El la­do aven­tu­re­ro de Em­ma Poo­ley

Ciclismo a Fondo - - USUARIO - Tex­to Joa­quín Cal­de­rón Fo­tos Ca­fé du Cy­clis­te

La bri­tá­ni­ca Em­ma Poo­ley es, so­bre to­do, una aman­te de la bi­ci­cle­ta. Si du­ran­te su épo­ca co­mo ci­clis­ta pro­fe­sio­nal se la­bró un ex­ten­so pal­ma­rés, en el que bri­llan el Tour de Fran­cia en 2009, el Mun­dial de con­tra­rre­loj en 2010 y la pla­ta en la con­tra­rre­loj de los Jue­gos Olím­pi­cos de Pe­kín en 2008, des­de su re­ti­ra­da se co­men­zó a pro­di­gar en otro ti­po de even­tos ci­clo­tu­ris­tas, co­mo la Hau­te Rou­te -en la que se im­pu­so en la edi­ción de los Al­pes fran­ce­ses en 2017- o la Tai­wan KOM Cha­llen­ge. Es­ta orien­ta­ción mul­ti­de­por­te, que co­men­zó a ali­men­tar de­ján­do­se ver con bue­nos re­sul­ta­dos en triatlo­nes y ma­ra­to­nes en los úl­ti­mos años de su ca­rre­ra de­por­ti­va, le ha lle­va­do en 2019 a afron­tar Furt­her, una ca­rre­ra de re­sis­ten­cia de 529 ki­ló­me­tros, atra­ve­san­do los Pi­ri­neos re­co­rrien­do ca­rre­te­ras y ca­mi­nos, al­gu­nos de ellos las tra­di­cio­na­les ru­tas de con­tra­ban­do en­tre Fran­cia, An­do­rra y Es­pa­ña. Du­ran­te la ca­rre­ra se es­ta­ble­cie­ron do­ce sec­to­res obli­ga­to­rios, pe­ro ca­da par­ti­ci­pan­te di­se­ña­ba su pro­pia ru­ta pa­ra al­can­zar los pun­tos de con­trol. Así, los dos pri­me­ros ci­clis­tas que lle­ga­ron al pri­mer pun­to de con­trol, el Mont Four­cat, lo hi­cie­ron por dos ca­mi­nos di­fe­ren­tes. Poo­ley pa­só por ese pun­to ter­ce­ra, pe­ro su es­tra­te­gia, que la lle­vó a com­ple­tar 16 ho­ras el pri­mer día, le per­mi­tió co­lo­car­se se­gun­da an­tes de pa­rar a dor­mir. En la se­gun­da

ES­TRA­TE­GIA Y DI­VER­SIÓN

De nue­vo, Poo­ley hi­zo ga­la de su ca­pa­ci­dad de es­tra­te­ga y se de­tu­vo unas ho­ras pa­ra re­cu­pe­rar fuer­zas y re­to­mar, en me­dio de la no­che, la ru­ta. A las tres de la ma­dru­ga­da co­men­zó su ter­ce­ra jor­na­da, en la que as­cen­dió el Port d’Au­la, don­de tu­vo que ca­mi­nar ca­si dos ho­ras pa­ra su­pe­rar los tres ki­ló­me­tros fi­na­les. Allí cru­zó la fron­te­ra fran­ce­sa y se lan­zó en un lar­go des­cen­so en bus­ca de Au­lus-les-Bains, pue­blo al que lle­gó tras ho­llar la ci­ma del col de La­tra­pe. La pre­cio­sa re­gión del Ariè­ge aco­gió la par­te fi­nal de su aven­tu­ra, en la que as­cen­dió el Mu­ro de Pé­guè­re y re­co­rrió las fal­das de Prat d’Al­bis, fi­nal de la 15ª eta­pa del úl­ti­mo Tour de Fran­cia. En so­li­ta­rio, de­jó atrás Foix y, des­pués de tres días y sie­te ho­ras, lle­gó a Ze­ro Neuf Ca­fé, un alo­ja­mien­to es­pe­cia­li­za­do en ci­clis­mo en el pue­blo de Gau­dies que sir­vió de ini­cio y fi­nal de una ex­pe­rien­cia que só­lo com­ple­ta­ron 8 de los 27 ci­clis­tas que la co­men­za­ron. "Sim­ple­men­te, ha si­do lo más di­ver­ti­do que he he­cho en mi vi­da so­bre un bi­ci­cle­ta", re­su­mió Poo­ley.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.