Has­ta el in­fi­ni­to

Ciclismo a Fondo - - LA GRAN PRUEBA -

Cuan­do sa­ca­mos la Tur­bo Creo SL de la ca­ja y vi­mos el cam­bio tra­se­ro Shimano XTR Di2 pen­sa­mos que se ha­brían con­fun­di­do. ¿Un cam­bio de bi­ci de mon­ta­ña? Lue­go vi­mos su úni­co pla­to de 46 dien­tes y el enor­me ca­se­te 11-42, con lo que se en­tien­de la ne­ce­si­dad de uti­li­zar­lo pa­ra apor­tar ran­go de de­sa­rro­llo de so­bra pa­ra afron­tar cual­quier subida -es li­ge­ra­men­te más cor­to que 34x32-. Es po­si­ble uti­li­zar­lo con las ma­ne­tas de ca­rre­te­ra Du­ra-Ace gra­cias a las po­si­bi­li­da­des de co­ne­xión de la tec­no­lo­gía E-Tu­be y, ya pues­tos, de­ci­di­mos co­nec­tar­lo al or­de­na­dor pa­ra con­fi­gu­rar los pul­sa­do­res y dar uso a los de la ma­ne­ta iz­quier­da pa­ra su­bir pi­ño­nes y de­jar los de la de­re­cha pa­ra ba­jar. Sí, al es­ti­lo SRAM.

GEO­ME­TRÍA

Que es­ta Tur­bo Creo SL es una au­tén­ti­ca bi­ci de ca­rre­te­ra que­da pa­ten­te tam­bién en sus me­di­das, prác­ti­ca­men­te cal­ca­das a las de la gran fon­do Rou­baix, que a su vez ya su­frió una de­por­ti­vi­za­ción en su úl­ti­ma re­no­va­ción. La prin­ci­pal di­fe­ren­cia la en­con­tra­mos en unas vai­nas al­go más de un cen­tí­me­tro más lar­gas, mo­ti­va­do por el es­pa­cio que ocu­pa el mo­tor. Es­to re­dun­da en ma­yor lon­gi­tud de ejes y, por tan­to, ma­yor es­ta­bi­li­dad. Pa­ra evi­tar que la bi­ci ten­ga una con­duc­ción pe­re­zo­sa, la hor­qui­lla cuen­ta con un avan­ce li­ge­ra­men­te su­pe­rior que re­du­ce el trail, con­si­guien­do do­tar de vi­ve­za al tren de­lan­te­ro. La di­rec­ción, co­mo co­rres­pon­de a una gran fon­do, es al­ta. Y más con el ma­ni­llar Ho­ver de do­ble al­tu­ra. Sin em­bar­go, es­to nos per­mi­te, con uno con­ven­cio­nal, lo­grar si que­re­mos una po­si­ción to­tal­men­te de­por­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.