Ciclismo a Fondo

La bolsa

-

La temporada ha comenzado juguetona, con buena parte de los primeros espadas disputando como si no hubiera un mañana. No queda nada de la época en la que las primeras carreras eran terreno abonado para aquellos que habían empezado a entrenar antes, o lo habían hecho con mayor intensidad durante los meses más fríos. Ahora todos aprietan desde el Tour Down Under australian­o y ya no se para hasta bien entrado octubre. El que no ha ganado en marzo acaba sintiéndos­e culpable.

En esta especie de mercado de valores que han dibujado las primeras competicio­nes, las tecnológic­as se llevan la palma. Se disparan las acciones de los cracks jóvenes: Remco Evenepoel hizo de todo -crono monumental, imperial en los abanicos, sólido en la montaña- en la Vuelta a San Juan, como queriendo homenajear al Maradona del Mundial'86; Tadej Pogacar estuvo estratosfé­rico en la Volta a la Comunitat Valenciana; Sergio Higuita, a quien quizá no valoramos tanto como merece y es tan miembro de pleno derecho como cualquiera de este generación de niños de oro, contuvo el ímpetu nada menos que de Egan Bernal -otro que tal- en el Tour Colombia, escoltado por Dani Martínez, otro colombiano del EF a seguir de cerca; y Giulio Ciccone, que con 25 años recién cumplidos parece mayor al lado de este atajo de mocosos, pegó en la diana en su primera carrera, el Trofeo Laigueglia... seguido por el eritreo Biniyam Ghirmay, otra perla de 19 tiernas primaveras. Los valores tradiciona­les no se quedan atrás en nuestra particular bolsa ciclista, especialme­nte dos de ellos, que llevaban un largo periodo de tiempo a la baja. Richie Porte se alzó por segunda vez con el Tour Down Under, aunque tuviera que sacrificar su séptimo Willunga Hill consecutiv­o para ser coronado en la ceremonia de entrega de premios. Ya sería curioso que después de varias campañas como líder único en BMC y Trek-Segafredo sin éxito en las grandes citas, el australian­o fuera de nuevo competitiv­o ahora que llega Vincenzo Nibali a su equipo. Nairo Quintana no quiso esperar para sacarle brillo al maillot rojo del Arkéa-Samsic. El colombiano se puso en cabeza del pelotón a siete kilómetros del final de la jornada reina del Tour de La Provence y reventó literalmen­te a todo el que osó seguirle. Fue un Nairo indómito, que recordó al de sus inicios y escogió un escenario de excepción para reivindica­rse. No era el Mont Ventoux, pero casi.

Hasta aquí el balance del primer mes de sesiones en el parquet -más bien asfalto-. ¿Se mantendrán arriba todos los citados cuando el Team Ineos aplique su acostumbra­da rebaja de los tipos de interés?

 ??  ?? Todo son risas.
Nairo Quintana disfrutó en el podio del Tour de La Provence con su triunfo en la general de la ronda gala. El colombiano había despachado el día anterior una ascensión soberbia hasta el Chalet Reynard en la ruta hacia el coloso Mont Ventoux.
Todo son risas. Nairo Quintana disfrutó en el podio del Tour de La Provence con su triunfo en la general de la ronda gala. El colombiano había despachado el día anterior una ascensión soberbia hasta el Chalet Reynard en la ruta hacia el coloso Mont Ventoux.
 ??  ?? Miguel Ángel Chico Director machico@mpib.es @Carlika07 boymike72
Miguel Ángel Chico Director machico@mpib.es @Carlika07 boymike72

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain