Ciclismo a Fondo

Desapercib­ido

-

Cuando Specialize­d incluyó por primera vez en la Roubaix su sistema de amortiguac­ión Future Shock, con un amortiguad­or entre la potencia y la dirección, nos dejó una sensación agridulce. Funcionaba bien, pero se dejaba notar cuando nos poníamos de pie. Por suerte, la marca lo ha evoluciona­do, primero en la Diverge de gravel con una absorción más progresiva de sus muelles y, en la versión

2.0 que estrenó la actual Roubaix, con un cartucho hidráulico que apacigua el rebote de los muelles y un dial sobre la potencia con el que podemos regular la compresión sobre la marcha, desde totalmente abierto y activo hasta cerrarlo y dejar el sistema inactivo. Al igual que ocurría en la Diverge, el funcionami­ento es muy progresivo. De hecho, nosotros al final lo llevábamos siempre activo, ya que la interferen­cia nos ha parecido inapreciab­le. La absorción, con tan poco recorrido -20 mm-, también es sutil, pero se aprecia y agradece cuando el firme se vuelve irregular.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain