PISSEI 2020

Las agra­da­bles tem­pe­ra­tu­ras que rei­nan en es­ta épo­ca del año en Gran Ca­na­ria han si­do el es­ce­na­rio per­fec­to en el que po­ner a prue­ba la nue­va co­lec­ción de Pissei de ca­ra a los me­ses ve­ni­de­ros.

Ciclismo a Fondo - - SUMARIO - Des­de Mas­pa­lo­mas (Gran Ca­na­ria) Ser­gio Pa­lo­mar

Así es su co­lec­ción de pri­ma­ve­ra/ve­rano.

Con más de 40 años a sus es­pal­das, Pissei no du­da a la ho­ra de pre­su­mir de su pro­ce­den­cia trans­al­pi­na a tra­vés de unas pren­das en las que la elega­ncia in­he­ren­te a la mo­da ita­lia­na se prio­ri­za al mis­mo ni­vel que el ne­ce­sa­rio ren­di­mien­to que se le exi­ge a las equi­pa­cio­nes ci­clis­tas más de­por­ti­vas. Y no hay otra for­ma de con­se­guir­lo que re­cu­rrien­do a una pro­duc­ción 100% ita­lia­na: te­ji­dos, ba­da­nas, grá­fi­cos, hi­los… ab­so­lu­ta­men­te to­dos los ele­men­tos que com­po­nen las pren­das de Pissei se ela­bo­ran en una de sus dos fá­bri­cas -la se­de cen­tral en Pis­toia, cer­ca de Flo­ren­cia, y otra en Cre­mo­na- en­tre las que se re­par­te la pro­duc­ción de la ro­pa de co­lec­ción y la per­so­na­li­za­da.

ASE­SO­RA­MIEN­TO DE PRI­ME­RA

A la ho­ra de au­nar es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas re­sul­ta de ines­ti­ma­ble ayu­da con­tar con el ase­so­ra­mien­to de ci­clis­tas ex­pe­ri­men­ta­dos que de­fi­nan con cla­ri­dad lo que se ha de exi­gir a un pro­duc­to de pri­mer ni­vel. Es por ello que Pissei ha in­cor­po­ra­do en sus fi­las a to­do un ex­cam­peón del mun­do co­mo Mau­ri­zio Fon­driest, quien man­tie­ne la mis­ma pa­sión por la bi­ci que cuan­do com­pe­tía y que no só­lo se li­mi­ta al pa­pel de em­ba­ja­dor de la mar­ca, sino que ha par­ti­ci­pa­do ac­ti­va­men­te en el de­sa­rro­llo de los pro­duc­tos de la nue­va co­lec­ción pri­ma­ve­ra/ve­rano. Una lí­nea que nos pre­sen­ta in­tere­san­tes pro­duc­tos, es­pe­cial­men­te en lo que re­fie­re a los mai­llots. En pri­mer lu­gar en­con­tra­mos el Pri­ma Pe­lle, un mai­llot que, co­mo nos de­ja adi­vi­nar su nom­bre, es­tá di­se­ña­do pa­ra ser uti­li­za­do di­rec­ta­men­te so­bre

la piel al es­tar fa­bri­ca­do con un te­ji­do su­per­elás­ti­co de tac­to muy sua­ve y rá­pi­do se­ca­do. Co­mo mues­tra de la ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción de es­ta pren­da, men­cio­nar que úni­ca­men­te se fa­bri­ca en 2 ta­llas que son ca­pa­ces de cu­brir to­do el ran­go. A con­ti­nua­ción te­ne­mos que ha­blar de su jo­ya de la co­ro­na: el mai­llot San Re­mo, que fue el que uti­li­za­mos en la sa­li­da de test que pu­di­mos dis­fru­tar por las ca­rre­te­ras ca­na­rias. Se tra­ta de su pren­da más de­por­ti­va, con un pa­tro­na­je ce­ñi­do y en el que se in­clu­yen has­ta 3 ti­pos de te­ji­do di­fe­ren­te. Pa­ra la par­te fron­tal em­plean el te­ji­do de ma­lla Dr­yMesh, muy abier­ta, que per­mi­te que la

trans­pi­ra­ción sea má­xi­ma, a la vez que se man­tie­ne se­co. De he­cho, nosotros lo em­plea­mos sin ca­mi­se­ta in­te­rior sa­lien­do muy con­fia­dos con los 25 ºC que en­con­tra­mos en la pla­ya de Mas­pa­lo­mas, sin con­tar que allí se ga­na al­ti­tud con ra­pi­dez y la tem­pe­ra­tu­ra des­cien­de al mis­mo rit­mo. Pe­ro, co­mo de­ci­mos, el fun­cio­na­mien­to del te­ji­do es per­fec­to y pu­di­mos rea­li­zar el des­cen­so sin pa­sar frío. Co­mo buen mai­llot de­por­ti­vo, en las man­gas se re­cu­rre a un te­ji­do más fir­me pa­ra dar una ade­cua­da su­je­ción a la zo­na, que a su vez cuen­ta con pro­pie­da­des ae­ro­di­ná­mi­cas. Fi­nal­men­te se op­ta por una li­cra de ma­yor den­si­dad en la zo­na de los bol­si­llos, a fin de man­te­ner­los fir­mes y evi­tar que cai­gan cuan­do lle­va­mos en su in­te­rior to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra un en­tre­na­mien­to lar­go: mó­vil, lla­ves, al­gu­na pren­da adi­cio­nal, etc. To­do ello en una li­ge­rí­si­ma pren­da de 112 gra­mos. En­tre los cu­lotes no en­con­tra­mos no­ve­da­des. En nues­tro ca­so, pu­di­mos uti­li­zar el mo­de­lo Tem­po, en­cua­dra­do en la zo­na in­ter­me­dia de su co­lec­ción. Un cu­lote de cor­te no tan ce­ñi­do co­mo las op­cio­nes to­pe de ga­ma, que se adap­ta a una am­plia va­rie­dad de fí­si­cos, pe­ro que man­tie­ne de­ta­lles de pri­mer ni­vel co­mo los ti­ran­tes en te­ji­do de re­ji­lla o una có­mo­da ba­da­na de do­ble den­si­dad ela­bo­ra­da por Pissei de la que no tu­vi­mos que­ja al­gu­na a lo lar­go de la sa­li­da.

IN­NO­VAN­DO

Pa­ra el fi­nal nos de­ja­mos la gran no­ve­dad que in­clui­rá su ca­tá­lo­go 2020. Si an­tes ha­blá­ba­mos del mai­llot San Re­mo co­mo cul­mi­na­ción de su ga­ma, en Pissei pen­sa­ron en có­mo dar una vuel­ta de tuer­ca a es­ta pren­da pa­ra ha­cer­la aún más de­por­ti­va. Si nos fi­ja­mos en las fo­tos del pe­lo­tón en los úl­ti­mos años, la ima­gen del ci­clis­ta con el mai­llot abier­to en las tó­rri­das jor­na­das ve­ra­nie­gas del Tour re­sul­ta ca­da vez me­nos ha­bi­tual de­bi­do a las me­jo­res cua­li­da­des de trans­pi­ra­ción con que cuen­tan es­tas pren­das. Con esa idea en la ca­be­za, en Pissei pen­sa­ron: ¿Por qué no qui­ta­mos la cre­ma­lle­ra? Na­ce así el mai­llot Vor­ti­ce en el que se apli­ca una cons­truc­ción si­mi­lar a la del San Re­mo pa­ra lo­grar la má­xi­ma trans­pi­ra­ción, pe­ro con un di­se­ño que po­dría­mos de­no­mi­nar co­mo ca­mi­se­ta de ci­clis­mo. Cor­te su­per­ce­ñi­do en las man­gas y cue­llo re­don­do y am­plio pa­ra evi­tar ro­ces re­don­dean una pren­da que lle­va la li­ge­re­za has­ta el lí­mi­te y que es­pe­ra­mos po­der pro­bar den­tro de unos me­ses ba­jo los 40 ºC del ve­rano ma­dri­le­ño. Du­ran­te nues­tro pe­ri­plo ca­na­rio nos tu­vi­mos que con­for­mar con ver­la en el di­se­ño per­so­na­li­za­do que ves­tía Mau­ri­zio Fon­driest y el de­sen­fa­da­do Car­toon que por­ta en la fo­to de la pá­gi­na an­te­rior Ro­ber­to Car­pig­na­ni, di­rec­tor de mar­ke­ting de Pissei. Una op­ción que la fir­ma ita­lia­na in­cor­po­ró a su ca­tá­lo­go ha­ce unas tem­po­ra­das y que es una mues­tra cla­ra de la im­por­tan­cia que dan al as­pec­to de sus pren­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.