Bol­sas de Bi­ke­pac­king Zé­fal Z Ad­ven­tu­re

Ciclismo a Fondo - - AL DETALLE -

Los por­ta­bul­tos y las al­for­jas han si­do tra­di­cio­nal­men­te los re­cur­sos que he­mos te­ni­do los ci­clo­tu­ris­tas pa­ra po­der via­jar con la ca­sa a cues­tas. Sin em­bar­go, en los úl­ti­mos años, coin­ci­dien­do tam­bién con la pro­li­fe­ra­ción de las bi­ci­cle­tas gravel, han apa­re­ci­do unas bol­sas más sen­ci­llas de co­lo­car que son idea­les pa­ra adap­tar­se des­de ru­tas de fin de se­ma­na a via­jes más lar­gos gra­cias a su po­li­va­len­cia y a la ca­pa­ci­dad de car­ga que ofre­cen sus di­fe­ren­tes com­bi­na­cio­nes. La mar­ca fran­ce­sa Zé­fal ha am­plia­do su ca­tá­lo­go, en el que po­de­mos en­con­trar por­ta­bi­do­nes, bom­bas, guar­da­ba­rros, can­da­dos, pro­duc­tos de man­te­ni­mien­to..., con una lí­nea de es­tas bol­sas en las que se in­clu­yen mo­de­los pa­ra la ti­ja de si­llín, pa­ra el ma­ni­llar y tam­bién tan­to pa­ra la zo­na su­pe­rior del tu­bo ho­ri­zon­tal co­mo pa­ra la par­te in­fe­rior. Nues­tras pre­fe­ri­das son las que se co­lo­can en la ti­ja del si­llín y de­lan­te del ma­ni­llar, ya que en oca­sio­nes re­sul­ta in­có­mo­do pe­da­lear cuan­do mon­ta­mos las del cua­dro por­que ro­zan con las pier­nas si las lle­na­mos de­ma­sia­do. Si bus­cas tu pri­me­ra bol­sa de bi­ke­pac­king, nues­tra re­co­men­da­ción es que uti­li­ces una ba­jo el si­llín. Re­su­mien­do mu­cho, es co­mo una de las tí­pi­cas bol­sas de he­rra­mien­tas, pe­ro evi­den­te­men­te con un es­pa­cio mu­cho ma­yor -en el ca­so de la Zé­fal Z Ad­ven­tu­re R17 su ca­pa­ci­dad es de 17 li­tros, aun­que tam­bién es­tá dis­po­ni­ble en una ver­sión de 11 li­tros-. Co­lo­car es­ta bol­sa Zé­fal es sen­ci­llo, ya que pres­cin­de de por­ta­bul­tos -lo que nos per­mi­te uti­li­zar­la en cual­quier bi­ci, aun­que no ten­ga ros­cas en el cua­dro- y em­plea só­lo un vel­cro pa­ra fi­jar­la en la ti­ja y dos cin­chas que se pa­san por los raí­les del si­llín y que se unen con las co­rreas que sa­len de su par­te me­dia. Al igual que la ma­yo­ría de las bol­sas de es­te es­ti­lo, su in­te­rior es ti­po sa­co y el cie­rre se rea­li­za ple­gan­do la par­te su­pe­rior y unien­do pos­te­rior­men­te sus he­bi­llas con las co­rreas co­si­das en la par­te más cer­ca­na al vel­cro del si­llín. En to­tal, cua­tro co­rreas que son su­fi­cien­tes pa­ra man­te­ner en su po­si­ción la bol­sa. La bol­sa de ma­ni­llar Zé­fal aña­de 10 li­tros de ca­pa­ci­dad. Es­tá di­vi­di­da en dos par­tes: la pro­pia bol­sa, en for­ma de sa­co y con cie­rre de he­bi­lla, y la pie­za que se co­lo­ca en el ma­ni­llar me­dian­te dos ti­ras de vel­cro y que su­je­ta la bol­sa gra­cias a dos co­rreas con cie­rre de he­bi­llas.

SO­RIA, PRUE­BA DE FUE­GO

Nos lle­va­mos es­tas dos bol­sas de Zé­fal a un via­je de tres días re­co­rrien­do la pro­vin­cia de So­ria, una ex­pe­rien­cia de la que po­dréis leer más de­ta­lles en el pró­xi­mo nú­me­ro de Bi­cis­port, que lle­ga­rá a los quios­cos a fi­na­les de oc­tu­bre. En to­tal, 270 km con 4.300 me­tros de des­ni­vel por to­do ti­po de te­rreno: pis­tas fá­ci­les, ca­rre­te­ras en mal es­ta­do y al­gu­nos tra­mos con pie­dras en los que, en vez de la bi­ci gravel que lle­va­mos, hu­bie­se si­do me­jor pe­da­lear con una moun­tain bi­ke. Las bol­sas ter­mi­na­ron en per­fec­to es­ta­do, con la su­cie­dad ló­gi­ca; un de­ta­lle que, aun­que pa­rez­ca ob­vio, no lo es tan­to des­pués de com­pro­bar en ru­tas an­te­rio­res que hay bol­sas muy frá­gi­les, so­bre to­do las que son de mar­cas des­co­no­ci­das. La ca­rac­te­rís­ti­ca prin­ci­pal en la que de­be­mos fi­jar­nos al ad­qui­rir una bol­sa de es­te ti­po es la ca­li­dad de las cos­tu­ras, las co­rreas y las he­bi­llas, ya que es fun­da­men­tal que aguan­ten, ade­más de los ba­lan­ceos que se pro­du­cen ro­dan­do, la ten­sión su­fi­cien­te pa­ra que que­den lo más su­je­tas po­si­ble. De lo con­tra­rio, el mo­vi­mien­to pe­da­lean­do se­rá un su­fri­mien­to. Su­pe­ra­do el test de re­sis­ten­cia, de la Ad­ven­tu­re R17 nos ha gus­ta­do la po­si­ción de las co­rreas la­te­ra­les que se unen con las que pa­san por el si­llín, que es­tán lo su­fi­cien­te­men­te re­tra­sa­das pa­ra evi­tar que la car­ga ter­mi­ne ca­yén­do­se ha­cia la rue­da tra­se­ra, y la re­sis­ten­cia de su zo­na más rí­gi­da, la más cer­ca­na al si­llín. Ade­más, cuen­ta con una cuer­da en su par­te su­pe­rior que es muy útil pa­ra co­lo­car más car­ga, co­mo ca­mi­se­tas o toa­llas hú­me­das, chan­clas…, y tam­bién con una ti­ra re­flec­tan­te de gran ta­ma­ño en la zo­na pos­te­rior pa­ra ha­cer­nos más vi­si­bles en la ca­rre­te­ra. De la bol­sa fron­tal F10 des­ta­ca­mos el en­tra­ma­do de ti­ras de su pie­za ex­te­rior, que ofre­ce di­fe­ren­tes po­si­bi­li­da­des pa­ra em­pla­zar las ti­ras que la su­je­tan al ma­ni­llar. Ade­más, nos ha re­sul­ta­do muy útil la gran ti­ra de vel­cro que une es­ta pie­za y la bol­sa, una so­lu­ción que ha­ce que el equi­pa­je no se cai­ga si se suel­ta al­gu­na de las he­bi­llas. La cons­truc­ción de la bol­sa es sim­ple, pe­ro con­fia­mos en que es com­ple­ta­men­te her­mé­ti­ca por la bue­na ca­li­dad del se­lla­do de sus unio­nes. En to­tal, su­man­do las dos bol­sas cree­mos que la ca­pa­ci­dad de car­ga es su­fi­cien­te co­mo pa­ra afron­tar un via­je de has­ta una se­ma­na, siem­pre que no ne­ce­si­te­mos ele­men­tos pa­ra co­ci­nar o dor­mir. No­so­tros lle­va­mos cua­tro mai­llots y cua­tro cu­lotes -nos pa­sa­mos de pre­ve­ni­dos- y ro­pa in­te­rior y de ca­lle pa­ra cua­tro días, ade­más de un ne­ce­ser de aseo, za­pa­ti­llas de ca­lle, chan­clas… Una bue­na ex­pe­rien­cia en la que es­tas bol­sas Zé­fal han cum­pli­do con no­ta.

ZÉ­FAL Z AD­VEN­TU­RE F10

Pre­cio: 49,95 € Pe­so: 348 g Ca­pa­ci­dad: 17 li­tros Dis­tri­bui­dor: Co­met, co­[email protected]­met.es Web: www.ze­fal.com

ZÉ­FAL Z AD­VEN­TU­RE R17

Pre­cio: 74,95 € Pe­so: 616 g Ca­pa­ci­dad: 10 li­tros Dis­tri­bui­dor: Co­met, co­[email protected]­met.es Web: www.ze­fal.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.