Ciclismo a Fondo

Inés Cantera

Pasada de frenada

- Texto Ainara Hernando

La abulense del Sopela Women’s Team rueda con paso tranquilo pero firme en su camino hacia lo más alto con los sabios consejos y al abrigo de su amigo y mentor Carlos Sastre, en cuya escuela se hizo ciclista. Ya ha sido la tercera española en la general de la Setmana Ciclista Valenciana, sólo por detrás de Mavi García y Sandra Alonso.

¿Por qué elegiste el ciclismo? Porque se apuntó mi hermano. Y lo que hace un hermano mayor, pues allá que vas de cabeza, siguiendo sus pasos. Me saca tres años. De pequeña había hecho triatlones y en casa había bicis; a mi padre le ha gustado desde siempre. De su afición se contagió mi hermano y luego yo, que ya seguía el ciclismo por la tele. Empecé en El Barraco, en la Fundación de Víctor Sastre, justo un año después de que Carlos ganara el Tour. Sigo en contacto con ellos todos los días.

¿Hablas mucho con Carlos? Mucho. Me cuenta cosas de cuando era él ciclista y me apoya en todo. Si algún día me pasa algo y estoy desmotivad­a, le llamo. Me da consejos, me dice que la bici es así, unos días estás arriba y otros abajo. Con una llamada consigue convencerm­e. Igual no le digo directamen­te que estoy desmotivad­a, pero sí que me ha pasado algo o tengo dolores o molestias. Siempre me da muchos ánimos.

Tres palabras que te definan como persona. Trabajador­a, tranquila y observador­a.

Y otras tres palabras como ciclista. Combativa, constante y competitiv­a.

¿Qué tipo de ciclista eres? Escaladora. Aunque no se me da bien, me gusta rodar. No lo disfruto tanto como los puertos. En llano sufro, pero aguanto. Mejor subir.

¿Y bajar qué tal se te da? Hace dos años lo pasaba mal, pero he mejorado un montón. Se consigue, sobre todo, con práctica y perdiendo el miedo. Lo más importante es sentirse segura en la bici.

¿Hay un antes y un después a la hora de perder ese miedo? No inmediatam­ente, pero sí te das cuenta que sucede. Lo he notado de un año para otro. En carrera iba pensando que venía la bajada, ya verás qué mal lo voy a pasar. Y en cambio ahora lo veo como una parte más.

¿Cuál es tu puerto preferido? No tengo ninguno, aunque Serranillo­s es el que más hago. Para ir ahí tengo que subir primero Navarrevis­ca, que no es un puerto como tal porque no está señalado, pero para llegar hasta el pueblo es todo subida.

Un titular que te gustaría leer contigo como protagonis­ta. Inés Cantera dispuesta a seguir creciendo.

¿Prefieres salir sola o acompañada a entrenar? Suelo salir con mi hermano, que es sub-23. Si él compite, entreno sola. Y si estamos los dos en casa, rodamos juntos y también con mi padre. Alguna vez pedaleo con Diego Rubio.

¿Le pides muchos consejos a Diego, que es profesiona­l del Burgos-BH? Se aprende de él. Intento atender y mirar mucho lo que come cuando entrena, cómo se cuida. ¡Va muy rápido! Pero le consigo seguir. Soy una persona muy callada, me da un poco de respeto preguntar. Trato de aprender mirando sin molestarle y pasar desapercib­ida.

¿Cuál es tu talón de Aquiles? Las cronos llanas; no me gustan nada.

El mejor día que has tenido encima de la bicicleta. La Copa de las Naciones del año pasado con la selección. Era júnior todavía, nunca había trabajado como equipo y fue el primer fin de semana de descubrir esa experienci­a. Fue muy bonito. En sub-23 ya lo estoy viviendo más veces, pero entonces no lo conocía y fue especial.

¿Y el peor? Hace dos años en la Copa de España en Almería. Me caí dos veces y estaba fatal. Además llovía y con el agua voy muy mal.

¿Has sentido alguna vez que querías dejarlo todo? No, tanto no. De pasarlo mal y pensar quién me mandará a mí meterme en esto pudiendo quedarme en casa, sí; pensar en dejarlo, nunca.

¿Qué dicen tus padres? Que así es la vida y así es la bici. ¡Que tengo que abrigarme más!

En la Setmana Ciclista Valenciana terminaste 15ª y tercera española tras Mavi García y Sandra Alonso. Llegué con un poco de miedo porque eran cuatro etapas y no había corrido tantos días seguidos ni tantos kilómetros. Y con el nivel que iba a haber. Todo era nuevo y me fue bien. Cada día me encontraba mejor. Te ves en el pelotón internacio­nal compartien­do esfuerzo con las mejores ciclistas y poder aguantarla­s es lo más. Son cosas que hace cinco años no esperaba que me pasaran ni en broma.

¿Y mientras tanto estudias? Sí, diseño online. Iba a hacerlo en Madrid, pero estoy muy bien en mi pueblo. Aquí puedo entrenar mejor que en la ciudad, mucho más tranquila.

¿A quién te gustaría parecerte? Me fijo atentament­e en todas, me gusta mirarlas. Tengo muchas a las que quisiera parecerme. Me encanta cómo se desenvuelv­e Cecilie Uttrup Ludwig. Y de las españolas, Mavi y Sheyla. Soy muy de observar.

¿Qué es lo mejor de Navaluenga? Las carreteras tranquilas y el entorno, que es muy bonito. Para cualquier lado que sales tienes subidas.

Una manía confesable. Soy muy perfeccion­ista. Si hay algo que no me gusta cómo está puesto, me molesta mucho.

¿Eres superstici­osa? Digo que no, pero sé que sí. Si una carrera me ha ido bien, en la siguiente llevo las mismas zapatillas.

Un sueño como ciclista. Llegar a profesiona­l, después estar en un Mundial élite. Y luego ya otro grandísimo, ir a unos Juegos Olímpicos.

¿A qué dedicas el tiempo libre? Me gusta ver pelis y series. También cocinar y los videojuego­s.

¿A qué ciclista del pelotón elegirías para irte de vacaciones? Con mi compañera del Sopela Women's Team, Natalia Saiz. La he conocido este año y me ha caído muy bien.

 ?? Foto Photo Gomez Sport ??
Foto Photo Gomez Sport

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain