Ciclismo a Fondo

Más caídas que ataques

-

Más allá de la climatolog­ía que truncó la que iba a ser la etapa reina, el Giro de Italia quedó deslucido por la enorme lista de bajas por culpa de caídas que dejó a la carrera sin muchos de los grandes nombres que se habían presentado en Turín en busca de la maglia rosa. Esta edición de la carrera transalpin­a registró más caídas que ataques. La primera, y además ilustre, se cobró la participac­ión de Mikel Landa -foto inferior- en la quinta etapa. Cinco costillas y la clavícula rota, ni una semana aguantó el alavés en pie. Ese choque contra el voluntario en la isleta costó también el dorsal a Dombrowski, que no tomó la salida al día siguiente, igual que Pavel Sivakov. El ciclismo español terminó de quedarse sin opciones con la retirada de Marc Soler, toda una montaña rusa de sensacione­s las del catalán en el Giro. Soler arrancó, tiró y después desfalleci­ó en la etapa del sterrato, donde se dejó dos minutos con Bernal, y sólo un día después se fue al suelo. El del Movistar Team, por más que lo intentó acompañado por Albert Torres, sufría fuertes dolores en las costillas y dificultad para respirar que le hicieron echar el pie a tierra, por fortuna sin fracturas. Mucho peor parado acabó Alessandro de Marchi este Giro del que fue maglia rosa dos etapas. En esa misma

12ª etapa, el italiano del Israel Start-Up Nation sufrió una tremenda caída por la que tuvo que ser inmoviliza­do y evacuado en ambulancia. Se partió la clavícula, seis costillas y dos vértebras. Si de aparatosas caídas se habla, la peor y más numerosa de todas fue la acontecida con el paso de la carrera a Eslovenia, el país de moda en el ciclismo. Una montonera en los primeros kilómetros -en la imagen derecha- obligó a la organizaci­ón a neutraliza­r la etapa. Buchmann, que marchaba sexto, Guerreiro, Van Emden y Berhane tuvieron que abandonar la carrera. Otra de las etapas que estuvo marcada por las caídas fue la 17ª camino de Sega di Ala. En el descenso del Passo di San Valentino se fueron al suelo Giulio Ciccone, Nibali y Ghebreigza­bhier del Trek-Segafredo, lo que costó la participac­ión al primero. También cayeron Mikel Nieve y Schultz, y Evenepoel terminó volando por encima del quitamiedo­s para salvar la caída, poniendo a todos los pelos de punta y el corazón encogido. La estrella belga retomó la marcha, pero no tomó la salida al día siguiente. Igual de impactante que la suya fue la de Matej Mohoric en la novena etapa cuando se le fue la bici en pleno descenso. Tampoco Brambilla y Caicedo lograron acabar la prueba por caídas.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain