Za­pa­ti­llas Shimano S-Phyr

Ciclismo a Fondo - - AL DETALLE -

El mo­de­lo que pre­si­de el es­ca­lón más al­to de la fir­ma ni­po­na, las S-Phy­re RC9, re­ci­be una dis­cre­ta ac­tua­li­za­ción que man­tie­ne to­das las ca­rac­te­rís­ti­cas de la ver­sión ori­gi­nal, con­vir­tién­do­las en una de las za­pa­ti­llas más co­di­cia­das pa­ra ci­clis­mo en ru­ta. Co­men­zan­do por la sue­la, co­mo no po­día ser de otra for­ma es­tá cons­trui­da en car­bono uni­di­rec­cio­nal, po­see el ín­di­ce 12 de ri­gi­dez -el más ele­va­do de Shimano-, in­clu­ye una aber­tu­ra de ven­ti­la­ción ba­jo los de­dos y otra en el ta­cón -cu­yo apo­yo de go­ma pue­de re­em­pla­zar­se- y las tuer­cas de an­cla­je de la ca­la se pue­den des­pla­zar lon­gi­tu­di­nal­men­te 11 mm fi­ján­do­las en tres po­si­cio­nes. La cu­bier­ta -o up­per si que­re­mos usar un an­gli­cis­mo- con­fía en una so­la pieza, sin cos­tu­ras, de mi­cro­fi­bra sin­té­ti­ca Tei­jin Avail, li­ge­ra, elás­ti­ca y a la vez re­sis­ten­te a la de­for­ma­ción o abra­sión; en ella re­si­de la prin­ci­pal di­fe­ren­cia es­té­ti­ca res­pec­to al di­se­ño an­te­rior, la ven­ti­la­ción, que gra­cias al in­cre­men­to del ta­ma­ño y nú­me­ro de ori­fi­cios me­jo­ra la re­fri­ge­ra­ción y trans­pi­ra­ción del pie. El re­fuer­zo del ta­lón abra­za la par­te in­fe­rior de la sue­la, lo­gran­do una ele­va­da es­ta­bi­li­dad, lim­pie­za de lí­neas y pro­tec­ción fren­te a los ro­ces, que, jun­to al re­cu­bri­mien­to an­ti­des­li­zan­te del in­te­rior de la par­te tra­se­ra, consigue una su­je­ción del pie di­fí­cil de su­pe­rar. La plan­ti­lla pue­de per­so­na­li­zar­se eli­gien­do entre dos al­tu­ras del ar­co plan­tar gra­cias a los apoyos -me­dio de co­lor ama­ri­llo y al­to en ro­jo- que se in­clu­yen con las za­pa­ti­llas, y los hi­los de plata man­tie­nen a ra­ya los ma­los olo­res. Los cierres, un par de Boa IP1, per­mi­ten un ajus­te muy có­mo­do y pre­ci­so, tan­to pa­ra aflo­jar o ten­sar el ca­ble que re­co­rre el sis­te­ma Po­wer­zo­ne, con el que in­clu­so po­de­mos mo­di­fi­car el aprie­te se­gún la po­si­ción del ca­ble en el bucle de­lan­te­ro.

COMODÍSIMA­S

Tras el test, ya po­de­mos con­si­de­rar a las RC-9 co­mo el mo­de­lo más con­for­ta­ble den­tro del gru­po de za­pa­ti­llas en­fo­ca­das a la com­pe­ti­ción. La adap­ta­ción a la mor­fo­lo­gía de nues­tro pie fue muy rá­pi­da y en nin­gún mo­men­to sen­ti­mos, ni tras va­rias ho­ras de pe­da­leo, las mo­les­tias aso­cia­das a za­pa­ti­llas con sue­la ul­tra­rrí­gi­da y su­je­ción que en al­gu­nos ca­sos ro­za la tor­tu­ra. El ajus­te es ex­ce­len­te, im­pi­dien­do que el pie se des­pla­ce o ba­lan­cee cuan­do pe­da­lea­mos con ím­pe­tu, sin ne­ce­si­tar el aprie­te ex­tre­mo de otros mo­de­los que pue­den pro­du­cir ador­me­ci­mien­tos por fal­ta de rie­go san­guí­neo. El úni­co pe­ro lo en­con­tra­mos en el pre­cio, inac­ce­si­ble pa­ra una gran ma­yo­ría. Un úl­ti­mo apun­te: hay que te­ner en cuen­ta que dan me­nos talla de lo in­di­ca­do, por lo que qui­zá se de­ba ne­ce­si­tar pa­sar al si­guien­te nú­me­ro. En nues­tro ca­so, una 43 nos que­da­ba al­go jus­ta, obli­gán­do­nos a usar cal­ce­ti­nes fi­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.