Ciclismo a Fondo

Accidentes y regresos

-

El coraje de Carlos Canal. El ciclista más joven de la Itzulia no llegó hasta la cima de Arrate, pero su raza y coraje se recordarán mucho tiempo. El gallego se fue al suelo en la primera parte de la penúltima etapa cuando "rodaba delante para intentar coger la fuga" y sufrió una aparatosa caída. Tuvo que ser atendido por abrasiones, golpes y heridas en la cara, mentón, hombro y pierna derecha cuando aún quedaban 130 kilómetros por delante. El corredor del Burgos-BH, de 19 años, tuvo el valor de llegar hasta Ondarroa, donde concluía la etapa, y lo hizo con el rostro ensangrent­ado. Premiado como el más combativo del día, no pudo tomar la salida en la última jornada pero dejó el sello de su carácter peleón.

Caída y retirada por precaución. En la segunda etapa, que terminó con el sensaciona­l triunfo de Alex Aranburu, otro vasco, Víctor de la Parte, se fue al suelo. En un principio parecía que sin consecuenc­ias, pero el vitoriano comenzó a sentir molestias en la rodilla que fueron a más y en la quinta jornada decidió regresar a casa para levantar el pie una semana y recuperars­e de los dolores de cara a próximas citas.

Retorno de una firma mítica. La histórica fábrica Kas, radicada en Vitoria, está de vuelta. Desde sus dos míticas andaduras como equipo en el pelotón de los 60-70 y 80, con corredores como Sean Kelly, Paco Galdos, Txomin Perurena o José Manuel Fuente, hasta albergar una llegada del Tour de Francia en los aledaños de su sede en 1977, la firma de refrescos había desapareci­do del plano ciclista. Kas vuelve con fuerza y fue uno de los nuevos sponsors de esta Itzulia, en la que participar­on activament­e de la mano de sus embajadore­s Joseba Beloki, Beñat Intxausti e Ibon Zugasti. "Patrocinar un equipo es una vía que estamos explorando", anticipan desde la marca.

Con la clavícula rota hasta meta. Tenía toda la ilusión del mundo puesta en la Itzulia, la carrera de casa, y más vistiendo el maillot naranja, pero Mikel Bizkarra sufrió en sus carnes toda la mala suerte posible. En la bajada de la Arboleda, camino a Sestao, el vizcaíno cayó y se partió la clavícula. Aun así, se montó en la bicicleta y llegó hasta la línea de meta. No fue hasta por la noche cuando trascendió que toda esa parte final la hizo con sus huesos partidos y que no podría competir al día siguiente. Un revés enorme para el del Euskaltel-Euskadi, que venía de firmar una gran Volta a Cataluña y tenía grandes esperanzas en la Itzulia.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain