AL DE­TA­LLE

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO -

Des­de que asis­ti­mos a su pre­sen­ta­ción in­ter­na­cio­nal en los al­re­de­do­res del La­go de Gar­da en sep­tiem­bre del año pa­sa­do, la ga­ma de cu­lotes S9, que sus­ti­tu­ye a los S7 que lle­va­ban en el mer­ca­do des­de 2013, se ha con­so­li­da­do co­mo el pro­duc­to más avan­za­do de la ga­ma de As­sos. Pri­me­ro os pre­sen­ta­mos en ex­clu­si­va el mag­ní­fi­co Equi­pe RS, nues­tra elec­ción -y la de Mi­guel In­du­rain- pa­ra afron­tar los 200 km de la Que­bran­tahue­sos, y en es­tos úl­ti­mos me­ses he­mos pues­to a prue­ba el RSR, el to­pe de ga­ma, apro­ve­chan­do su li­ge­re­za y trans­pi­ra­bi­li­dad en las jor­na­das más ca­lu­ro­sas. Ape­nas 163 gra­mos, en ta­lla M, pe­sa el RSR, en el que la mar­ca sui­za, una vez po­si­cio­na­da co­mo la re­fe­ren­cia en co­mo­di­dad por sus ba­da­nas, ha pues­to el fo­co en man­te­ner la es­ta­bi­li­dad de la prenda en cual­quier si­tua­ción, ase­gu­rán­do­se de que la ba­da­na siem­pre que­da en su lu­gar, in­de­pen­dien­te­men­te de có­mo pe­da­lee­mos. Pa­ra ello, ha desa­rro­lla­do el sis­te­ma A-Lock En­gi­nee­ring, co­mo ha bau­ti­za­do a la su­ma de los di­fe­ren­tes te­ji­dos y tec­no­lo­gías que ha in­clui­do pa­ra con­se­guir­lo. Si en el RS se re­cu­rre a dos pe­que­ños ti­ran­tes en la par­te ba­ja de la es­pal­da, en el RSR se pres­cin­de de ellos pa­ra re­ba­jar al má­xi­mo el pe­so. La su­je­ción se con­fía en las pro­pie­da­des del te­ji­do Ty­pe.701kom­pres­sor, tan li­ge­ro que actúa co­mo una se­gun­da piel, pe­ro que ofre­ce mu­cho so­por­te tan­to en la zo­na de los mus­los co­mo en la par­te tra­se­ra. Com­pri­me lo su­fi­cien­te pa­ra per­ci­bir esa ní­ti­da su­je­ción, pe­ro es el pun­to jus­to pa­ra no lle­gar a re­sul­tar in­có­mo­do; ni si­quie­ra cuan­do he­mos pe­da­lea­do con él en ru­tas de más de cin­co o seis ho­ras. El se­cre­to del buen fun­cio­na­mien­to del RSR, ade­más del te­ji­do, es el pa­trón de cons­truc­ción de los nue­vos cu­lotes S9, en los que As­sos ha apos­ta­do por re­du­cir los pa­ne­les y re­di­se­ñar los ti­ran­tes. Mien­tras que en la ga­ma an­te­rior S7 se uti­li­za­ban cua­tro pa­ne­les, en los nue­vos Equi­pe RSR y RS se em­plean só­lo dos pa­ra ela­bo­rar las per­ne­ras, que di­bu­jan una cu­rio­sa for­ma si­mi­lar a unas alas de ma­ri­po­sa y que se unen en la par­te tra­se­ra pa­ra ge­ne­rar lo que los sui­zos han lla­ma­do er­goBox, la es­pe­cie de ca­ja en la que se co­se la ba­da­na y que que­da su­je­ta por los ti­ran­tes, la par­te don­de más cam­bios en­con­tra­mos. Pa­ra sus nue­vos S9, As­sos man­tie­ne la unión en for­ma de Y en la es­pal­da, pe­ro ha aña­di­do dos ele­men­tos más que consiguen ma­yor es­ta­bi­li­dad. Aho­ra, los ti­ran­tes se com­po­nen de tres pie­zas: la pri­me­ra, en la par­te de­lan­te­ra, los ti­ran­tes clá­si­cos, muy fle­xi­bles, se unen a otra en for­ma de X que que­da exac­ta­men­te en­tre los omo­pla­tos. De es­ta, que no es elás­ti­ca, par­ten otros dos ti­ran­tes con una fle­xi­bi­li­dad más li­mi­ta­da y que son los res­pon­sa­ble de ti­rar del er­goBox ha­cia arri­ba cuan­do adop­ta­mos la pos­tu­ra del pe­da­leo. En mar­cha, ya po­de­mos es­prin­tar a muer­te o pe­da­lear aco­pla­dos en llano, que la su­je­ción es im­pe­ca­ble. Aun­que en los cu­lotes S9 As­sos se ha cen­tra­do en la cons­truc­ción, no ha de­ja­do de la­do los avan­ces en la pie­za que ma­yor im­por­tan­cia tie­ne en su fa­mo­sa co­mo­di­dad, la ba­da­na, en la que tam­bién se ha es­for­za­do por re­du­cir unos gra­mos pa­ra re­ba­jar el pe­so fi­nal, evo­lu­cio­nan­do la del an­te­rior Equi­pe Evo. Ela­bo­ra­da por Elas­tic In­ter­fa­ce en ex­clu­si­va pa­ra As­sos, se man­tie­ne la cons­truc­ción Gol­den Ga­te, que elimina las cos­tu­ras en la mi­tad de la ba­da­na pa­ra dar­le ma­yor mo­vi­li­dad, y se aña­den 20 agu­je­ros en la par­te de­lan­te­ra pa­ra ase­gu­rar la ven­ti­la­ción, una tec­no­lo­gía que han lla­ma­do kra­te­rCoo­ler. Es­tá cons­trui­da en tres ca­pas di­fe­ren­tes, con un ca­nal cen­tral per­fo­ra­do, y se uti­li­za es­pu­ma su­pe­rAir mi­croShock de 8 mm de gro­sor, de la que la mar­ca des­ta­ca que sus cel­das abier­tas le per­mi­ten re­cu­pe­rar su for­ma ori­gi­nal ca­da vez que nos le­van­ta­mos del si­llín. La cin­tu­ri­lla de la par­te de­lan­te­ra es ba­ja y que­da re­la­ti­va­men­te flo­ja, co­mo es ha­bi­tual en la mar­ca, lo que al prin­ci­pio pue­de lla­mar un po­co la aten­ción, pe­ro que re­sul­ta muy có­mo­do por­que con­tri­bu­ye a me­jo­rar la trans­pi­ra­bi­li­dad y nos fa­ci­li­ta las pa­ra­das cuan­do te­ne­mos que ha­cer nues­tras ne­ce­si­da­des. Por ajus­te y co­mo­di­dad, es­te Equi­pe RSR se co­lo­ca co­mo la re­fe­ren­cia del mer­ca­do; eso sí, a un pre­cio acor­de a su al­tí­si­ma ca­li­dad y con un ri­val du­ro den­tro de ca­sa, ya que el Equi­pe RS, que só­lo aña­de unos gra­mos por su te­ji­do, no le va a la za­ga.

UN MAI­LLOT DE AL­TO NI­VEL

La fa­ma que han ad­qui­ri­do los cu­lotes en­tre los ci­clo­tu­ris­tas qui­zá eclip­se a los mai­llots de As­sos. Pa­ra so­lu­cio­nar­lo, la mar­ca ha es­tre­na­do es­ta tem­po­ra­da el mai­llot Equi­pe RS Ae­ro, una prenda su­per­li­ge­ra pa­ra la que ha desa­rro­lla­do el cor­te ae­roFit, que va un pa­so más allá del ra­cin­gFit en cuan­to ajus­te, ci­ñén­do­se por com­ple­to al tor­so del ci­clis­ta. En su cons­truc­ción apre­cia­mos cua­tro par­tes di­fe­ren­cia­das: el fron­tal, en el que se em­plea el te­ji­do de pun­to cir­cu­lar mi­niCheck Tex, muy elás­ti­co; las man­gas, su­per­ajus­ta­das y re­ma­ta­das en los ex­tre­mos sin do­bla­di­llos; la par­te tra­se­ra, ela­bo­ra­da con te­ji­do Sta­bi­li­zer, muy fino pa­ra fa­ci­li­tar la trans­pi­ra­ción de la es­pal­da; y la pie­za de los hom­bros, op­ti­mi­za­da pa­ra ajus­tar­se a la po­si­ción que adop­ta­mos so­bre la bi­ci. El re­sul­ta­do es un mai­llot su­per­li­ge­ro, ideal pa­ra el ve­rano, que ofre­ce pro­tec­ción so­lar, a pe­sar de su al­ta ca­pa­ci­dad de trans­pi­ra­bi­li­dad, y con un ajus­te per­fec­to. La úni­ca pe­ga, que ese ajus­te per­fec­to se pue­de vol­ver en con­tra de los que, co­mo no­so­tros, luz­can una ba­rri­gui­ta in­ci­pien­te. Al fin y al ca­bo, es una prenda desa­rro­lla­da pa­ra pro­fe­sio­na­les y pa­ra ro­dar co­mo ellos: lo más rá­pi­do po­si­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.