ton-Scott. Carlos Ve­ro­na (Mo­vis­tar Team) bri­lló en la fu­ga y se lle­vó la mont

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Tex­to Ai­na­ra Hernando Fo­tos Luis Án­gel Gómez/Pho­to Go­mez Sport

Pas­cal Ac­ker­mann se apun­tó la vo­la­ta.

Des­de ha­ce al­gún tiem­po, al­go ha cam­bia­do en la ca­be­za de Pas­cal Ac­ker­mann. 25 años re­cién cum­pli­dos y to­do el fu­tu­ro por de­lan­te. Cre­ce. Se ter­mi­nó de con­ven­cer el pa­sa­do mes de ju­nio, cuan­do se con­vir­tió en cam­peón de Ale­ma­nia por de­lan­te de De­gen­kolb, Grei­pel y Kittel. ª Ahí vi que po­día ser uno de los gran­des y eso me hi­zo más fuer­te de ca­be­zaº. Aho­ra ya se co­dea con ellos. Les ga­na y lo hi­zo tam­bién en la lle­ga­da de la prue­ba al­me­rien­se, si­tua­da es­ta vez en Ro­que­tas de Mar, en uno de esos sprints lim­pios, an­chos y rec­tos. Pu­ros. Per­fec­tos. De los que le gustan, por ejem­plo, a Mar­cel Kittel, a quien de­jó aho­ga­do en la ori­lla del cam­peo­na­to teu­tón y al que vol­vió a de­rro­tar en la clá­si­ca an­da­lu­za. El del Bo­ra-Hans­grohe se ha con­ver­ti­do en su peor pe­sa­di­lla, en el sprin­ter que vie­ne jun­to al co­lom­biano Ho­deg. El fu­tu­ro es su­yo. Aun­que de mo­men­to tie­ne que com­par­tir­lo con Pe­ter Sa­gan y Sam Ben­nett. La eter­na dis­cu­sión de siem­pre. ¿Hay es­pa­cio pa­ra los tres? Ac­ker­mann pi­de a gri­tos que se lo den. ª Si nos re­par­ti­mos las ca­rre­ras, to­dos po­de­mos ga­na­rº. Él ha em­pe­za­do pron­to, ca­si al mis­mo tiem­po que Ben­nett y el as­tro es­lo­va­co, del que apren­de a ca­da pa­so. Y ya tie­ne la pri­me­ra del año en el bol­si­llo, que es tam­bién la pri­me­ra de un ale­mán en el pal­ma­rés de la Clá­si­ca de Al­me­ría.

SIE­TE EN FU­GA

Que la Clá­si­ca de Al­me­ría iba a ser una prue­ba pa­ra sprin­ters lo sa­bían to­dos. Por eso el pro­ta­go­nis­mo y lu­ci­mien­to en los 192,5 ki­ló­me­tros de re­co­rri­do ha­bía que bus­car­lo co­mo se pu­die­se. Carlos Ve­ro­na, por ejem­plo, su­po que si que­ría de­jar­se ver ha­bía que ha­cer­lo de otra for­ma. Ca­si sin dar­se cuen­ta se en­con­tró de­lan­te y no le ne­gó al cuer­po las ga­nas que te­nía de fies­ta. De ba­ta­lla. El del Mo­vis­tar Team se lar­gó jun­to a seis aven­tu­re­ros más. Juan An­to­nio López-Cózar, Chu­pe pa­ra los ami­gos, por par­te del Eus­ka­di-Mu­rias; Axel Jour­niaux del Di­rect Ener­gie; Jet­se Bol (Bur­gos BH); Jus­tin Tim­mer­mans (Room­pot); Emer­son Oron­te (Rally UHC) y Petr Ri­ku­nov (Gaz­prom) hi­cie­ron gru­po y se mar­cha­ron a des­cu­brir jun­tos el agres­te de­sier­to de Ta­ber­nas. El Ka­tus­ha-Al­pe­cin de Kittel y el As­ta­na to­ma­ron la res­pon­sa­bi­li­dad del pe­lo­tón, de­jan­do ha­cer a la fu­ga. Pe­ro la cal­ma ten­sa ter­mi­nó cuan­do to­dos los es­ca­pa­dos, a ex­cep­ción de Ve­ro­na, fue­ron atra­pa­dos. El ma­dri­le­ño aguantó so­lo has­ta el úl­ti­mo pa­so de mon­ta­ña, el de Tu­rri­llas. El es­fuer­zo fi­nal pa­ra lle­var­se un pre­mio de la se­ca Al­me­ría. En­tre el mar in­fi­ni­to de plás­ti­co, el gran gru­po se par­tió en dos. El Mit­chel­to­nS­cott de Mat­teo Tren­tin hi­zo san­gre de la he­ri­da y em­pe­zó a eli­mi­nar ri­va­les. To­do el Ca­ja Ru­ral-Seguros RGA se vio cor­ta­do y tu­vie­ron que ti­rar a blo­que pa­ra in­ten­tar dar ca­za a la ca­be­za. Sin éxi­to. Eli­mi­na­dos. La ca­rre­ra es­ta­ba de­lan­te. Po­co más de una trein­te­na de co­rre­do­res aguan­ta­ban en el pri­mer gru­po, don­de los hom­bres del Mit­chel­ton-Scott ti­ra­ban a fue­go. Jo­sé Joa­quín Ro­jas, Carlos Bar­be­ro y Ru­bén Fer­nán­dez (Mo­vis­tar) aguan­ta­ban uni­dos el en­dia­bla­do rit­mo. Tam­bién los hom­bres del Ka­tus­ha, pro­te­gien­do a Kittel. Y, aga­za­pa­dos, es­con­di­dos en un se­gun­do plano, re­ser­van­do lo má­xi­mo po­si­ble, sin tra­gar vien­to ni des­gas­tar­se, ro­da­ban los Bo­ra-Hans­grohe. La apues­ta del Mit­chel­ton fue de­ci­di­da y fir­me. Tan­to que Omar Frai­le su­frió un

pin­cha­zo a 25 ki­ló­me­tros del fi­nal y ya no em­pal­ma­ría con los que se iban a ju­gar el triun­fo en es­ta 32ã edi­ción de la Clá­si­ca de Al­me­ría. Des­car­ta­do.

SPRINT DE FUER­ZA

Só­lo que­da­ba la en­tra­da al cir­cui­to fi­nal de Ro­que­tas de Mar, con sus dos vuel­tas a ori­llas del mar de Al­bo­rán, pa­ra di­lu­ci­dar el ven­ce­dor de la Clá­si­ca. La es­cua­dra aus­tra­lia­na no ce­jó en su em­pe­ño. A blo­que. To­ma­ron po­si­cio­nes los Bo­ra-Hans­grohe por una es­qui­na con Pa­trick Kon­rad guián­do­los, los Ka­tus­haAl­pe­cin por la con­tra­ria y el Mit­chel­to­nS­cott, de la mano de Juul-Jen­sen, por el me­dio. Pas­cal Ac­ker­mann se sol­dó a la rue­da de Tren­tin y ape­nas le­van­tó un ins­tan­te la ca­be­za pa­ra dar­se cuen­ta de que el cam­peón de Eu­ro­pa es­ta­ba em­pe­zan­do a ace­le­rar. 200 me­tros. De­ma­sia­do pa­ra el sprint. Ac­ker­mann reac­cio­nó rá­pi­do y su­po leer que es­ta vez la rue­da bue­na no era la del ita­liano, sino la del es­lo­veno Lu­ka Mez­gec, la ba­za del Mit­chel­ton en Ro­que­tas. Ni se mo­les­tó en mi­rar­lo. Ade­lan­tó a 100 me­tros de la me­ta a Tren­tin con el es­pa­cio su­fi­cien­te pa­ra po­ner­se pri­me­ro y ace­le­rar. Lim­pio. Kittel se co­lo­có a sus es­pal­das. De­ma­sia­do tar­de. Ni con el gol­pe de ri­ñón pu­do re­ba­sar al cha­va­li­to que le bir­ló el Cam­peo­na­to de Ale­ma­nia y aho­ra, tam­bién, la Clá­si­ca de Al­me­ría.

Pri­me­ra de 2019 y avi­so pa­ra sus com­pa­ñe­ros ve­lo­ces del Bo­ra. ª Em­pe­zar así el año, ga­nan­do tan pron­to, me pa­re­ce muy im­por­tan­te pa­ra man­te­ner la mo­ral al­taº. Pe­ro aho­ra no le va­le só­lo con es­to y quie­re más. ª Ya ten­go mi pro­pio tren den­tro del equi­po y creo que pue­do dar mu­chos triun­fos al gru­po. Es­pe­ro la lle­ga­da del Gi­ro de Ita­lia con enor­me mo­ti­va­ció­nº.

3 Has­ta el úl­ti­mo me­tro. Ac­ker­mann y Mar­cel Kittel pro­ta­go­ni­za­ron una ajus­ta­da vo­la­ta que aca­bó son­rien­do al cam­peón ale­mán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.