La gru­pe­ta del Ba­la

Ciclismo a Fondo - - BICI SPORT -

Ellos no po­dían per­dér­se­lo. Ni la llu­via ni la dis­tan­cia lo im­pi­die­ron. Ni si­quie­ra el sa­cri­fi­car un fin de se­ma­na de en­tre­na­mien­tos por su que­ri­da Mur­cia. Los ami­gos de Ale­jan­dro Val­ver­de, los de ver­dad, su que­ri­da gru­pe­ta, qui­sie­ron es­tar jun­to al Ba­la pa­ra apo­yar­le, pa­sa­ra lo que pa­sa­se. Y su­ce­dió que fue­ron ellos los que le die­ron al­go de luz y ca­lor a un Mun­dial tan acia­go y pa­sa­do por agua: Ja­ba, Ja­vi el Sal­ti­tos y su her­mano Juan­fran Val­ver­de, el mis­mo que con una bi­ci­cle­ta eléc­tri­ca que ha­ce las ve­ces de tras­mo­to po­ne a tono al cam­peón del mun­do sa­lien­te cuan­do tie­ne que apre­tar y ha­cer se­ries. To­dos se unie­ron a Na­ta­lia, la mu­jer de Ale­jan­dro, Joa­quín, her­mano de es­ta, Pa­blo y la pe­que­ña Na­ta­lia, que el día des­pués de la ca­rre­ra cumplía cin­co años, pa­ra apo­yar a su ami­go. Es­tu­vie­ron con él co­mo siem­pre, en las bue­nas, co­mo el año pa­sa­do ce­le­bran­do a lo gran­de el oro de Inns­bruck, y en las ma­las, aguar­dán­do­le en el ho­tel du­ran­te unas ho­ras mien­tras le da­ban ma­sa­je, des­can­sa­ba y re­cu­pe­ra­ba tras su re­ti­ra­da, con la hipotermia que es­tu­vo a pun­to de su­frir. Lo es­pe­ra­ron con una son­ri­sa y una cer­ve­za. Co­mo es cos­tum­bre, pa­ra ha­cer el ca­mino de vuel­ta a ca­sa y de­jar­le cla­ro que ellos siem­pre se­gui­rán ahí. Con ar­coí­ris o sin él.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.