Ciclismo a Fondo

Vuela alto

Trece meses después, el colombiano del Arkéa-Samsic volvía a la senda del triunfo. Con su victoria en Pola de Lena cimentó su éxito en una Vueltina pasada por agua, con mucha montaña y batalla. Antonio Pedrero y Pierre Latour completaro­n el podio.

- Texto Fernando Belda Fotos Luis Ángel Gómez/Photo Gomez Sport

El ganador del Giro de Italia 2014 y La Vuelta 2016 sumó dos Vueltas a Asturias a su palmarés en pocas semanas. A mediados de marzo la UCI ratificaba la sanción de cuatro años al alicantino Raúl Alarcón, lo que implicaba además ser desposeído de sus resultados en 2017 y 2018, entre los que se encontraba la victoria en la ronda asturiana. Nairo, entonces en Movistar Team, acabó segundo la edición 2017 de la Vueltina

-en la que mantuvo una épica lucha con Alarcón en la subida al Acebo, bajo una intensa nevada-, por lo que pasaba a ser declarado el ganador oficial.

Apenas habían transcurri­do siete semanas de ese anuncio cuando recibía el maillot acreditati­vo de la Vuelta a Asturias 2017. Fue minutos antes de ponerse en marcha la jornada inaugural de la 63ª edición, una exigente etapa entre Oviedo y Pola de Lena en la que Quintana, tras un poderoso ataque en el Alto de Carabanzo, empezó a construir su segunda ronda asturiana. Con esta victoria volvía a levantar los brazos trece meses después. No lo hacía desde marzo de 2020, en la París-Niza. Demostrand­o estar plenamente recuperado de la operación en sus rodillas a la que se sometió en octubre, Nairo dominó de principio a fin, marcó diferencia­s en la primera etapa y controló a sus rivales en las siguientes, 2º en Cangas de Narcea y 5º en el Naranco. El Cóndor voló alto en tierras asturianas y mostró destellos del gran escalador que es.

Arkéa-Samsic vino con un potente equipo y dominó con autoridad una carrera nerviosa, con mucha montaña, disputada a ritmo frenético y en la que el clima -lluvioso y desapacibl­e- añadió un extra de dureza. Un golpe de moral para el colombiano que le hace ver que está en el camino correcto. “Poco a poco, después de la rehabilita­ción y alguna caída, me voy recuperand­o. Esta victoria es muy importante. Asturias me trae buenos recuerdos; es especial volver a ganar aquí. Cada vez me siento mejor y mi objetivo es ahora el Tour de Francia”, apuntó Nairo tras confirmar un triunfo reparador.

DECISIVO CARABANZO

Quintana quería marcar territorio muy rápido y buscó con decisión el golpe de mano que le puso de inicio al mando de la general. En un día frío y lluvioso, la etapa inaugural -con siete puertosest­uvo marcada por la fuga de José Manuel Gutiérrez (Gios-Kiwi Atlántico) y Daniel Viegas (Eolo-Kometa).

El Gallu dejó atrás al portugués e hizo en solitario la ascensión a la Collaona, pero en el largo tramo con carretera ancha y terreno en ligero descenso hasta el Alto de La Cabaña el pelotón, encabezado por los Arkéa-Samsic, se le echó encima.

Su caza dio paso a unos kilómetros frenéticos, con tres puertos encadenado­s en los que los favoritos pasaron al ataque. Héctor Carretero tomó unos metros de ventaja antes de Carabanzo, corto pero muy duro -2 km al 10%-, clave para el devenir de la carrera. En sus primeras rampas lanzó un duro ataque Nairo Quintana, que sólo Einer Rubio aguantó en un primer momento. El joven colombiano del Movistar Team terminó cediendo ante el imponente ritmo del ganador de Giro y Vuelta.

Coronó Carabanzo con 20” de ventaja, que supo gestionar en el rápido descenso hasta la meta de Pola de Lena, donde empezaría a asentar su triunfo en la Vueltina. Antonio Pedrero y Pierre Latour le secundaron en meta, a 26 y 27 segundos respectiva­mente.

Vestido con el maillot azul de líder, Quintana afrontó el segundo asalto con la consigna de vigilar a sus más cercanos rivales. La etapa tenía como principal atractivo la subida al Alto del Acebo, de 1ª categoría, que se coronaba a 13 km

del final. La batalla entre los favoritos se produciría allí.

ESTRENO DE CARRETERO

Sus duras rampas hicieron una selección de ocho ciclistas que se jugaron la victoria. Héctor Carretero inauguró en Cangas del Narcea su palmarés profesiona­l con 25 años y en su quinta temporada en el Movistar Team, jugando siempre un valioso rol de hombre de equipo. El de Madriguera­s alzó al fin los brazos con un inteligent­e sprint en el que tomó la iniciativa para entrar primero a la última curva. Una victoria que, admitió, “me da muchísima moral y es un desahogo grande”.

Los ciclistas del Movistar Team, mayoría en el grupo destacado en el Acebo, quisieron desarmar al líder con ataques sucesivos de Einer Rubio y Pedrero, pero Quintana no mostró debilidad alguna. Tras superar a los fugados, Unai Cuadrado (Euskaltel-Euskadi) y Mathieu Burgaudeau (Total Direct Energie), y a Ilnur Zakarin, que había saltado desde

el pelotón, coronaron en cabeza Rubio y Víctor de la Parte, aunque con ocho segundos escasos sobre un grupo muy reducido en el que el líder del Arkéa controlaba con solvencia.

En el inicio del descenso se produjo la caza para jugarse la etapa al sprint. Nairo entró segundo en meta, a rueda de Carretero. Tras ellos, Einer Rubio, Roger Adrià, José Manuel Díaz, Antonio Pedrero, De la Parte y Zakarin, que completaba­n el selecto grupo. Pierre Latour se dejó 37”, con lo que el colombiano ampliaba diferencia­s en la general.

EL NARANCO DE LATOUR

El francés del Total Direct Energie se sacó la espina en la breve y explosiva etapa final, marcada de nuevo por la montaña y la batalla constante. Con el duro Violeo como aperitivo (2,7 km al 10,8%), el Alto del Naranco (5,4 km al 6,6%), un clásico recuperado en este 2021, dictó sentencia. La victoria en la cima ovetense no le serviría a Pierre Latour para inquietar el liderato de Nairo Quintana, pero sí para subir al podio final, en el que un sólido Antonio Pedrero (Movistar) ocupó el segundo cajón.

Movistar Team, consciente de la superiorid­ad del colombiano de Arkéa en la montaña, buscó atacar de lejos aprovechan­do que contaba con varias bazas. Metieron a Nelson Oliveira -11º de la general- en la fuga de siete que se formó en los primeros kilómetros, en la que también entraron Ángel Madrazo y Luis Ángel Maté, entre otros. No pudieron aguantar el empuje en una etapa disputada a velocidad de vértigo y todos fueron cazados en la exigente ascensión al Violeo.

Tras coronar este puerto se sucedieron los ataques entre los favoritos. Pedrero, la principal amenaza para Nairo, lo intentó con un par de arreones en el Naranco que el colombiano secó con autoridad. También se moverían Osorio, Einer Rubio..., pero ninguno prosperó hasta que Latour lanzó una fuerte ofensiva en el último kilómetro que le permitió llegar en solitario con dos segundos de ventaja sobre el colombiano Alejandro Osorio (Caja Rural-Seguros RGA).

A 12” entraban De la Parte, Pedrero y un Nairo Quintana superior, que no vio peligrar su maillot azul. Sus problemas en las rodillas parecen superados; el colombiano vuelve a volar alto.

 ??  ??
 ??  ?? Muy luchado. El podio de la peleada 63ª Vuelta a Asturias-Julio Álvarez Mendo con Nairo Quintana, Pedrero y Latour.
Muy luchado. El podio de la peleada 63ª Vuelta a Asturias-Julio Álvarez Mendo con Nairo Quintana, Pedrero y Latour.
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ?? 6 Pedrero no se cortó. El catalán del Movistar Team intentó desbancar a un Nairo Quintana que no mostró fisuras.
6 Pedrero no se cortó. El catalán del Movistar Team intentó desbancar a un Nairo Quintana que no mostró fisuras.
 ??  ?? 4 ¡Diana! Héctor Carretero (Movistar Team) no olvidará Cangas del Narcea, donde obtuvo su primera victoria como corredor profesiona­l.
4 ¡Diana! Héctor Carretero (Movistar Team) no olvidará Cangas del Narcea, donde obtuvo su primera victoria como corredor profesiona­l.
 ??  ?? 5 Doble alegría. Pierre Latour impuso su rush final en el Naranco y además se aupó al tercer puesto en la general.
5 Doble alegría. Pierre Latour impuso su rush final en el Naranco y además se aupó al tercer puesto en la general.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain