GRAN FON­DO A. CON­TA­DOR

146 ki­ló­me­tros y 2.037 ins­cri­tos de has­ta 33 na­cio­na­li­da­des -con un 4,3% de fé­mi­nas- de los que un 94,8% se­rían fi­nis­hers. Da­tos con­tun­den­tes que ava­lan la co­ti­za­ción al al­za de la prue­ba a la que da nom­bre el cam­peón ma­dri­le­ño.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Des­de Oli­va (Va­len­cia) @jo­se­ba­be­lo­ki Fo­tos Spor­to­graf

Cró­ni­ca de Jo­se­ba Be­lo­ki des­de Oli­va.

To­da la pre­vi­sión iba ro­da­da has­ta que lle­gó el tem­po­ral DANA. Da­ños in­nu­me­ra­bles, no só­lo en lo ma­te­rial, que com­pli­ca­ban el dis­cu­rrir na­tu­ral del even­to. Con des­pren­di­mien­tos y cor­tes, to­do ha­cía pen­sar que se ave­ci­na­ban cam­bios. A só­lo 48 ho­ras de la gran ci­ta, la or­ga­ni­za­ción, la mis­ma de la Ma­llor­ca 312, re­ci­bió un in­for­me de la Dipu­tación de Ali­can­te. El re­co­rri­do se mo­di­fi­ca­ba pa­ra evi­tar los des­pren­di­mien­tos de tie­rra pro­vo­ca­dos por la go­ta fría en la zo­na de la Vall de Ga­lli­ne­ra, lo que se tra­du­cía en un re­cor­te de 21 km del tra­za­do lar­go y la eli­mi­na­ción del puer­to del Xap. El cor­to se can­ce­la­ba “por­que no se pue­de ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de los par­ti­ci­pan­tes en las ca­rre­te­ras de Pla de Pe­tra­cos”. El vier­nes, pa­sa­do el sus­to, la agen­da pre­vis­ta se desa­rro­lló con to­tal nor­ma­li­dad. Los par­ti­ci­pan­tes iban lle­gan­do con cuen­ta­go­tas a un Oli­va No­va Re­sort en­ga­la­na­do con tin­tes ci­clis­tas. La fe­ria ya es­ta­ba en mar­cha e in­clu­so apa­re­cía el gran pro­ta­go­nis­ta,

Al­ber­to Con­ta­dor, que re­gre­sa­ba de una pe­que­ña sa­li­da en bi­ci. Que­dá­ba­mos em­pla­za­dos pa­ra la char­la­co­lo­quio de las 20:00 ho­ras. Ivan Bas­so iba a acom­pa­ñar al de Pin­to en la mis­ma, pe­ro por mo­ti­vos per­so­na­les el ita­liano no pu­do asis­tir y le sus­ti­tu­yó Pe­dro Ho­rri­llo. Al­ber­to, que ju­ga­ba en ca­sa, y mi ami­go Pe­dro, que nun­ca de­frau­da, nos hi­cie­ron pa­sar un ra­to bien chu­lo tra­tan­do te­mas tan­to de la GF co­mo de la ac­tua­li­dad ci­clis­ta. Co­mo siem­pre, con la ge­nial mo­de­ra­ción de J. M. Gua­jar­do. Perlas de­ja­ron va­rias; al­gún ti­tu­lar que otro apun­té.

SÁ­BA­DO, DÍA D

La pre­vi­sión de la me­teo nos asus­ta­ba, con po­si­ble llu­via, aun­que el mie­do no rei­na­ba por­que la tem­pe­ra­tu­ra era bue­na. La ten­sión y el mi­rar de reojo cons­tan­te­men­te a la ven­ta­na du­ran­te el desa­yuno in­di­ca­ban que por den­tro el agua nos preo­cu­pa­ba un po­co más de los que creía­mos. De cor­to, pe­ro con el chu­bas­que­ro a la es­pal­da por si aca­so. Du­ran­te el pro­to­co­lo de ini­cio un pe­que­ño si­ri­mi­ri tra­tó de aguar­nos la fies­ta sin mu­cho éxi­to. Du­ran­te la charla del vier­nes, Al­ber­to pro­me­tió cam­biar de es­tra­te­gia. “Sal­dré en pri­me­ra lí­nea y a po­cos me­tros me apea­ré pa­ra es­pe­rar al cie­rre de la prue­ba. Po­co a po­co, y acom­pa­ña­do por un fo­tó­gra­fo en mo­to, iré pa­san­do pa­ra que quien se quie­ra sa­car una fo­to con­mi­go pue­da ha­cer­lo sin te­ner que co­ger el mó­vil”. 3, 2, 1... ¡sa­li­da! Con mu­cha pre­cau­ción afron­ta­mos unos pri­me­ros me­tros con la pis­ta mo­ja­da has­ta aban­do­nar el Re­sort. Al­ber­to cum­plió su pa­la­bra y se apar­tó del pe­lo­tón en­se­gui­da. Los in­te­gran­tes del dis­po­si­ti­vo que se en­car­ga­rá del cie­rre de la mar­cha, los ver­des -to­pos-, se si­túan en ca­be­za. Es­ta la­bor tam­bién la ha­cen es­tu­pen­da­men­te en la Ma­llor­ca 312. La prue­ba cir­cu­la or­de­na­da mien­tras la ru­ta co­mien­za a se­car­se. Nues­tro ob­je­ti­vo -y me re­fie­ro a Ho­rri­llo y a mí- es el de siem­pre: ir lo más ade­lan­te po­si­ble has­ta la pri­me­ra subida, en es­te ca­so Llo­sa Ca­ma­cho, en el ki­ló­me­tro 27. Aquí se ter­mi­nó la ten­sión. Po­co a po­co bus­ca­mos nues­tro gru­po y desa­rro­lla­mos el plan de dis­fru­te pre­vis­to. Tras co­ro­nar to­pa­mos con To­mas Vait­kus -ex­pro li­tuano-, otro más pa­ra la cua­dri­lla. Ra­tes, Sa Creue­ta..., te­rreno com­pli­ca­di­to pe­ro en el que te lo pa­sas bien. Unos pa­ra­jes que sa­ben lo que es el ci­clis­mo, ya que so­mos mi­les los que ca­da año ro­da­mos por esas ca­rre­te­ras. Es una zo­na que me gus­ta mu­cho me­ter en el Cam­pus que ten­go en mar­zo en Cal­pe. Bo­ni­tas vis­tas y una ca­rre­te­ra ex­ce­len­te; te da se­gu­ri­dad. Entre una co­sa y otra pa­sa­mos por el pri­mer avi­tua­lla­mien­to, don­de no pa­ra­mos. Me­jor di­cho, yo no pa­ro, ya

que nos des­pis­ta­mos el uno del otro y por mi­nu­tos es­tu­vi­mos in­co­mu­ni­ca­dos. No nos vol­vi­mos a ver has­ta Fa­ge­ca. Me lla­mó la aten­ción tan­ta gen­te ro­dan­do en gru­pos nu­me­ro­sos, al­go po­co ha­bi­tual en prue­bas con no­ta­ble du­re­za, aun­que la mo­di­fi­ca­ción del re­co­rri­do, qui­tan­do la Ga­lli­ne­ra y de­más, con­ce­día mu­cho pro­ta­go­nis­mo a la pri­me­ra par­te. Avi­tua­lla­mien­to de Be­ni­mas­sot, es­te ya a nues­tro es­ti­lo ci­clo­tu­ris­ta. Pa­ra­da tran­qui­la, fue­ra cas­co y avi­tua­llar sen­ta­di­tos. En ese ins­tan­te pa­só Al­ber­to. “Pues ha cum­pli­do; ahí va el tío”. Nues­tro ob­je­ti­vo se­guía sien­do otro. Los ver­des aún es­ta­ban un po­co le­jos; el plan con­ti­nua­ba en mar­cha. Los coches de apo­yo -Fun­da­ción Con­ta­dor­nos con­ta­ban có­mo iba la co­sa por de­lan­te. Ro­dar por aquí con el trá­fi­co com­ple­ta­men­te ce­rra­do es un pri­vi­le­gio.

EL PLAN B

Des­de el avi­tua­lla­mien­to ya éra­mos cua­tro; se nos ha­bía su­ma­do Eder Sa­ra­bia. Era la ho­ra de po­ner en mar­cha el plan B. Ne­ce­si­tá­ba­mos un bar pa­ra to­mar al­go. No es que los avi­tua­lla­mien­tos fue­sen in­su­fi­cien­tes, sino una cues­tión de cos­tum­bres. En Vall d’Ebo hi­ci­mos pa­ra­da y fon­da, lu­gar es­tra­té­gi­co pa­ra un re­fri­ge­rio y es­pe­rar a los ver­des. No tu­vi­mos mu­cho tiem­po, pe­ro lo apro­ve­cha­mos. Ya den­tro del gru­po de cie­rre afron­ta­mos los úl­ti­mos ki­ló­me­tros, en or­den y com­par­tien­do. Es cuan­do más va­lo­ras el tra­ba­jo de la or­ga­ni­za­ción, con ma­yor mo­ti­vo en una edi­ción que en al­gu­nos mo­men­tos pu­do es­tar en el ai­re. Oli­va nos es­pe­ra­ba pa­ra la tra­ca fi­nal. Fo­to y al­go de pro­to­co­lo. No­so­tros subimos al po­dio con cu­lo­te y mai­llot -al­gu­nos, ló­gi­ca­men­te, lo hi­cie­ron ya du­cha­dos-. Pa­ra dar, no re­ci­bir: no ha­bía­mos ga­na­do na­da. Ri­sas apar­te, era la ho­ra de dis­fru­tar. Al­ber­to di­jo que gra­cias a Xis­co Lli­te­ras y su equi­po se ha­bía po­di­do ce­le­brar la prue­ba. Aho­ra me ex­pli­co por qué la Ma­llor­ca 312 ha ce­rra­do sus ins­crip­cio­nes -8.000- pa­ra 2020 en ape­nas tre­ce ho­ras. El año que vie­ne más y me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.